konzapata.com

Crisis en Venezuela

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- El Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, parece tener claro el escenario de gravedad. Por eso la UE se moviliza. La Unión Europea tiene un plan para contribuir a una solución de la crisis política en Venezuela. Al menos lo tiene el jefe de la diplomacia de UE, Josep Borrell. Es un plan en 4 fases. ¿Cuáles son?

Pedro Benítez (ALnavío).- Independientemente de las disputas, divisiones y fracasos de la oposición, de la impotencia de la comunidad internacional para promover una transición en Venezuela o de la imaginaria narrativa que el chavismo pretende imponer, el factor real y fondo del cuadro político del país es el extendido hastío y repudio (fácilmente constatable) por parte de la población hacia Nicolás Maduro y su régimen. ¿Puede eso provocar por sí mismo un cambio político? Por supuesto que no. Pero ese mar de fondo es una invitación. Son las condiciones objetivas. Porque cualquier intervención externa o solución interna que desaloje a Maduro del poder será recibida con un enorme respaldo popular.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Nada es estable. Nada puede ser estable en el régimen de Maduro. No ha pasado un acontecimiento cuando ocurre otro. Lo que no pasa es el despeñadero. Es lo único que no es estable. Porque cambia de dirección. Y movimiento. Y velocidad. Hay un aspecto que sin embargo es constante. Y es la solución a la crisis. ¿Las elecciones presidenciales? ¿Siguen vigentes? Les cuento una experiencia muy cercana de unos empresarios con algunos jerarcas del régimen.

Pedro Benítez (ALnavío).- El chavismo tiene una habilidad enorme para vender sus derrotas como victorias. Con la finalidad de combatir el reciente rebrote hiperinflacionario, el pasado lunes Tareck El Aissami, vicepresidente de Área Económica de Nicolás Maduro, anunció que los precios, en dólares, de 27 productos fueron fijados de mutuo acuerdo con el sector privado. No en petros ni en bolívares. Por otro lado, Maduro anunció nuevas compensaciones salariales para los trabajadores…pero en bolívares. Todos estos anuncios se han hecho con un aire triunfalista y de mucho optimismo pese a que con los datos en la mano queda en evidencia quién ganó la guerra económica y que el dólar no fue el derrotado.

Zenaida Amador (ALnavío).- En Venezuela la inestabilidad alcanza niveles límite y los brotes de descontento, con protestas y saqueos en varias regiones del país, aumentan a diario ante lo cual Nicolás Maduro, cada vez más alejado de la línea democrática, ha optado por meter directamente la mano en el bolsillo de las empresas privadas con el fin de garantizar sus menguados programas sociales y crear una ilusión de señorío cuando en verdad el país entero parece salirse de control.

Zenaida Amador (ALnavío).- Desde el 13 de marzo en Venezuela hay una medida nacional de aislamiento social, que implica una paralización general de actividades y restricciones de movilidad, medidas de control que están en manos de militares y de cuerpos especiales de seguridad del régimen de Nicolás Maduro. Aun así, el malestar social comienza a romper el cerco y a desbordarse en protestas a lo largo de todo el país. ¿Cuál es la respuesta de las autoridades? Amenazar al empresariado, asomar la posibilidad de una “normalidad vigilada” y querer medir el ánimo de la población.

Ezio Serrano Páez (KonZ).- Vivir solo tiene una gran ventaja: si la casa permanece limpia, nadie nos puede disputar el mérito. La gran desventaja es que si permanece sucia no hay a quien culpar. Tal dilema desaparece cuando se relaciona la suciedad con la rebeldía. Esto es, la limpieza e higiene trastocadas en abominable prejuicio pequeño burgués, que se debe combatir desde la mugre convertida en trinchera.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Viene la salutación de fin de año. Maduro va dirigirse en las próximas horas al mundo militar. Y desde hace varios días se analizan los datos del más reciente “estado político” que se levanta en los cuarteles con el fin de pulsar la opinión de los oficiales, en qué andan y qué piensan sobre la situación del país.

