konzapata.com

A este venezolano desde niño le gustó la cocina y ahora con las cachapas hace un negocio redondo en Madrid

miércoles 12 de febrero de 2020, 22:26h
Andrea Herrera (ALnavío).- Siguiendo una vocación que surgió cuando apenas era un adolescente, el chef venezolano Oswaldo Sánchez Petit, abrió en octubre de 2017 el restaurante Federica, donde se sirve comida italiana fusión. El éxito de sus fogones en el transcurso del primer año de actividad, le impulsó a pensar en la ampliación de sus negocios de restauración hacia un estilo artesanal. Así nació en Madrid la cadena Cachapeishon.
El chef Oswaldo Sánchez está al frente de Federica / Foto: cortesía
El chef Oswaldo Sánchez está al frente de Federica / Foto: cortesía

Nieto de españoles e italianos, Oswaldo Sánchez Petit llegó a Madrid en 2014, con su esposa y una bebé de tres meses. En el currículum constaba la formación como chef y la experiencia en restaurantes y hoteles de República Dominicana, Bogotá y Caracas. Consiguió un primer empleo frente a las cocinas del Ramsés, una referencia culinaria en Madrid, ubicado en la histórica Puerta de Alcalá.

Cocinaba en las tardes y noches mientras estudiaba en la mañana un master en Dirección de Empresas en la Universidad Europea de Madrid, continuación de los estudios de Relaciones Industriales y Comunicación Social mención comunicaciones publicitarias y corporativas, que llevó a cabo en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Venezuela.

Lea esta nota completa en ALnavío