konzapata.com

Alex Saab

José Guerra (ALnavío).- El martes 26 de mayo de 2020 fue asesinado en una emboscada en el estado Bolívar, el primer teniente de la Fuerza Armada Bolivariana de Venezuela, Jesús Manuel González Gómez. También falleció un sargento. Fueron muertos por una banda de delincuentes, traficantes de oro y tal vez de drogas. El primer teniente González Gómez murió en el cumplimiento de su deber y vocación, sirviendo a la patria, no sirviéndose de la patria. Y como ese teniente y ese sargento, así están miles de oficiales y tropas de la institución, prestos a cumplir lo que juraron cuando adoptaron el uniforme como símbolo de vida. El honor fue divisa.

Zenaida Amador (ALnavío).- El tejido de ilegalidades que sostienen la institucionalidad venezolana abrió este martes una nueva rama de conexiones a través de las cuales el Tribunal Supremo de Justicia de Nicolás Maduro nombró presidente de la Asamblea Nacional a Luis Parra, quien en enero pasado se impuso en ese cargo en un acto írrito, por la fuerza y sin el respaldo de la mayoría parlamentaria requerida, tratando de quitarle el piso a la presidencia interina de Juan Guaidó. Y, más allá de esto, perfilando un Parlamento a la medida para crear las condiciones para un eventual proceso electoral que Maduro no está dispuesto a perder.

José Guerra (ALnavío).- Es un lugar común decir que Venezuela atraviesa por una crisis humanitaria. La aparición de la pandemia del coronavirus vino a poner en evidencia la tragedia que todos conocían y además a evidenciar lo precario y la vulnerabilidad del país para lidiar con un enemigo tan letal. Con el problema adicional del financiamiento durante y luego que pase la pandemia se hace perentorio. He propuesto la conformación del Fondo Humanitario Venezuela para, con los recursos que se acumulen, aplicarlos a la atención inmediata de los venezolanos.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Por diversas fuentes se confirma que en el tema en el que Maduro ganó más tiempo mientras negociaba con Guaidó fue en el de las sanciones. Estas arreciaron a principios de 2019 con la aparición de Juan Guaidó en escena. En mayo se dio inicio a las rondas de negociación en Oslo. ¿Y en qué pensaba Maduro?

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Timochenko es claro. Las FARC se acercaron al narcotráfico para financiarse. Pero después, el narcotráfico debilitó las bases del movimiento. Pudieron más los intereses económicos y el delito que la ideología y la revolución. Timochenko simpatizaba con Chávez. Pero como Chávez está muerto, esta lección del exguerrillero va con Maduro. Y con Cabello.

Por Zenaida Amador (KonZ).- Los temas estaban en boca de todos y apuntaban a irregularidades cometidas por miembros de la oposición y más específicamente por diputados de la Asamblea Nacional (AN), que es la única institución democrática que prevalece en Venezuela. Aun así, Juan Guaidó esperó hasta que los hechos saltaran a la palestra pública para pronunciarse. Cesar de sus funciones a varios parlamentarios, intervenir la Comisión de Contraloría de la AN y avanzar en las investigaciones pertinentes desde la plataforma del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) son parte de las acciones que prometió ejecutar en lo inmediato para corregir una situación que pone en entredicho sus diez meses de gestión tratando de forzar la salida de Nicolás Maduro del poder.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Reproducimos esta conversación por Whatsapp. Es una filtración desde el mismo centro de inteligencia de Venezuela. El personaje principal es el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, exjefe del Sebin de Nicolás Maduro, el general que se le fue a Maduro. En la conversación aparece identificado como Pedro Camejo. Así era conocido en las alturas del poder del régimen. Pedro Camejo es un héroe de la independencia de Venezuela de primera actuación en la Batalla de Carabobo que selló la libertad del país en 1821. El otro personaje, el Profe JP, no es posible identificarlo. Las revelaciones no tienen desperdicio.
  • 1

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Nadie está contento en Venezuela. Nadie puede estarlo. Ni el padre de familia. Ni el joven universitario. Ni la madre. Ni el trabajador. Ni el empleado público. Ni el rico ni el pobre. Ni el político de oposición. Ni el político chavista. Ni siquiera el político más madurista. Ni el militar. Nadie está contento. Ni Maduro. Ni Guaidó.

Daniel Gómez (ALnavío).- “El sistema de corrupción de Maduro también impacta en Europa”, afirma al diario ALnavío la embajadora de Juan Guaidó en Bulgaria, Estefanía Meléndez. Tiene pruebas de cómo el régimen, a través de Luis Parra, viajó a Sofía para lavarle la cara a Nicolás Maduro y al boliburgués Alex Saab.

Zenaida Amador (KonZ).- La activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) a mediados de septiembre despertó grandes expectativas en cuanto a la presión que se podría ejercer sobre el régimen venezolano, ya que muchos pensaron que daría pie en lo inmediato al empleo de la fuerza militar para forzar la salida de Nicolás Maduro. Pero tal medida es uno de los últimos estadios a considerar dentro del marco de acción del TIAR. Aunque lejos de lo que muchos anhelaban, el TIAR va de forma lenta, pero firme, quemando sus capas de actuación, incluso en medio de las complejidades internas que aquejan a sus países signatarios.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Alex Saab es el hombre escándalo. Es el boliburgués del momento. Siempre ha habido un boliburgués del momento. Wilmer Ruperti fue el primero, en 2003. Y en simultáneo, Ricardo Fernández Barrueco. Ambos ayudaron a Hugo Chávez a romper el paro petrolero y el paro empresarial de 2002 y 2003. Después estaban en la cúspide del dinero.

Zenaida Amador (ALnavío).- En medio de la crítica situación que atraviesa Venezuela, sumida en una emergencia humanitaria que centra la atención del mundo entero, el régimen de Nicolás Maduro no sólo utilizó el hambre de la población como estrategia política y como mecanismo de control social, sino que lo alentó como una vía para el enriquecimiento ilícito propio y de sus allegados. En este escándalo, que remueve la indignación de un país donde cerca de 90% de los hogares vive en situación de pobreza, están implicados empresarios emergentes que crecieron a la sombra del chavismo, varios altos funcionarios del régimen -muchos de ellos militares- y los propios hijastros de Maduro.