konzapata.com

China

Zenaida Amador (KonZ).- Las gestiones de Nicolás Maduro para lograr la flexibilización de las sanciones internacionales en su contra se ven truncadas con las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra él y 14 allegados al régimen. El cerco no sólo se sostiene, sino que se recrudece, sin importar los argumentos humanitarios a los que apela Maduro a propósito del brote del Covid-19. Ni hablar de sus búsquedas de financiamiento.

Daniel Gómez (ALnavío).- “No podemos permitir que las cuentas políticas se interpongan en el camino de salvar vidas. Es hora de la solidaridad mundial”, dice el comunicado que presentaron este jueves ante la ONU Rusia, China, Irán, Siria, Cuba, Nicaragua, Corea del Norte y Venezuela.

Ysrrael Camero (ALnavío).- A pesar de lo que muchos dicen, las cifras no hablan por sí solas, dicen aquello que les preguntemos. Así ocurre con los números de la pandemia del coronavirus. Extendida por todos los continentes y afectando a todas las latitudes, en mayor o menor medida, presenta una muy alta tasa de contagio y baja de letalidad. El número que más crece es el de los recuperados, asomando el rostro certero de nuestra supervivencia como civilización, superaremos este trance, pero lo haremos transformados. No seremos los mismos.

Daniel Gómez (ALnavío).- Un estudio de BBVA Research sobre la economía china en enero y febrero le lleva a concluir que el PIB del primer trimestre de 2020 “podría caer al mínimo histórico”. El impacto se haría sentir durante todo el ejercicio, sumiendo al país en una “fuerte desaceleración”.

Pedro Benítez (ALnavío).- Desde que se detectó en la ciudad china de Wuhan estaba claro que la epidemia de coronavirus tendría consecuencias económicas y políticas aunque no se podía prever la magnitud. Nunca es posible predecir con exactitud el curso de los acontecimientos humanos, pero sí se pueden identificar actitudes que suelen repetirse en la historia. Por ello se pueden predecir con seguridad dos cosas: el mundo no se va a acabar y la política no se va a parar.

Caleb Zuleta (ALnavío).- La Organización Mundial de la Salud reporta esta cifra. Que en las últimas 24 horas se han detectado 2.223 nuevos casos de coronavirus en todo el mundo. De ese total, 120 corresponden a China, donde la incidencia comienza a bajar. Pero aun así, la OMS reporta que se han detectado 93.090 casos en todo el mundo y sólo en China 80.422.

Caleb Zuleta (ALnavío).- El coronavirus no paraliza a China. Pekín hace esfuerzos por enviar mensajes positivos a la economía global. China representa casi el 20% de la economía mundial. Lo que haga o lo que deje de hacer, repercutirá en el mundo. Por ello, el país refuerza operaciones en áreas sensibles.

Zenaida Amador (KonZ).- Cuando a mediados de noviembre de 2019 Nicolás Maduro apareció en televisión dando gracias a Dios por la dolarización quedó claro que un cambio se estaba gestando en Venezuela. No se trataba del cambio político que todos esperaban, pues el chavismo mantiene su línea de desmontaje de la institucionalidad democrática como parte del plan de permanecer en el poder a toda costa; pero sí de un giro económico que algunos identifican como la “chinización” del país.

Caleb Zuleta (KonZ).- En China no han terminado los riesgos. Lo dice el FMI. Ni el riesgo económico ni el riesgo de que haya nuevos brotes de coronavirus. “Si bien hay señales alentadoras de normalización económica en China -la mayoría de las empresas más grandes han declarado que han vuelto a abrir sus puertas y muchos empleados locales están nuevamente en sus puestos de trabajo- persisten graves riesgos. Entre ellos, la posibilidad de que aumente el número de nuevas infecciones a medida que se reanuden los viajes nacionales e internacionales. Aunque no se produzca otro brote en China, la pandemia actual está creando riesgos económicos”.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Maduro hizo mal todo el procedimiento en la solicitud de los 5.000 millones de dólares al FMI. El organismo le dijo no. El argumento principal fue la legitimidad de Maduro. Este lo sabía. De modo que ahora se considera que la iniciativa de Maduro es más para hacerse víctima y sacar partido mientras la crisis avanza. ¿Es posible esto?

Zenaida Amador (ALnavío).- Justo cuando la oposición venezolana comenzaba a recuperar el ímpetu de la protesta ciudadana, la posibilidad de que el Covid-19 esté en el territorio nacional llevó a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, a reprogramar su agenda de protestas. Ya previamente Nicolás Maduro había ordenado la suspensión de “aglomeraciones” de personas en sitios públicos como una medida preventiva, mientras aseguraba que en el país no había reportes del coronavirus. La pugna pasa a otro terreno mientras los venezolanos esperan soluciones.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Rusia quiere castigar a los Estados Unidos y Arabia Saudita castigar a Rusia. Vladímir Putin pretende con precios bajos del petróleo hacerle difícil la vida a las empresas que en Estados Unidos explotan el shale oil. Arabia Saudita pretende que Rusia no tome ventaja en cuotas de mercado, respondiendo al desafío de Putin de no sumarse a la propuesta de la OPEP del recorte de la producción para contrarrestar la contracción de la demanda como consecuencia de la epidemia mundial del coronavirus. La rabia ha ocasionado un desplome de los precios. ¿Hay piso?

Daniel Gómez (ALnavío).- Xiaoyu Lu, investigador de la Universidad Nacional Australiana, está en la zona cero del coronavirus, Wuhan. En conversación con el diario ALnavío cuenta que el día a día en la ciudad, su ciudad, es tranquilo. Principalmente porque no pueden salir a la calle. No obstante, agrega que, si bien el número de contagios es cada vez menor, la situación “sigue siendo severa”. La prueba es que Wuhan continúa bloqueado. El bloqueo, aunque esto no es una novedad, también afecta a los medios de comunicación. En las críticas a la gestión de Xi Jinping. “La censura siempre ha estado ahí y no hay cambios en ese terreno”, dijo.

Pedro Benítez (ALnavío).- ¿Puede la Venezuela dominada por Maduro dar un cambio similar al que empezó China hace 40 años? ¿Estaría el chavismo gobernante dispuesto a permitir una economía conectada con la globalización, respetuosa de los derechos de propiedad, con un manejo profesional y responsable de las finanzas públicas, y además a permitir que los incentivos económicos operen libremente? ¿Podría Maduro llegar a un entendimiento con Estados Unidos que lleve a levantar las sanciones tal como hizo Deng Xiaoping en 1979?

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Llegan estos empresarios a darle la bienvenida al modelo chino. Porque suponen que en ese esquema de dos sistemas en un mismo país, prosperará el capital, y brotará la riqueza, y la economía, y habrá mecanismos de convivencia, porque así lo ha prometido Maduro. ¿No será que estos empresarios ya se rindieron?