konzapata.com

Evo Morales reclama lo que él negó a la democracia con el fraude electoral de 2019

viernes 21 de febrero de 2020, 20:00h
Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Evo Morales no podrá ser candidato al Senado. Fue inhabilitado por el Tribunal Supremo Electoral luego de extensas deliberaciones. El expresidente de Bolivia reacciona señalando que se trata de un golpe a la democracia. ¿Pero cómo? Alza la voz quien por cierto fue el que le dio a un golpe a la democracia, primero desconociendo un referendo en 2016 y luego montando un fraude electoral en 2019. Y es el mismo Evo Morales que llamó a sus partidarios a bloquear ciudades como forma de ejercer presión para que la oposición reconociera su presunta victoria en las elecciones de 2019.
Evo Morales dice que se trata de un golpe a la democracia / Foto: @evoespueblo
Evo Morales dice que se trata de un golpe a la democracia / Foto: @evoespueblo

Evo Morales es un líder fundacional, ha dicho el expresidente de Ecuador, Rafael Correa. La izquierda de España lo califica de líder imprescindible. De polo a polo la idea que se vendía en los discursos, es que Evo Morales no podía dejar el poder, no podía dejar el gobierno. Por ser un líder necesario. Por ser un líder comprometido con los pueblos. Pero Evo Morales renunció, se fue al exilio y Bolivia encauzó un nuevo proceso político y el país se encamina hacia las elecciones en mayo. No ha pasado nada. No ha habido revueltas civiles. Las protestas las generó Evo Morales con el fraude electoral. El propio movimiento del expresidente, el MAS, ha aceptado las reglas de juego. Más bien, en lo interno del MAS, se critica la imposición de Evo Morales del binomio electoral que participará en los venideros comicios de mayo.

Evo Morales escribió en su cuenta de Twitter: “La decisión del Tribunal Supremo Electoral es un golpe contra la democracia. Los miembros del @TSEBolivia saben que cumplo todos los requisitos para ser candidato. El objetivo final es la proscripción del MAS”. Los cumple en el papel. No en la realidad política. Evo Morales atentó contra la democracia, y atentó contra la seguridad y la integridad del país. Y ya fuera del poder, se ha detectado que tampoco manejó con pulcritud los recursos de Bolivia ni que dejó la economía en la situación que suele presumir.

Lea esta nota completa en ALnavío