konzapata.com

Diosdado Cabello

Pedro Benítez (ALnavío).- El regreso del PSUV a la Asamblea Nacional sería una victoria para Juan Guaidó, una derrota para Diosdado Cabello y un problema para Nicolás Maduro. Para el ala radical del chavismo gobernante que encabeza Diosdado Cabello implica una derrota. Es reconocer la inutilidad de la Constituyente que hace dos años se vendió como plenipotenciaria, supraconstitucional y todopoderosa. Pues bien, ella se pierde en sus manos. Razón por la cual no es de extrañar que ya haya empezado con sus tácticas de saboteo a los planes de Maduro.

Pedro Benítez (KonZ).- Engañar y dejarse engañar es la consigna. Esa es la forma de operar de Nicolás Maduro. El acuerdo montado con los factores de la “oposición minoritaria” se fundamenta en esa premisa. Al extremo de intentar engañar hasta al cuerpo diplomático encabezado por el Nuncio Apostólico para presentarla públicamente.

Ysrrael Camero (ALnavío).- En 2020 habrá un proceso electoral en Venezuela. Si estas elecciones son libres y nos conducen a la democracia, o se convierten en otra alcabala de nuestra dilatada autocratización, depende de que se pueda construir una negociación a la que hay que empujar a Nicolás Maduro con los incentivos correctos, la movilización masiva en la calle, la presión diplomática y una oferta que no pueda (ni quiera) rechazar.

Zenaida Amador (KonZ).- “Nuestra Constitución contempla que las elecciones a la Asamblea Nacional deben convocarse en el año 2020, por lo que a partir del 1ro. de enero próximo, cualquier día es legal para tal fin, a menos que la Asamblea Nacional Constituyente, como expresión del Poder originario del pueblo venezolano, considere una fecha para este mismo año, si así lo orientan la evolución y las consultas que han de realizar desde la Comisión que aprobó soberanamente la Asamblea Nacional Constituyente”, así lo indica una publicación interna del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que lidera Nicolás Maduro.

Pedro Benítez (ALnavío).- La crisis de los migrantes venezolanos en las fronteras de Ecuador y Chile, el cambio de actitud de los gobiernos de esos países ante este masivo movimiento de personas y la indiferencia con que el régimen chavista ve un problema que ha creado tienen (y no por casualidad) un antecedente en América: la crisis de los balseros cubanos hacia Estados Unidos.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- El chavismo sigue desafiando. Porque el lobo nunca llegó. El lobo dice que está listo. El lobo dice que todas las opciones están sobre la mesa. Pero el chavismo no se detiene. El chavismo dice que el lobo no llegará. Que no habrá intervención militar. Y que es cosa de tiempo que las sanciones puedan ser evadidas. De alguna forma. Y el régimen seguirá adelante.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- La revelación de Donald Trump de que en efecto su gobierno conversa con altos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro, cambia todo el formato de negociación que se lleva a cabo con la ayuda del gobierno de Noruega. O peor, puede implosionar la mesa de negociación y el mecanismo. Lo dice un diplomático que también es experto en este tipo de procesos. Lo que dijo Trump y confirma Nicolás Maduro, marca una nueva ruta.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Ahora la fuerza está del lado de Guaidó. Juan Guaidó puede tensar la cuerda. No tanto. Pero puede hacerlo. Fue Maduro el que se levantó de la mesa de negociaciones y es Maduro el que quiere volver. Y es la Fuerza Armada la que quiere que se siga negociando. Y por ello el regreso de los mediadores a Caracas. Tal como ha sido confirmado por el propio Guaidó. Están en Caracas aunque no hay fecha del reinicio de la negociación.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- John Bolton tenía razón. John Bolton lo tenía medido. Bolton decía que Maduro no era serio en las negociaciones en las que mediaba el gobierno de Noruega. Nicolás Maduro quería ganar tiempo. Maduro seguía el guion de los cubanos de ganar tiempo. Y por ello Bolton exigió en aquella reunión de principios de agosto en Lima que ya estaba bien de diálogo y era tiempo de pasar a los hechos, y los hechos iban por retirarse del poder y despejar el camino para unas elecciones libres. No había otro camino.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Rafael Ramírez alerta sobre la guerra de Nicolás Maduro pero al mismo tiempo se burla de Maduro. Ramírez señala que Maduro busca una guerra con Colombia. Para buscarle una tapadera al desastre y seguir manteniéndose en el poder. Ramírez señala que se trata de una fórmula del alto riesgo. Pero…

Zenaida Amador (KonZ).- Si bien Juan Guaidó, quien en enero asumió las funciones ejecutivas de la República, estableció el cese de la usurpación de la Presidencia por parte de Nicolás Maduro, el establecimiento de un Gobierno de transición y la celebración de elecciones libres como la ruta de acción a seguir para regresar a Venezuela a la senda democrática, estos pasos no se han cumplido hasta ahora. Aun así la maquinaria política venezolana ya comienza a activarse.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Maduro quiere pelear hasta con la ONU. Maduro entra en guerra con Michelle Bachelet. Maduro sigue los pasos de Diosdado Cabello que ya insultó a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos. Hasta Ginebra llegaron las palabras de Maduro llamando mentirosa a la expresidenta de Chile. A Maduro le duele el Informe Bachelet. Le duele que la ONU siga monitoreando los derechos humanos en Venezuela.

Pedro Benítez (ALnavío).- ¿Por qué Nicolás Maduro aceptaría dialogar con el enemigo que lo sanciona y bloquea? ¿Por qué “altos funcionarios” de su régimen conversan con el imperio? La respuesta es que la revolución chavista tiene precio. Siempre lo ha tenido. En Washington lo saben.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Volvió Henry Ramos Allup. Volvió diciendo verdades. Enfocado, apuntando a la diana. Volvió a propósito de los 100 días que lleva secuestrado por el régimen el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano. El secretario General de Acción Democrática reapareció luego de varias semanas de ausencia para denunciar las condiciones que sufre en prisión Zambrano -vicepresidente también de Acción Democrática-, pero, inevitable, el líder adeco dijo más. Palabras que no pueden pasar por debajo de la mesa.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- La encuesta Delphos dice que hay un 2,5% de personas felices en Venezuela. De ese 2,5%, los hombres son menos felices que las mujeres. Pero hay un hombre que es más feliz que todos. Es Diosdado Cabello. Es el hombre nuevo del socialismo chavista. Y es el militante, el dirigente duro de la revolución. De esa manera asume su rol. Lo asume cuando ataca a Juan Guaidó y le dice Juanito Alimaña, y es feliz por eso. Lo asume cuando señala que a la Asamblea Nacional que preside Guaidó no hay que disolverla porque ya está eliminada, y el disfruta con eso. Cabello goza cada vez que ataca. Cada vez que toma la ofensiva. Y no puede ocultarlo.