konzapata.com

CNPC

Pedro Benítez (ALnavío).- Rafael Ramírez, Eulogio Del Pino, Nelson Martínez, Asdrúbal Chávez y Manuel Quevedo, ministro tras ministro de Petróleo, presidente tras presidente de PDVSA, todos y cada uno no solamente fueron promesas y fracasos en el intento de levantar industria petrolera venezolana. Además, cada gestión fue un desastre todavía mayor que el anterior. Unos con más responsabilidad que otros. En esta ocasión Tareck El Aisami y sus aliados (o socios) rusos e iraníes hacen un nuevo intento.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Si se mira hacia atrás, aquello prometía. Las cifras de Hugo Chávez impresionaban. Decía que en 2015 Petróleos de Venezuela, PDVSA, le estaría vendiendo 1.000.000 de barriles diarios de petróleo a China. Eso era más que duplicar lo que en 2012 se le estaba entregando. ¿Y qué pasó?

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Las sanciones tienen un objetivo. Presión contra los funcionarios, líderes y familiares del régimen de Nicolás Maduro. Hasta que el régimen ceda. Hasta que Maduro entregue el poder. El impacto inicial de las sanciones en la industria petrolera de Venezuela fue de desconcierto. Tanto en Petróleos de Venezuela, ya destruida por el chavismo hasta el punto de bajar la producción a niveles mínimos históricos, como en las multinacionales que operan en el país. ¿Pero qué está pasando ahora?

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Maduro puede hacer magia para evadir las sanciones. Los expertos de Maduro pueden recurrir a la experiencia de Cuba, o la experiencia de Corea del Norte, que llevan años inventándose fórmulas que les permiten sortear el cerco. El régimen de Nicolás Maduro puede obligar a los proveedores a abrir cuentas en bancos de Rusia, China o Turquía y países árabes y pagarles en moneda local. Maduro puede apelar al rublo, al yuan. Pero todo esto tiene una limitación. Y es que no hay ingresos. No hay recursos. Maduro se queda sin dinero.

Por Krystel Montes De Oca (@Rendivalores).- Entre las declaraciones del presidente Maduro del pasado martes, destaca la venta del 9,9% de sus acciones en Sinovensa a CNPC, la estatal china. Siendo esta una de las medidas como parte del acuerdo para incrementar la producción de crudo que se encuentra en mínimos históricos.
  • 1

Nick Butler.- “Las sanciones estadounidenses y el coronavirus parecen conducir probablemente a una caída en los ingresos petroleros, la cual le costará al presidente Nicolás Maduro resistir”. Este es un artículo del Financial Times, publicado este lunes 9 de marzo y traducido por un colaborador de KonZapata. El autor preside el Instituto de Política en el King’s College de Londres.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Esta semana se conoció que la empresa china de ingeniería HuanQiu suspendió el proyecto de expansión de la planta mezcladora de crudo Sinovensa por falta de pago. Sinovensa es una empresa compuesta por 51% de PDVSA y 49% de la estatal china CNPC. Esta empresa opera uno de los bloques de la Faja del Orinoco y buscaba ampliar la capacidad de mejorar el crudo en su mezclador de 105.000 barriles diarios a 165.000. Sin embargo, por falta de pago de PDVSA esta ampliación queda suspendida.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- En qué mundo vive. Sí, en qué mundo vive este senador ruso que le acaba de plantear al mundo que le imponga sanciones a los Estados Unidos por el bloqueo contra Maduro. Se llama Konstantín Kosachov. Es el jefe del Comité de Asuntos Internacionales del Senado. Y según se lee en el diario ruso Sputnik, dijo que "es momento de que la verdadera comunidad internacional imponga sanciones por la coerción económica a actos políticos para complacer a las fuerzas externas".

Por José Manuel Rotondaro.- ¿Cómo propiciar la estabilidad sin tener que meter más dinero en un país a la deriva? Ese es el dilema chino. Ellos jugaron un papel pasivo por 4 años, a la espera de que los venezolanos resolvieran sus problemas. Hoy decidieron establecer una especie de tutelaje sobre un gobierno que quizás no les inspire mayor simpatía o respeto, pero que es el único factible en el corto plazo.