konzapata.com

Dolarización

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- El economista Francisco Rodríguez puso la dolarización en agenda en la campaña electoral de 2018, esas elecciones en la que Maduro fue electo de manera fraudulenta y que la comunidad internacional no reconoce. Francisco Rodríguez era el jefe del programa económico del exgobernador y entonces candidato presidencial, Henri Falcón. El experto dijo a KonZapata en aquella ocasión que la dolarización “es una parte crucial de nuestra propuesta. No lo es todo. Hay una serie de otros componentes que tiene que ver con política fiscal, con la política productiva, salud, educación, seguridad. Todo esto es un engranaje. Vender la dolarización como panacea sería irresponsable y nosotros no lo hemos hecho, pero sí consideramos que es un punto básico de partida para lograr estabilizar la economía y sin esta estabilización va a ser muy difícil recuperarla”.

Zenaida Amador (KonZ).- Nicolás Maduro sorprendió a propios y extraños al hablar de “la autorregulación de la economía”, de que “tenemos un mercado en funcionamiento” y de “cómo ese proceso que llaman de dolarización puede servir para la recuperación y despliegue de las fuerzas productivas del país y el funcionamiento de la economía, es una válvula de escape. Gracias a Dios existe”. Tales señalamientos abren espacio a múltiples interpretaciones y hay incluso quienes creen que revela una línea de flexibilización económica de parte del régimen. ¿Pero qué hay detrás de este aparente consentimiento de la dolarización?

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- La información proviene de la Florida International Bankers Association, FIBA. En una reciente conferencia, los banqueros analizaron las últimas medidas de la OFAC y su impacto en los clientes venezolanos y la banca. Cuando se habla de clientes, se refiere a particulares y corporativos.

Por Caleb Zuleta @CalebZuleta.- El poder de compra del dólar se desploma. Es una realidad. Ya se dijo. Venezuela es el único país del mundo en el que la inflación no solo se come la moneda local sino también a la divisa de los Estados Unidos.

Por José Manuel Rotondaro.- Los fanáticos de la dolarización como salida fácil y mágica para la hiperinflación en Venezuela, han usado el ejemplo de Zimbabue como una demostración de su capacidad para instantáneamente estabilizar los precios. Efectivamente Zimbabue tuvo la mayor hiperinflación en tiempos recientes hasta que el fenómeno se desató en Venezuela.

Por Orlando Zamora.- La atribulada economía venezolana se refugió con mucha fuerza en el dólar a partir de las señales tanto del mal gobierno de Nicolás Maduro como por las variaciones adversas de los precios petroleros a partir del 2014.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- He visto dos empresarios agotados. Dicen estar cansados, apabullados y sus niveles de esperanza, de que la crisis de Venezuela se solucione en un plazo razonable, han bajado a mínimos.

Por José Manuel Rotondaro.- El mega apagón está causando terribles consecuencias para los residentes en el país, colocándolos en un entorno similar al que vivían los venezolanos a mediados del siglo XIX, sin electricidad, agua, gas o telecomunicaciones. En esa época tampoco había una moneda nacional y las transacciones comerciales se cerraban con la entrega de monedas metálicas acuñadas en otros países.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Sputnik. El portal ruso con apego a Vladímir Putin y a la política oficial rusa, tampoco puede pasar por alto la situación venezolana. No lo ha hecho el propio Putin que en la reciente entrevista con Nicolás Maduro en Moscú reconoció la problemática por la que atraviesa la economía y el gobierno de su aliado en América Latina.

Por Juan Antonio Avellaneda.- Venezuela es víctima de otro hecho económico como consecuencia del mal manejo de las políticas económicas del Gobierno de Maduro. Además del default de la deuda, de la hiperinflación descontrolada y la profundarecesión, hoy podemos decir que la población venezolana experimenta una dolarización de facto de la economía. Es decir, una dolarización no decretada o programada por el Gobierno sino asumida, impuesta, por la sociedad como vía de sobrevivencia.