konzapata.com

A Rusia se le convirtió en un problema mayor la perversa operación política que montó contra Guaidó

jueves 20 de febrero de 2020, 14:00h
Juan Carlos Zapata (ALnavío).- La sanción de los Estados Unidos contra la filial de Rosneft tiene un origen más allá de que la empresa era el apoyo principal del régimen de Maduro en la comercialización del petróleo. Putin y Rusia se montaron en una operación perversa contra Juan Guaidó y la sanción a Rosneft Trading S.A es la respuesta. Esta es la historia.
Putin y Rusia se montaron en una operación perversa contra Juan Guaidó / Foto: Kremlin
Putin y Rusia se montaron en una operación perversa contra Juan Guaidó / Foto: Kremlin

A finales de 2019, el viceministro de Finanzas de Rusia, Serguéi Storchak, anunció que Rusia ayudaría al régimen de Nicolás Maduro en materia económica sólo si Juan Guaidó no era reelecto en la presidencia de la Asamblea Nacional. Rusia, junto a Cuba, el principal aliado de Maduro, había adelantado que estaba dispuesta a enviar más de una docena de asesores, había adelantado a mediados de 2019 la ampliación de acuerdos y convenios en distintas materias, y hasta la vicepresidenta Ejecutiva de Maduro, Delcy Rodríguez, de regreso de una visita a Moscú, avisó que a Caracas iba a llegar una avanzada de empresarios y funcionarios rusos, lo cual no ocurrió.

Ninguna de las promesas se concretó porque el problema es la Asamblea Nacional que domina Guaidó y domina la oposición a Maduro. La Constitución de Venezuela dice que los acuerdos de interés público deben ser aprobados por el Parlamento. Y Rusia quiere protegerse de la legalidad.

Fue Rusia la que sugirió entonces que Maduro dominara la Asamblea Nacional, y que las fuerzas del chavismo volvieran al recinto parlamentario. ¿Cómo lo iba a hacer? La carpintería quedaba en manos de Maduro y del segundo del régimen, Diosdado Cabello, y del ministro Jorge Rodríguez y de la vicepresidente Delcy Rodríguez. Para Rusia lo clave era que Guaidó no siguiera al frente, lo cual originaba que ya no sería el Presidente Encargado, que es una posición derivada de su condición de titular de la Asamblea Nacional. Pero dominar la Asamblea Nacional es un asunto imposible para el chavismo, dada la correlación de fuerzas. La oposición cuenta con mayoría amplia desde 2015.

Lea esta nota completa en ALnavío