konzapata.com

Coronavirus

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- El mundo está viviendo uno de los momentos socioeconómicos más complicados de la historia. Y en este contexto, el sector petrolero. Y es que no sólo la recesión económica que se avecina es la que provoca el desplome del precio del petróleo. Hay que recordar que Rusia le dio un jaque mate al mercado provocando que el lunes 9 de marzo los precios del barril se desplomaran casi un 32%. En esos días la epidemia estaba lejos de ser lo que es hoy.

Daniel Gómez (ALnavío).- Ya la Asociación de Enfermeros Venezolanos en España se anotó un primer logro. Que la sanidad privada contrate a los enfermeros pendientes de homologación como celadores para ejercer de camilleros y vigilantes de sala. “Queremos ayudar sea como sea. Sabemos que el pico de contagios es alto y que seguirá creciendo. Es nuestro granito de arena contra la pandemia”, dijo al diario ALnavío Cristimar Mota, fundadora de la Asociación que ya representa a 283 profesionales.

Daniel Gómez (ALnavío).- Nancy Miranda, como directora de la Asociación de Médicos Venezolanos en España, está coordinando la incorporación de los médicos venezolanos a la lucha contra el coronavirus. Para ello los interesados deben rellenar un formulario que facilitan desde la Asociación. 230 ya lo han completado y están listos para incorporarse a los hospitales, explica al diario ALnavío.

Por Redacción (KonZ).- La presidenta de la Comisión de Servicios de la Asamblea Nacional, diputada Nora Bracho, denunció la precariedad de los servicios básicos en Venezuela, que incide de manera negativa en el combate contra el coronavirus en el país.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Maduro hizo mal todo el procedimiento en la solicitud de los 5.000 millones de dólares al FMI. El organismo le dijo no. El argumento principal fue la legitimidad de Maduro. Este lo sabía. De modo que ahora se considera que la iniciativa de Maduro es más para hacerse víctima y sacar partido mientras la crisis avanza. ¿Es posible esto?

Pedro Benítez (ALnavío).- Según dos agencias de noticias el Fondo Monetario Internacional (FMI) no habría tardado ni 12 horas en negar la solicitud de 5.000 millones de dólares que Nicolás Maduro le hizo. Una versión proveniente del propio chavismo indica que Maduro ya sabía cuál sería la respuesta pero su intención era política: presentarse ante los venezolanos y el mundo como una víctima a la que el imperialismo no le da tregua ni ante una pandemia. Agitar otra vez la bandera del enemigo externo en medio de la crisis mundial provocada por el coronavirus. No obstante, según varios economistas venezolanos, la realidad es que Maduro se ha quedado sin fichas ante la caída de los precios del petróleo.

Por José Manuel Rotondaro (KonZ).- El premio por la reacción tardía, desordenada y con un enfoque autoritario ante el coronavirus sin duda se lo lleva Nicolás Maduro. El uso desproporcionado de la fuerza militar para hacer cumplir unas medidas draconianas, anunciadas en forma intempestiva y dejando a un gran número de personas varadas a lo largo del país, pareciera que responde al temor del régimen a la propia ciudadanía y no al virus.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Venezuela pasó, de pronto, de tener cero casos de coronavirus a montarse en tres días en 17. La sospecha es que o Maduro mantenía en silencio los primeros casos -y sigue manteniendo otros en secreto- o la epidemia se está propagando demasiado rápido. El hecho cierto es que el miedo entre los venezolanos tiene componentes adicionales a los del resto del mundo.

Daniel Gómez (ALnavío).- No existen recetas para derrotar al coronavirus. Pero sí cuatro medidas que todo país debe seguir: aislar, probar, tratar e investigar. Lo dijo este miércoles Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS. Si bien la mayoría de los gobiernos aplican estrictas medidas de confinamiento, muchos no cuentan con recursos para diagnosticar a todos los enfermos. He ahí por qué en Alemania el virus es menos letal que en España, por ejemplo.

Zenaida Amador (ALnavó).- La llamada revolución bolivariana le hizo la guerra a la empresa privada venezolana a lo largo de dos décadas en el poder, período durante el cual impulsó un feroz proceso de expropiaciones y estatizaciones bajo la consigna de que los medios de producción debían estar centralizados en el Estado como extensión “del pueblo”. En algunos momentos complejos el chavismo montó unos supuestos espacios de entendimiento con los empresarios, que no pasaban del efectismo político necesario para la ocasión. Pero en esta oportunidad, con el país en ruinas, al borde de una tragedia sanitaria a causa del coronavirus y sin más opciones, parece que a Nicolás Maduro le tocará pedirle al empresariado una vía que ayude al país a sobrellevar esta debacle.

Rogelio Núnez (ALnavío).- El coronavirus, que golpea con fuerza la UE, ha empezado a llegar a América Latina y todo indica que en unas semanas esta región podría ser un nuevo epicentro del Covid-19. Mientras algunos mandatarios han ejercido como líderes de sus países aportando certeza y seguridad a la sociedad en medio de la incertidumbre, otros han actuado con verdadera inconsciencia.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Lo adelantamos el 23 de enero. Maduro se gastó en diciembre la plata que le quedaba. Dijimos lo que fuentes militares comentaban: que las finanzas se agotaron con el esfuerzo del último trimestre de 2019 del régimen para dar la impresión de que había Navidad, había retoño en la economía y había consumo. Ahora Maduro va al FMI. Tiene una excusa. Pero el problema es peor.

Daniel Gómez (ALnavío).- “Pido unidad para una misma causa. Vencer al virus. Unidos”, dijo Pedro Sánchez, presidente de España. “No está solo en esta batalla”, le respondió Pablo Casado, líder del PP, el principal partido de la oposición. Vox, pese a emitir un crítico discurso, también le tendió la mano al gobierno. Algo parecido ocurrió con los independentistas de ERC.

Por Juan Pablo Olalquiaga (KonZ).- El coronavirus no toma a Venezuela por sorpresa, pero sí la encuentra en una situación de extrema fragilidad. El país no sólo tiene carencias de insumos médicos y servicios hospitalarios, sino que también escasean el agua y el jabón.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Nassim Taleb, académico y autor de temas financieros e históricos libanés-americano, es el creador de “la teoría del cisne negro”, la cual es una metáfora que describe un evento inesperado y sorpresivo de gran impacto socioeconómico. Ejemplos son los ataques del 11 de septiembre contra las torres gemelas de Nueva York, el asesinato del archiduque de Austria que provocó la Primera Guerra Mundial, la gripe española, entre otros. Podemos decir que apareció un cisne negro. La epidemia del coronavirus tendrá un fuerte impacto socioeconómico con posibles cambios políticos que hace un mes parecían imposibles.