konzapata.com

Cilia Flores

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nadie se salva. Ni Hugo Chávez. Menos Nicolás Maduro. Desde 1999 abonaron un discurso anticorrupción con el que se atragantaron. El modelo chavista produjo lo contrario. El chavismo creó la boliburguesía. Y esta no robó, saqueó el país. La cuenta de lo saqueado se calcula en 400.000 millones de dólares. Cifra cada vez más verosímil por los montos que saltan de los escándalos. Un monto de esa naturaleza no puede ser manejado por un solo grupo. De allí que todos los grupos del poder hayan participado en el festín de los dineros. El dinero del petróleo. El dinero de los impuestos. El dinero de la deuda externa. El dinero de los activos que vendieron en el exterior. El dinero del oro.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Habrá debate. El caso Andrade entrará en discusión mañana martes en la Asamblea Nacional. Ya hay que imaginar los montos. Los nombres. Las conexiones. La trama del caso. Todo será ventilado. La propuesta del diputado Freddy Superlano, de Voluntad Popular, es que la cámara en pleno discuta y aborde quizá el que puede ser el escándalo del siglo. Nada comparable a ningún otro anterior. Lo ya conocido arroja una dimensión del escándalo. Lo que ya el mismo extesorero Nacional, Alejandro Andrade, ha admitido en el juicio que se libra en Florida, Estados Unidos, apunta hacia una trama de intereses múltiples.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- No hay un operador que conozca al equivalente de Thomas Shannon en la administración de Donald Trump. Citgo ya no es lo que era tampoco. No hay un operador, además, que conozca el tema petrolero, pues la ventaja de Bernardo Alvarez es que el petróleo no le era ajeno. ¿Quién lo reemplazará?, nos preguntábamos a su muerte, y ya se ve: Nadie. Nadie lo reemplazó. No pudo Maduro colocar una ficha en Washington que hiciera el trabajo. Que apaciguara la furia de las sanciones. O al menos, que en la opinión pública se vertiera la versión chavista. Todo quedó huérfano en el imperio.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Un personaje entró al entorno del poder. Participó en varias reuniones en el Palacio de Miraflores. En plan de asesor. Se reunió con ellos. Con Nicolás Maduro. Con Tareck El Aissami. Con los hermanos Rodríguez. Con Cilia Flores. Con otros. Algunas veces en grupo. Otra veces por separado. Este personaje que pasa desapercibido, miró y observó. Le preguntaban sobre la materia y respondía, y exponía, miraba el comportamiento de cada quien.

Por Ezio Serrano Páez @EzioNoc.- La soledad del mafioso está vinculada a situaciones de alerta y temor. Maduro le teme a algo: Ello explicaría la comida como espectáculo en vivo y en directo. No debe haber dudas sobre lo que se come. Sin secretos de la casa, con brasa visible y carne poco condimentada. El restaurant vacío, sólo los actores y guarda espaldas.