konzapata.com

Como el chavismo destruyó PDVSA, su principal fuente de poder, ahora viene la revancha del sector privado

viernes 29 de mayo de 2020, 21:15h
Pedro Benítez (ALnavío).- En Venezuela está en desarrollo un cambio transcendental. Por primera vez en décadas el sector privado está dejando de depender del Estado y es el Estado el que está empezando a depender de los privados. Y eso es algo que a la plana mayor del chavismo no le gusta. Pero esa es, por ejemplo, la solución definitiva a la grave escasez de combustible que tiene paralizado al país desde hace 10 semanas.
Maduro no tiene otra opción que aumentar el precio de la gasolina / Foto: @NicolasMaduro
Maduro no tiene otra opción que aumentar el precio de la gasolina / Foto: @NicolasMaduro

Nicolás Maduro deshoja la margarita. ¿Insiste en regular el precio y distribución de la gasolina que ha comprado Irán? ¿O libera la importación de combustible?

En la primera opción mantiene el control, la ineficacia, la corrupción generalizada de los funcionarios militares que controlan la distribución y no resuelve el problema. En la segunda deja que actúen las fuerzas del mercado, normaliza la distribución en una situación en la cual compraran gasolina en Venezuela los que puedan y pierde poder sobre la sociedad.

Una demostración de que esto último da resultados se vio en 2019. Justo con el inicio de las sanciones comerciales de los Estados Unidos, el régimen madurista efectuó un ensayo: liberó importaciones, dejó de fiscalizar precios, se olvidó del control de cambios y se resolvió el agudo desabastecimiento que caracterizó a Venezuela durante tres años.

Lea esta nota completa en ALnavío

Pedro Benítez