konzapata.com

Una nueva ola de protestas sacude gran parte de la geografía de Venezuela

viernes 24 de abril de 2020, 21:03h
Pedro Benítez (ALnavío).- Los motines del hambre sacuden a la Venezuela profunda. Ese país azotado por la carestía y abandonado a su suerte por el régimen chavista. El detonante del malestar es la manera corrupta y arbitraria como los funcionarios civiles y militares chavistas venden la gasolina y las cajas de los alimentos sociales, Clap. Mientras tanto, desde el centro del poder en Caracas, Nicolás Maduro mira con indiferencia confiado en su control sobre la Fuerza Armada Nacional y apostando a una población resignada. Dispuesto a imponer una “normalidad relativa y vigilada”.
Más protestas en Venezuela y esta vez protesta el pueblo pobre / Foto: Captura
Más protestas en Venezuela y esta vez protesta el pueblo pobre / Foto: Captura

Una ola de protestas como no se veía desde inicios de 2018 sacude los distintos confines de Venezuela. En las últimas horas ha ocurrido una sucesión de motines, saqueos, conatos de saqueos y enfrentamientos con la fuerza pública que han dejado decenas de detenidos, al menos seis heridos de bala y un muerto. Los protagonistas son las poblaciones más pobres de los estados Bolívar, Sucre, Lara, Falcón, Barinas, Trujillo, Mérida y Portuguesa. El Oriente y Occidente del país simultáneamente.

El problema de la gasolina

El combustible en esta ocasión es la falta de combustible. O más bien la forma en cómo se administra. Reclaman los pequeños productores agrícolas que no pueden trasladar sus cosechas a los centros urbanos por la escasez de gasolina. Pero también se protesta por la falta de agua potable, electricidad, gas doméstico, alimentos y medicinas.

Esta es la protesta de la Venezuela profunda, azotada por el hambre y abandonada a su suerte por el régimen chavista que desde hace años concentra sus menguados recursos en Caracas, sede del poder político, a fin mantenerla bajo control.

Lea esta nota completa en ALnavío

Pedro Benítez