konzapata.com

Con la acusación de EEUU se desbarata todo el plan de Maduro de sacarle provecho al coronavirus

viernes 27 de marzo de 2020, 18:00h
Pedro Benítez (ALnavío).- El Poder Judicial de Estados Unidos ha comenzado a moverse como una pesada pero imparable maquinaria contra los principales dirigentes del régimen chavista en Venezuela empezando por Nicolás Maduro. Nada lo va a detener. No se trata ya de la simpatía o cálculos electorales de Donald Trump o de algún otro político republicano o demócrata en ese país. Las instituciones de los EEUU no le van a dar tregua a Maduro. Con o sin coronavirus. Esto desbarata los planes para flexibilizar las sanciones y complica todavía más el cuadro político venezolano.
La operación que Maduro venía articulando se ha venido abajo / Foto: Prensa Maduro
La operación que Maduro venía articulando se ha venido abajo / Foto: Prensa Maduro

Toda la operación política que Nicolás Maduro venía articulando internacionalmente para aprovechar la pandemia del coronavirus a fin de desmontar las sanciones norteamericanas contra el régimen se ha venido abajo. La presentación de cargos por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos este jueves 26 de marzo contra él y varios altos personeros del chavismo, por su presunta vinculación con narcotráfico, abre un nuevo capítulo en el drama político venezolano.

El Fiscal General William Barr impuso cargos por tráfico de drogas a la plana mayor del chavismo luego de una larga investigación de las autoridades federales y tres lustros de acusaciones e investigaciones periodísticas dentro y fuera de Venezuela.

En realidad esto era algo que se veía venir de manera más o menos independiente de la estrategia de sanciones y presiones de la Casa Blanca contra el régimen chavista.

Lea esta nota completa en ALnavío

Pedro Benítez