konzapata.com

Eulogio del Pino

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- El problema es el fracaso. El problema es el miedo. ¿Dónde están los autores materiales e intelectuales del incendio de los galpones del CNE? El autor intelectual es alguien que tiene miedo a contarse con reglas de juego claras y sin ventajismo. Por eso queman las máquinas. ¿Y por qué el miedo? Por el fracaso. Lo de PDVSA tiene esa dosis. De fracaso y miedo. En PDVSA no fracasaron el general Manuel Quevedo y su equipo. Fracasaron también Nicolás Maduro, Cilia Flores, Diosdado Cabello, Delcy Rodríguez, y Tareck El Aissami que son los que vienen manejando la empresa. Quevedo no pudo con la producción petrolera. Pero no fue Quevedo. Fueron todos ellos los que no pudieron. ¿Y ahora? La persecución otra vez.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- La destrucción de PDVSA con Maduro es tres veces más profunda que cuando el paro petrolero. Lo dice el exZar de PDVSA, Rafael Ramírez. Porque con Maduro se han destruido la imagen de la empresa, los yacimientos, la capacidad productiva, los recursos humanos, las instalaciones. Se ha destruido todo. Hasta la “moral, la autoestima, la conciencia, el compromiso”. En una escala de 1 a 10, con el paro de 2002 la destrucción fue de nivel 3 mientras que con Maduro alcanza nivel 10.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Anda Elías Jaua hablando sobre la conveniencia de rescatar la economía. Pontifica el exvicepresidente de Hugo Chávez y exministro de Nicolás Maduro sobre el riesgo de hecatombe en 2019; lo que hay que evitar. Pero esa economía hoy destrozada, es la economía que el propio Jaua ayudó a destrozar. Tuvo en sus manos la posibilidad de “estabilizarla”, que es por lo que llama ahora. Hay una historia.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Ya Eulogio del Pino era un hombre en la mira. Mucho antes de ser acusado de corrupción por el fiscal General de Nicolás Maduro, Tarek William Saab. El expresidente de PDVSA era un crítico de la política económica del Gobierno. Y tomó posición. Así entró en terreno desconocido. Después, Del Pino se introdujo en terreno difícil cuando en julio de 2016 señaló que las expropiaciones acometidas por Hugo Chávez y Rafael Ramírez en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, habían sido un error. Hay otro elemento desconocido. Y hasta ahora es que se sabe. Y tiene que ver con la propuesta económica que le presentó Unasur al gobierno de Maduro en junio de 2016. El entonces presidente de PDVSA fue uno de los más fervientes defensores del documento. Y al hacerlo, entró en terreno sospechoso.
  • 1

Zenaida Amador (ALnavío).- El mayor general de la Guardia Nacional, Manuel Quevedo, llegó a la presidencia de Petróleos de Venezuela en una circunstancia muy particular. Estaba por terminar 2017, bajo el peso muerto de los desmanes económicos de los primeros años del gobierno de Nicolás Maduro, más las secuelas profundas dejadas por el sobreendeudamiento y la politización de PDVSA promovidos por Hugo Chávez hasta su muerte en 2013. Fue precisamente su llegada la que le dio la estocada final a la maltrecha PDVSA, donde el propio Chávez combatió por todas las vías la meritocracia.

Por Juan Carlos Zapata.-Se despide Rafael Ramírez de 2018 con un ataque envolvente a la estructura de poder. No deja hueso sano cuando sale en defensa de los perseguidos, presos y del fallecido expresidente de PDVSA, Nelson Martínez. Ramírez apunta hacia la cúpula del poder de manera directa, y hacia los magistrados del TSJ, los rectores del CNE, los militares, e inclusive los bolichicos.