konzapata.com

Escándalo del siglo

LO MEJOR DE 2018

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Habla el militar. Otra vez. El que fue ministro de Chávez. El que nos adelantó que en el escándalo del siglo, o el caso Alejandro Andrade-Raúl Gorrín, aparece involucrada la familia Chávez y de manera particular María Gabriela Chávez. Este miércoles lo confirmó la fiscal Luis Ortega Díaz. Y hasta suministró el número de expediente de la investigación abierta en Caracas. O sea, la hija de Chávez se suma a la lista de los boliburgueses. La boliburguesa.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Lista sentencia. 10 años para Alejandro Andrade. Parece poco. Pero la información aportada por Andrade es lo que vale. De hecho, ante el tribunal que lo sentenció, el ex tesorero Nacional de Hugo Chávez, señaló que seguirá cooperando con la justicia de los Estados Unidos. Así que el escándalo del siglo seguirá dando mucha tela que cortar.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Habrá debate. El caso Andrade entrará en discusión mañana martes en la Asamblea Nacional. Ya hay que imaginar los montos. Los nombres. Las conexiones. La trama del caso. Todo será ventilado. La propuesta del diputado Freddy Superlano, de Voluntad Popular, es que la cámara en pleno discuta y aborde quizá el que puede ser el escándalo del siglo. Nada comparable a ningún otro anterior. Lo ya conocido arroja una dimensión del escándalo. Lo que ya el mismo extesorero Nacional, Alejandro Andrade, ha admitido en el juicio que se libra en Florida, Estados Unidos, apunta hacia una trama de intereses múltiples.
  • 1

Por José Manuel Rotondaro.- Tres procesos de investigación financiera-judicial en curso en Europa y Estados Unidos revisten particular importancia para el futuro de Venezuela. Nadie discute la necesidad de identificar y sancionar a los responsables del saqueo de los fondos públicos que ha tenido lugar en los últimos 20 años. El más reciente ejemplo es que el atañe al Escándalo del Siglo, cuyos protagonistas son Alejandro Andrade y Raúl Gorrín, el ex tesorero nacional y el dueño de Globovisión, respectivamente. Pero no se puede olvidar el papel que instituciones financieras y otras firmas han tenido para facilitar la transformación de dinero estatal en patrimonio privado, de forma tal de borrar todo vínculo de éste último con la fuente original.