konzapata.com

Trump pone a prueba la democracia presionado por unas encuestas que no lo favorecen

viernes 22 de mayo de 2020, 15:23h
Leopoldo Martinez Nucete (ALnavío).- Estas prácticas antidemocráticas traen recuerdos dolorosos a los ciudadanos estadounidenses que, como yo, venimos de países como Venezuela, donde este tipo de abusos de poder que subordinan la función de contraloría al propio gobierno, que condicionan ilegal e inconstitucional el financiamiento asignado por el Congreso para los Estados, y que suprimen la participación electoral, todas en conjunto, a la que habría que sumar la partidización política de las agencias de aplicación de la ley y el Poder Judicial, allanaron el camino a un sistema político corrupto y autoritario.
Trump pierde en las encuestas y ¿se desespera? Foto: @WhiteHouse
Trump pierde en las encuestas y ¿se desespera? Foto: @WhiteHouse

Escribo este artículo bajo un sentimiento de alarma. Las últimas semanas resultan verdaderamente preocupantes para el futuro de la democracia en los Estados Unidos. Ocurre de forma insistente: la retórica de Donald Trump se traduce continuamente en acciones concretas que socavan las instituciones, sin que, hasta ahora y de forma inexplicable, se haya producido una reacción de la mayoría de los líderes republicanos en el Senado.

Durante un corto periodo de tiempo, Donald Trump ha abusado de los poderes presidenciales para remover de su cargo a cinco inspectores generales, señalando claramente que ninguna persona en esos puestos puede usar su autoridad de supervisión y contraloría para hacer cumplir la ley, y que, de hacerlo, habrá represalias contra aquellos que han expuesto irregularidades o pasos en falso de la administración, o simplemente aquellos que no siguen su agenda política.

El proceso de remoción del cargo de Inspector General está sujeto a la supervisión del Congreso y debe estar fundado en legítimas razones. Como consecuencia, los legisladores del Parido Demócrata como el senador Bob Menéndez y el representante Eliot Engel han sido frontales en su denuncia de la administración Trump por este escandaloso abuso de poder. Y no han sido los únicos. El senador Chuck Grassley, del Partido Republicano de Iowa, ha pedido al Presidente que justifique la destitución de Michael Atkinson -Inspector General de la Comunidad de Inteligencia-, y advirtió: "Una falta general de confianza, simplemente no es suficiente detalle para satisfacer al Congreso”.

Lea esta nota completa en ALnavío