konzapata.com

Diosdado Cabello

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- El objetivo es Juan Guaidó. Para que se cumpla la sentencia dictada hace unos días por la esposa de Nicolás Maduro: Guaidó no se salva de esta. Esta es la Operación Gedeón. El régimen acusa al partido de Leopoldo López de terrorista pero lo que persigue de manera inmediata es acorralar a Guaidó.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Nadie está contento en Venezuela. Nadie puede estarlo. Ni el padre de familia. Ni el joven universitario. Ni la madre. Ni el trabajador. Ni el empleado público. Ni el rico ni el pobre. Ni el político de oposición. Ni el político chavista. Ni siquiera el político más madurista. Ni el militar. Nadie está contento. Ni Maduro. Ni Guaidó.

Por Juan Carlos pata (KonZ).- Hay aspectos oscuros en la Operación Gedeón y pasará mucho tiempo sin que sean aclarados. Hay otros que suenan como un engranaje desajustado. Hay un aspecto que parece ser más que cierto. La operación estaba penetrada. La inteligencia de Maduro funciona. El espionaje está activo en Colombia, en Miami, en Madrid.

Pedro Benítez (ALnavío).- La Fuerza Armada de Venezuela ha sido el convidado de piedra de la extraña historia que gira alrededor de la Operación Gedeón. Sus altos mandos lo han querido disimular, pero el protagonismo dentro del régimen se lo atribuye Diosdado Cabello, a quien el propio Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión le cedió la palabra para explicar los detalles de la maniobra contra insurgencia. Por encima del ministro de la Defensa y del comandante del Centro Estratégico Operativo de la Fuerza Armada Bolivariana, Ceofanb.

Zenaida Amador (ALnavío).- El fenómeno, que por casi dos años arrasó el poder adquisitivo de los venezolanos y sumió a la población en una aguda crisis, comenzó a perder velocidad en la segunda mitad de 2019. Sin embargo, todo indica que vuelve con fuerza estimulado por los coletazos generales del coronavirus y las políticas del régimen de Nicolás Maduro que apuntan a la agudización de la debacle económica en Venezuela.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Pareciera que llegó la máxima presión. Aunque siempre puede haber más. La propuesta de Estados Unidos para un gobierno de transición en Venezuela sin Nicolás Maduro y Juan Guaidó y con el arbitrio de la Fuerza Armada, asomaba como un cambio de política, de búsqueda de acuerdo. Pero este miércoles, el gobierno de Donald Trump anunció una operación de la Armada en el Caribe para profundizar la lucha contra el narcotráfico. Los objetivos son los carteles de México y Venezuela. El objetivo político es el régimen de Maduro, que según la administración Trump, se beneficia de los ingresos por narcotráfico mientras hace sufrir al pueblo de Venezuela. La semana pasada, Estados Unidos acusó a Maduro y al grupo que lo respalda en el poder, de narcoterrorista, y puso precio a su cabeza.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Chávez amenazó una vez con arrasar el Este de Caracas. Su amenaza era porque en el Este de Caracas viven las clases medias y altas que siempre se le opusieron y se oponen al chavismo. Chávez fue el que dijo que se pone en marcha la operación Manuel Rosales va preso y Manuel Rosales tuvo que irse al exilio. Chávez fue el que habló de paredón para la jueza María Lourdes Afiuni. Chávez dejó que la gente gritara en un Aló Presidente, paredón para el general Raúl Baduel. Chávez condenaba. Chávez impuso el estilo. En eso lo siguen Nicolás Maduro y Diosdado Cabello.

Daniel Gómez (ALnavío).- Lo de Diosdado Cabello con Michelle Bachelet ya es personal. El número dos del chavismo, señalado por la ONU de participar “en una retórica que estigmatiza a la oposición”, dice que la alta comisionada para los Derechos Humanos no está habilitada para hablar de lo que ocurre en Venezuela. Y no lo está porque, según Cabello, Bachelet ha callado sobre la situación de Chile y Colombia. Se equivoca.

