konzapata.com

Conindustria

Por Zenaida Amador (KonZ).- Sin asomo de soluciones a los problemas de fondo que acentúan la paralización real de la economía venezolana y sin medidas compensatorias para el sector empresarial, Nicolás Maduro jugó sus fichas en favor de garantizarse el control social del país y prolongó por otros 30 días más la cuarentena, que implica el cese general de actividades y el bloqueo de vuelos nacionales e internacionales ya vigentes desde mediados de marzo.

Zenaida Amador (ALnavío).- Ante la llegada del 1 de mayo, Día del Trabajador, el régimen de Nicolás Maduro decretó un aumento salarial que dejó un mal sabor de boca. Reincidiendo en su práctica de imponer medidas inconsultas, elevó lo que llama “el salario mínimo integral” de 2,5 a 4,5 dólares mensuales en medio de una crisis sin precedentes y con el país paralizado por la cuarentena para contener el Covid-19. Desde el chavismo, para justificar tal nivel de depauperación del ingreso, se argumenta que en Venezuela se regalan los servicios públicos. ¿Qué más se puede esperar?

Zenaida Amador (ALnavío).- Sin atender el pliego de propuestas del empresariado venezolano, donde recomendaban flexibilizaciones y garantías para remontar la parálisis general de actividades impuesta por las propias autoridades, más las otras secuelas que dejará la pandemia del coronavirus, el régimen de Nicolás Maduro decidió recargar en el sector privado las primeras medidas económicas dictadas cuando se cumple la primera semana de cuarentena general en el país.

Zenaida Amador (ALnavío).- El sector formal de la economía que todavía sigue en pie en Venezuela llega a 2020 severamente golpeado luego de seis años de aguda crisis, peor a las que han vivido naciones sometidas a conflictos bélicos. Muchos empresarios están dispuestos a seguir adelante, pero sus más temidos adversarios son las estrategias económicas de Nicolás Maduro para sostenerse en el poder. ¿Cómo se explica que enfrenten esas dificultades si el régimen venezolano ha dado paso a una flexibilización económica?

Por Redacción @konzapata.- No son índices solamente. Detrás de ellos hay una política. Hay un modelo. Hay un paquetazo de medidas. Y se cumple lo que ya pronosticaron los analistas. Los empresarios. Los dirigentes gremiales. Que el paquetazo de medidas anunciado por Nicolás Maduro no hizo más que propinarle otro golpe a la industria.

Por Redacción @konzapata.- La intervención de Smurfit Cartón de Venezuela afectará seriamente al sector industrial. Adan Celis, vicepresidente de Conindustria apunta que la escasez de cartón afectará a todos los sectores productivos de la economía: agroindustria, construcción, medicamentos, productos de limpieza, entre otros.

Por Redacción @konzapata.- El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, señaló que antes de los anuncios del pasado 17 de agosto, las empresas estaban operando a 23% de su capacidad. A partir de allí se produjo un frenazo en la actividad económica que se mantiene a la fecha.

  • 1

Por Zenaida Amador (KonZ).- Fue llamativa la reacción de Nicolás Maduro ante la información de que varios de los recientes contagiados de Covid-19 en Venezuela trabajaban para la misma empresa. Elevó el tono, giró instrucciones a sus funcionarios para que intervinieran con prontitud y hasta le ordenó a la Fiscalía General de la República que se involucrara en el caso. Pero ¿qué hay detrás de una respuesta de este calibre de parte del líder del régimen chavista?

Zenaida Amador (ALnavó).- La llamada revolución bolivariana le hizo la guerra a la empresa privada venezolana a lo largo de dos décadas en el poder, período durante el cual impulsó un feroz proceso de expropiaciones y estatizaciones bajo la consigna de que los medios de producción debían estar centralizados en el Estado como extensión “del pueblo”. En algunos momentos complejos el chavismo montó unos supuestos espacios de entendimiento con los empresarios, que no pasaban del efectismo político necesario para la ocasión. Pero en esta oportunidad, con el país en ruinas, al borde de una tragedia sanitaria a causa del coronavirus y sin más opciones, parece que a Nicolás Maduro le tocará pedirle al empresariado una vía que ayude al país a sobrellevar esta debacle.

Zenaida Amador (KonZ).- En medio de una crisis sin precedentes, que alcanza a todas las áreas, Nicolás Maduro toma medidas que le generen algún tipo de beneficio particular sin importar el costo para el país. Las recientes decisiones en materia económica auguran un paso más hacia la destrucción del aparato productivo como política de Estado sin que por ello logre contener la inflación y la devaluación.

Por Redacción @konzapata.- El pasado 17 de agosto, el presidente Nicolás Maduro en cadena nacional anunció un aumento de 5.900% en el salario mínimo que quedó en 1.800 bolívares Soberanos. Esta cantidad en ese momento lucía exorbitante, e incluso se llegó a especular que se trataba de un error del Jefe de Estado.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Cómo recuperar al país. Es la pregunta de todos los dólares. Y de todos los petros. Y de muchos bolívares. En el momento que se formula la pregunta, las empresas se van, otra empresa es ocupada, otra desconsolida operaciones, otra se coloca al margen del riesgo Maduro. En el instante que la pregunta se repite, los analistas señalan: el plan económico del Gobierno es más inflacionario. No genera confianza. No reactivará a economía. No hay libre convertibilidad. Y así. Hay críticas. Hay visiones. Y hay propuestas.

Por Argelia Rodríguez.- Aún los empresarios no se reponen del impacto de las medidas económicas anunciadas el pasado 17 de agosto, conocidas como el “Paquetazo Rojo”, y ahora se agrega el mega aumento de la Unidad Tributaria que significa otro golpe para los negocios.