konzapata.com

Presionar a aliados como España no contribuirá al cambio democrático que Venezuela necesita

domingo 16 de febrero de 2020, 13:49h
Ysrrael Camero (ALnavío).- La política exterior del gobierno de España la fija Presidencia y se expresa a través del Ministerio de Asuntos Exteriores. A efectos concretos, hay una sucesión significativa de decisiones de política exterior que ratifican el apoyo a Juan Guaidó como Presidente encargado, pero hay acciones y declaraciones que parecen marcar diferencias y disidencias internas, que han levantado preocupación entre los demócratas venezolanos, entre otros aliados internacionales, brindando oportunidades al PP, a Ciudadanos y a Vox, para atacar al gobierno de Sánchez haciendo uso del tema venezolano.
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, recibió a Guaidó en Madrid / Foto: CCN
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, recibió a Guaidó en Madrid / Foto: CCN

Cuando Juan Guaidó asumió constitucionalmente la Presidencia de la República, en su carácter de presidente de la Asamblea Nacional, se generó la expectativa de una pronta resolución de la crisis, tanto dentro de Venezuela, como en las principales cancillerías de los países democráticos occidentales.

Se constituyó, con gran esfuerzo, una red de apoyo de la comunidad internacional a la Presidencia de Guaidó. Estados Unidos por un lado, en coordinación con el Grupo de Lima, y la Unión Europea por el otro, impulsando la creación del Grupo de Contacto, desarrollaron una política de apoyo a una transición a la democracia en Venezuela.

Este proceso debía desembocar en la realización de unas elecciones presidenciales libres, para subsanar las no reconocidas del 20 de mayo de 2018, pasando por el cese de la usurpación de Nicolás Maduro, y el establecimiento de un gobierno de transición.

Lea esta nota completa en ALnavío