Zenaida Amador (ALnavío).- El cese de operaciones de DirecTV en Venezuela es un episodio con múltiples aristas. Si bien es verdad que implica un duro golpe para la población, abatida por la crisis económica, la inestabilidad política y la severa cuarentena impuesta a propósito del coronavirus, también es cierto que le roba una plataforma de proyección al chavismo y a su maquinaria de propaganda. Las repercusiones de este episodio apenas comienzan a dibujarse. El chavismo dejó de invertir en sus propios medios y ahora sufre las consecuencias.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Dicen que Diosdado Cabello es hombre de buen dormir. ¿Pero estará durmiendo a pierna suelta en estos días? Cualquiera diría que sí, pues quién duerme mal después de acumular tanto poder y sea reconocido como protagonista de algunas hazañas que lo colocan en lo más alto de la ola de la política chavista y antichavista, nacional e internacional. Además, Cabello no oculta que goza con el momento.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Nada es estable. Nada puede ser estable en el régimen de Maduro. No ha pasado un acontecimiento cuando ocurre otro. Lo que no pasa es el despeñadero. Es lo único que no es estable. Porque cambia de dirección. Y movimiento. Y velocidad. Hay un aspecto que sin embargo es constante. Y es la solución a la crisis. ¿Las elecciones presidenciales? ¿Siguen vigentes? Les cuento una experiencia muy cercana de unos empresarios con algunos jerarcas del régimen.

Juan Carlos Zapata (Konz).- Alta presión. Se siente en Caracas. En lo interno presiona Guaidó. Más allá los distintos voceros de los Estados Unidos. Hay como una estrategia envolvente que va desde la acusación contra Maduro de narcoterrorismo, el anuncio de la operación militar en el Caribe, el plan del gobierno del Consejo de Estado y gobierno de transición, el apoyo de la comunidad internacional al plan, y medidas contra factores de poder, contra los aliados de Nicolás Maduro.

Pedro Benítez (ALnavío).- Por medio de Mike Pompeo y Elliott Abrams, el gobierno de Estados Unidos ha asumido la propuesta de transición política que Juan Guaidó hizo pública en septiembre pasado y que luego dirigió a los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en una sesión de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela. No es una oferta que se le hace a Nicolás Maduro y a Diosdado Cabello. Se le hace a los gobernadores del PSUV, al Alto Mando Militar y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), es decir, a la coalición cívico-militar chavista que sostiene a Maduro. ¿Es una oferta que no pueden rechazar? ¿Qué alternativas y escenarios tiene el chavismo?

Pedro Benítez (ALnavío).- El Poder Judicial de Estados Unidos ha comenzado a moverse como una pesada pero imparable maquinaria contra los principales dirigentes del régimen chavista en Venezuela empezando por Nicolás Maduro. Nada lo va a detener. No se trata ya de la simpatía o cálculos electorales de Donald Trump o de algún otro político republicano o demócrata en ese país. Las instituciones de los EEUU no le van a dar tregua a Maduro. Con o sin coronavirus. Esto desbarata los planes para flexibilizar las sanciones y complica todavía más el cuadro político venezolano.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- El problema es el fracaso. El problema es el miedo. ¿Dónde están los autores materiales e intelectuales del incendio de los galpones del CNE? El autor intelectual es alguien que tiene miedo a contarse con reglas de juego claras y sin ventajismo. Por eso queman las máquinas. ¿Y por qué el miedo? Por el fracaso. Lo de PDVSA tiene esa dosis. De fracaso y miedo. En PDVSA no fracasaron el general Manuel Quevedo y su equipo. Fracasaron también Nicolás Maduro, Cilia Flores, Diosdado Cabello, Delcy Rodríguez, y Tareck El Aissami que son los que vienen manejando la empresa. Quevedo no pudo con la producción petrolera. Pero no fue Quevedo. Fueron todos ellos los que no pudieron. ¿Y ahora? La persecución otra vez.