konzapata.com

Estos números confirman que la realidad de PDVSA es peor que lo que se dice

lunes 20 de abril de 2020, 20:50h
Por Caleb Zuleta (Konz).- No es que Venezuela esté produciendo alrededor de 660.000 barriles diarios, según el más reciente de la Organización de Países Productores de Petróleo, OPEP. El hecho más grave es el pobre aporte que hace PDVSA a aquel volumen.
La debilidad de PDVSA es evidente por lo que dice Rafael Ramírez. / Foto: PDVSA
La debilidad de PDVSA es evidente por lo que dice Rafael Ramírez. / Foto: PDVSA

El expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez, viene elaborado cada semana un reporte petrolero. En el más reciente admite que la producción de crudo en Venezuela alcanza 660.000 barriles diarios. Que es lo que señala, a su vez, el último boletín de la OPEP. Pero Ramírez avanza un paso más y señala que “en el periodo 2015-2020, se observa que se ha generado un cambio estratégico en la producción de petróleo”. El exZar de PDVSA atribuye el cambio a la intervención del gobierno de Nicolás Maduro.

Pero Ramírez avanza un paso más y señala que “en el periodo 2015-2020, se observa que se ha generado un cambio estratégico en la producción de petróleo”.

¿Cómo se manifiesta ese cambio estratégico? Dice que en 2013 la producción estaba bajo control 100% de PDVSA pero que ahora se ha procedido a una privatización de facto. Eso por un lado. Por el otro es que ese mismo año, de los 3.011.000 barriles, 1.881.000 los sacaba 100% PDVSA y el resto, 1.130.000, las empresas mixtas, cuya composición accionaria favorecía a PDVSA con el 70%. Así que visto en porcentajes, el 63% del petróleo era producido por PDVSA y el restante 37% por las empresas mixtas.

¿Qué pasa hoy? ¿Cuál es el cambio? Sobre lo que dice el reporte de Ramírez, en primer lugar que en comparación con 2013 la caída de la producción es de 78%. Y que de los 660.00 barriles, PDVSA apenas aporta, por esfuerzo propio, 105.000 barriles. ¿Dónde están los otros barriles? Por un lado, los contratos de servicios petroleros suman 106.800 barriles y las empresas mixtas que ahora son operadas por el socio privado, 448.000 barriles diarios.

O lo que es lo mismo, calcula el informe de Rafael Ramírez, el 16% es de PDSVSA; otro 16% es de los contratos de servicios y el 68% de las empresas mixtas.

Hay que concluir que si no fuera por las empresas mixtas que controlan las multinacionales, ya no habría producción petrolera en Venezuela, en verdad.