Por José Antonio Bautista (KonZ).- En las últimas tres semanas no he encontrado galletas María-Puig en las estanterías. Y eso que el intento lo he hecho en 5 automercados que por suerte están cerca de casa. Hasta hace poco la tradicional presentación del tubo de 8 paqueticos lo vendía, inclusive, la bodega más humilde de Venezuela. El salto de precio no debe haber sido suficiente para estimular la producción. En octubre de 2019 costaba 20 mil bolívares y, ahora, el nuevo empaque de 6 paqueticos, ronda los 200 mil. Medio salario mínimo. Este es un dolor de cabeza.

Pedro Benítez (ALnavío).- Icono del populismo chavista. Santo grial de la política venezolana. Tema tabú de todas las campañas presidenciales. Un mito. Sostener en niveles bajos hasta el ridículo el precio de la gasolina fue una de las banderas más importantes para Hugo Chávez. Poco importó que durante los 12 años que estuvo en el poder, el costo de oportunidad que implicaba ese subsidio superara los gastos en salud y educación, y un gigantesco drenaje de recursos para PDVSA. Hoy, con Venezuela paralizada por la falta de gasolina y con la industria petrolera en ruinas, a Nicolás Maduro no le queda otra opción que enterrar una de las últimas banderas del chavismo.

Por Juan Carlos Zapata (Konz).- “El país está en una situación de pre-conflicto”. ¿Qué determina este escenario? La crisis y la desestabilización política del último año pero agravada hoy por la escasez de gasolina y gas, el coronavirus y el derrumbe de los precios del petróleo, la falta de comida y la falta de plata para comprar.

Pedro Benítez (ALnavío).- Los motines del hambre sacuden a la Venezuela profunda. Ese país azotado por la carestía y abandonado a su suerte por el régimen chavista. El detonante del malestar es la manera corrupta y arbitraria como los funcionarios civiles y militares chavistas venden la gasolina y las cajas de los alimentos sociales, Clap. Mientras tanto, desde el centro del poder en Caracas, Nicolás Maduro mira con indiferencia confiado en su control sobre la Fuerza Armada Nacional y apostando a una población resignada. Dispuesto a imponer una “normalidad relativa y vigilada”.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).-Venezuela, apunta el FMI en el reporte sobre perspectivas económicas para América Latina y el Caribe, y la sola mención del país produce dolor de cabeza. Porque el Fondo Monetario Internacional, igual que lo hace el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, o cualquier agencia de análisis privado, considera que Venezuela “continúa sumida en una profunda crisis económica y humanitaria”, y no va a mejorar la situación en 2020. El FMI apunta 5 grandes problemas.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- La operación de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y el general Vladimir Padrino López se venía diseñando desde hace semanas. Lo que no se esperaba es que la apuesta en escena se hiciera de una forma tan burda. Ante el mundo quedaron en evidencia las alcabalas policiales y militares, el bloqueo al recinto parlamentario para impedir el paso de Juan Guaidó y los diputados que lo respaldan, la violación del reglamento interno del Parlamento, el uso de un grupo de parlamentarios mercenarios y corruptos para integrar la directiva ilegítima, el modo en que se procedió a la juramentación y la actitud clara de que los diputados comprados por el régimen recibían instrucciones precisas de lo que debían hacer y deben seguir haciendo una vez posicionados en los cargos. El próximo paso será que el Tribunal Supremo de Justicia sentenciará que esa directiva y esa Asamblea Nacional son las legítimas.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Evo Morales le envía un mensaje a Juan Guaidó. Al Juan Guaidó de este 16 de noviembre. Y el mensaje pasa por el Palacio de Miraflores desde donde gobierna Maduro. Pasa por los cuarteles del PSUV, el partido de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Y pasa por los cuarteles militares y policiales. Evo Morales dice que quiere la paz en Bolivia, que quiere la pacificación, pero que el pueblo no va a parar. Y es que desde el exilio Evo Morales sigue estimulando la violencia y la confrontación. Evo Morales insiste en el caos. Evo Morales aun cree que el caos es su principal arma. El caos en la calle y el caos institucional. Evo Morales todavía calcula que los militares, o un sector de la Fuerza Armada puedan llevarlo de vuelta al poder.