konzapata.com

La soberbia de Maduro le crea problemas a Rusia, España y Portugal

viernes 21 de febrero de 2020, 21:15h
Pedro Benítez (ALnavío).- Donald Trump sube todavía más la apuesta y no sanciona esta vez a PDVSA sino a la petrolera rusa Rosneft. Esto es la consecuencia de una serie de torpezas que Nicolás Maduro ha cometido, manteniendo el tema Venezuela en el centro del escenario mundial. Puede que Vladímir Putin no varíe su posición, pero apoyar a Maduro le saldrá muy caro. Además, Maduro también le creó problemas al gobierno socialista de España y ahora se pelea sin ningún motivo con otro gobierno de izquierda, el de Portugal.
Putin ha subestimado el costo de seguir apoyando a Maduro / Foto: Kremlin
Putin ha subestimado el costo de seguir apoyando a Maduro / Foto: Kremlin

Por lo visto muchos han subestimado el problema Venezuela. Hace un año por estas fechas tanto en la administración de Donald Trump como en el Grupo de Lima daban por inminente la caída de Nicolás Maduro. Ahora en el otro lado de la cancha ocurre exactamente lo contrario, es el presidente ruso Vladímir Putin quien ha subestimado el costo que le implicaría seguir apoyando a Maduro.

La diferencia es que Estados Unidos, con una economía que es más de 10 veces la de Rusia, siempre tiene bastante margen de maniobra.

Dando por buenas las informaciones que recibió, Trump calculó una victoria fácil y rápida en Venezuela respaldando a Juan Guaidó en enero de 2019. Las cosas no han resultado como esperaba. Pero no por eso va a desistir. Todavía le queda mucho pulmón.

Lea esta nota completa en ALnavío

Pedro Benítez