konzapata.com

BCV

Por José Manuel Rotndaro (KonZ).- Ya es una rutina que en discusiones e informes sobre temas económicos en América Latina, Venezuela es usualmente omitida. Esto en gran parte obedece a que las cifras disponibles son absurdamente diminutas al compararlas con las del resto de la región.

Zenaida Amador (ALnavío).- Desde el 13 de marzo en Venezuela hay una medida nacional de aislamiento social, que implica una paralización general de actividades y restricciones de movilidad, medidas de control que están en manos de militares y de cuerpos especiales de seguridad del régimen de Nicolás Maduro. Aun así, el malestar social comienza a romper el cerco y a desbordarse en protestas a lo largo de todo el país. ¿Cuál es la respuesta de las autoridades? Amenazar al empresariado, asomar la posibilidad de una “normalidad vigilada” y querer medir el ánimo de la población.

Zenaida Amador (KonZ).- Las gestiones de Nicolás Maduro para lograr la flexibilización de las sanciones internacionales en su contra se ven truncadas con las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra él y 14 allegados al régimen. El cerco no sólo se sostiene, sino que se recrudece, sin importar los argumentos humanitarios a los que apela Maduro a propósito del brote del Covid-19. Ni hablar de sus búsquedas de financiamiento.

José Manuel Rotondaro (KonZ).- Desde hace tiempo, el régimen de Maduro ha estado intentando sin mucho éxito ponerle la mano a las divisas que ingresan al país en forma de remesas. Debido al control de cambios y la ausencia de estadísticas fiables dado lo reciente de la migración masiva venezolana, no hay cifras creíbles del monto de esas remesas. El Banco Mundial estimó que en 2018 alcanzaron 289 millones de dólares, monto irrelevante en el contexto mundial e incluso en comparación con el PIB nacional. Pero el crecimiento relativo es significativamente más alto que en el resto del mundo, sin considerar los montos que escapan a las estimaciones.

Por José Manuel Rotondaro (KonZ).- Manteniendo su estilo espasmódico, el Banco Central de Venezuela publicó las cifras de los índices de precios al consumidor nacional y de Caracas, actualizando la serie hasta el cierre de 2019. Las cifras en sí no revelan nada novedoso. Pero hay tres cosas que conviene resaltar.

Zenaida Amador (KonZ).- Luego de más de un año de aplicación de férreos mecanismos que limitaban el financiamiento en Venezuela, Nicolás Maduro decidió echar mano del crédito del sector bancario público y privado para apuntalar sus políticas. Si bien afirma que la medida busca reactivar la economía, lo que intenta es un nuevo esquema para forzar a los distintos sectores a usar el petro y así aumentar su control sobre los recursos que fluyen en la economía.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- ¿Cuánto aumentó el dólar paralelo en 2019? ¿Qué hizo el régimen de Maduro para evitar la escalada? Hizo de todo. Pero no lo logró.

Por José Manuel Rotondaro (KonZ).- Ya es habitual que la ejecución de las medidas económicas del gobierno resulte en un fiasco. Durante los últimos veintitantos años ha privado el apuro al momento de adoptar decisiones, privilegiando el anuncio sobre el detalle operativo. El más reciente ejemplo, pero seguramente no el último, ha sido el fiasco con el llamado ‘petroaguinaldo’, el bono especial otorgado por el Ejecutivo a un significativo número de personas.

Por José Guerra (KonZ).- He montado este ejercicio. Breves reflexiones. Aquí compendio 10 hechos y cifras sobre el impacto del coronavirus en Venezuela. La situación es preocupante.

José Guerra (ALnavío).- La pandemia del coronavirus agarró a Venezuela inmunosuprimida. Es tal el estado de vulnerabilidad y precariedad que los efectos del virus todavía no se han sentido, pero lamentablemente se van a hacer evidentes con los días por venir. Las medidas de resguardo personal y el distanciamiento social, expresado en cuarentenas, tal como se ha aplicado, pueden ayudar a contener la propagación de la enfermedad. Pero crean otros problemas. El más importante es el hambre que amenaza a los venezolanos.

Por José Manuel Rotondaro (KonZ).- Lo lógico sería que el banco ofrezca créditos en divisas a clientes comerciales, pues este tipo de créditos ya está indexado al dólar por decisión del BCV. En esta economía de importaciones que han acentuado las políticas económicas del gobierno, los comercios necesitan créditos en divisas para traer los bienes que requieren y, crucialmente, están vendiendo esos productos en divisas igualmente. A primera vista luce todo bien, pero ¿es prudente prestar en divisas a clientes que operan en una economía dolarizada en forma imperfecta y asimétrica?

Por José Manuel Rotondaro (KonZ).- Las decisiones adoptadas por la Asamblea Nacional Constituyente el 29 de enero, demuestran el enredo que tiene el régimen de Maduro para enfrentar la continua desvalorización del bolívar.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Fuentes del Banco Central de Venezuela informaron a Bloomberg que el BCV tiene hoy en día menos de 1.000 millones de dólares en efectivo en sus bóvedas. Bloomberg comenta que las Reservas Internacionales se ubican en apenas 6.610 millones de dólares, el menor nivel en los últimos 30 años. Ya KonZapata lo había adelantado. Maduro se gastó en diciembre la poca plata que tenía.

Zenaida Amador (Konz).- En 2019 Nicolás Maduro decidió iniciar el desmontaje del control de cambio que le sirvió de instrumento político a lo largo de 16 años. Lo hizo porque el colapso económico y la merma de ingresos de la nación habían colocado a Venezuela en una situación crítica, donde la escasez de productos básicos, incluyendo alimentos, era la constante. Nunca por convicción ideológica. Ahora habla del mercado en términos de autorregulación y de una relación ganar-ganar para los actores económicos. ¿Por cuánto tiempo?

Por José Manuel Rotondaro (KonZ).- Un reciente reportaje de Bloomberg exponía uno de los nuevos retos que enfrenta un número importante de residentes en Venezuela, en especial los comerciantes. Se refiere a cómo manejar con seguridad el creciente volumen de efectivo en divisas, sobre todo dólares. Si bien el título del reportaje es engañoso (El último problema de Venezuela es que hay demasiados dólares) y contiene varios errores, las anécdotas que recoge reflejan con claridad cómo hay un divorcio entre las necesidades de servicios financieros de la sociedad y lo que ofrece hoy en día la banca venezolana.