konzapata.com

CLAP

Por Zenaida Amador (ALnavío).- Cuando en 2016 de Nicolás Maduro habló de incorporar el gas doméstico al sistema de distribución de los CLAP quedaba claro que había un problema grave, ya que todo lo asociado a ese programa especial comunal del régimen intenta encubrir la aguda escasez que sacude a Venezuela, principalmente de alimentos, mientras eleva su control sobre la población. Cuatro años más tarde el problema no solo se ha agudizado, sino que carece de perspectivas de solución, salvo que se recurra a importaciones aunque no hay recursos para eso.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- Maduro se enfrenta a un escenario impredecible. ¿Y cómo lo hace? Echa mano de lo único que dispone. La fuerza pública. Pero las debilidades lo superan. Y Venezuela corre los riegos. Maduro también oculta y manipula las cifras y pretende sacar ventaja política de la crisis.

Zenaida Amador (ALnavío).- Que Nicolás Maduro haya acudido al Fondo Monetario Internacional (FMI) para solicitar 5.000 millones de dólares en financiamiento es sólo una muestra de la gravedad del cuadro que enfrenta Venezuela, cuyas dimensiones reales son difíciles de precisar en medio de la opacidad y de la incertidumbre que sume a los venezolanos mientras el Covid-19 se expande por el territorio nacional.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Vio a unos que le decían que el régimen paga con lo que tenga a mano. Con dólares. Con euros. Con petróleo. Con oro. Con coque. Y vio a uno que le aseguró que es tanto el desorden que 16 buques cargados de petróleo no fueron pagados en 2019, y le endilgan este fiasco al presidente de Petróleos de Venezuela, PDVSA, general Manuel Quevedo, por haberle entregado esa operación a unos boliburgueses de maletín.

Pedro Benítez (ALnavío).- Acosado por todos los flancos, la lucha que lidera Juan Guaidó al frente de la Asamblea Nacional (AN) entra en un mes decisivo. El futuro del campo democrático venezolano, y el destino inmediato del país, dependen de si consigue mantenerse como presidente de la AN luego del 5 de enero de 2020. Mientras tanto, desde el lado del oficialismo y de sectores de la propia oposición, se hace todo lo posible para que no ocurra.

Zenaida Amador (KonZ).- En medio de una crisis sin precedentes, que alcanza a todas las áreas, Nicolás Maduro toma medidas que le generen algún tipo de beneficio particular sin importar el costo para el país. Las recientes decisiones en materia económica auguran un paso más hacia la destrucción del aparato productivo como política de Estado sin que por ello logre contener la inflación y la devaluación.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Lo cumbre fue la fiesta. Asistieron al menos cinco de los sancionados. Dos de alto poder, y tres de diversa especie: mezcla de boliburgueses con testaferros. Estaba aquel sancionado que nació en un pueblo del estado Lara y dijo que estaba mentalizado para seguir su vida entre Caracas y el pueblo y la isla de Margarita. Pero a esta figura del chavismo madurista le gustaba recorrer el mundo, lo que no puede hacer ahora.

Zenaida Amador (KonZ).- La realización de un censo poblacional es una actividad normal en cualquier país. De hecho, cada 10 años se realizan para llevar un mejor seguimiento de la realidad demográfica, realizar las tareas de planificación estratégica propias de todo Estado y dar paso a respuestas que satisfagan las necesidades básicas de la sociedad. Esa es la norma general, salvo en naciones como Venezuela.

Zenaida Amador (ALnavío).- Sin atender el pliego de propuestas del empresariado venezolano, donde recomendaban flexibilizaciones y garantías para remontar la parálisis general de actividades impuesta por las propias autoridades, más las otras secuelas que dejará la pandemia del coronavirus, el régimen de Nicolás Maduro decidió recargar en el sector privado las primeras medidas económicas dictadas cuando se cumple la primera semana de cuarentena general en el país.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Venezuela pasó, de pronto, de tener cero casos de coronavirus a montarse en tres días en 17. La sospecha es que o Maduro mantenía en silencio los primeros casos -y sigue manteniendo otros en secreto- o la epidemia se está propagando demasiado rápido. El hecho cierto es que el miedo entre los venezolanos tiene componentes adicionales a los del resto del mundo.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Fuentes del Banco Central de Venezuela informaron a Bloomberg que el BCV tiene hoy en día menos de 1.000 millones de dólares en efectivo en sus bóvedas. Bloomberg comenta que las Reservas Internacionales se ubican en apenas 6.610 millones de dólares, el menor nivel en los últimos 30 años. Ya KonZapata lo había adelantado. Maduro se gastó en diciembre la poca plata que tenía.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Alex Saab es el hombre escándalo. Es el boliburgués del momento. Siempre ha habido un boliburgués del momento. Wilmer Ruperti fue el primero, en 2003. Y en simultáneo, Ricardo Fernández Barrueco. Ambos ayudaron a Hugo Chávez a romper el paro petrolero y el paro empresarial de 2002 y 2003. Después estaban en la cúspide del dinero.

Zenaida Amador (ALnavío).- Cerca de cinco millones de personas abandonaron Venezuela en los últimos años para escapar de la crisis política, económica y social que azota al país, y algunas proyecciones indican que la cifra puede llegar a ocho millones al cierre de 2020. Una parte de estos emigrantes se marchó sin deprenderse por completo de sus bienes de valor, principalmente sus viviendas, a la espera de un mejor momento ya sea para regresar al país y seguir disponiendo de ellos, o para venderlos. Y aunque no hay cifras oficiales, se estima que por esta razón en Venezuela hay entre 100.000 y 150.000 inmuebles “cerrados”.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- Los expertos lo señalan. Sigue el deterioro de los ingresos del venezolano. Peor. La firma Econométrica habla de desplome. Un reciente análisis lo titula: “Nuevo desplome en el poder de compra del ingreso medio”. El economista Asdrúbal Oliveros también observa varios factores de impacto. La dinámica de la hiperinflación sigue en ascenso. Lo mismo que el dólar. Las transferencias del gobierno de Nicolás Maduro ya no son suficientes para sostener los ingresos. En agosto, el ingreso medio no pasó de los 22 dólares.

Pedro Benítez (ALnavío).- Ante la esperada (por inevitable) agudización de la crisis económica venezolana, Nicolás Maduro demuestra una vez más su absoluta falta de ideas. Sólo le queda repetir su gastada retórica, sus promesas siempre incumplidas. En ese terreno ya no tiene más cartas que jugar.