konzapata.com

¿Convencerán a Putin los aliados internacionales de Guaidó para que apoye una elección presidencial en Venezuela?

viernes 21 de febrero de 2020, 15:00h
Daniel Gómez (ALnavío).- Se cumple uno de los grandes objetivos de la gira internacional de Juan Guaidó: la coordinación de los aliados. Esta semana el Grupo de Lima y la Unión Europea ratificaron que están en la misma ruta. Que la mejor solución para Venezuela es la celebración de elecciones presidenciales. Y que para ello hay que contar con Rusia. El gobierno de EEUU también admitió este punto al decir que las sanciones a Rosneft son una medida de presión para que Moscú convenza a Maduro de unas presidenciales. ¿Pero este es un objetivo realista? Los analistas responden al diario ALnavío.
La UE y el Grupo de Lima reman en la misma dirección / Foto: Gobierno de Canadá
La UE y el Grupo de Lima reman en la misma dirección / Foto: Gobierno de Canadá

“La última declaración del Grupo de Lima deja algo verdaderamente importante. Por fin América Latina y Europa piensan realmente en coordinar sus posiciones”, dijo al diario ALnavío el exembajador de Venezuela ante la ONU Fernando Gerbasi.

“La coordinación entre el Grupo de Lima y el Grupo de Contacto de Europa es una necesidad. Una necesidad que tiene también que coordinarse con una movilización interna en Venezuela. Esta es la única posibilidad de obligar a Maduro a llegar a posiciones a las que no quiere llegar. Y para conseguir esto también es necesaria la colaboración de Rusia y hasta la de Cuba”, agregó el analista y representante de Un Nuevo Tiempo en Madrid, Ysrrael Camero.

“Lo ideal es una negociación a distintos niveles. Un grupo que trabaje más en petit comité para tratar de acercar a las partes en Venezuela, pero luego establecer una corona de apoyo más amplia en la que participen la mayor cantidad de países posibles. Parece que el Grupo de Lima y la Unión Europea van por ahí”, dijo al diario ALnavío la investigadora principal para América Latina del Centro de Relaciones Internacionales de Barcelona, Anna Ayuso.

Lea esta nota completa en ALnavío