konzapata.com

Éxodo venezolano

José Antonio Carrero y Raquel Pestana (Carrero Abogados/ALN).- El coronavirus ha tomado a la comunidad venezolana inmigrante en España en desventaja. Sin posibilidades de regularizarse ni de documentarse. Y los que estaban a punto de hacerlo, sienten de nuevo la pérdida de todo.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Ya son 400 los venezolanos que se han acogido al programa diseñado por el gobierno de Hungría. Una cifra importante. El 40% de los 1.000 que han migrado a Budapest. Este programa lo lanzó el primer ministro Viktor Orban hace 3 años. Y debería constituirse en referencia para otros países de Europa.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- El FMI analiza el “impacto económico de los migrantes venezolanos” en Perú. Como se sabe, este país es el segundo en las cifras del éxodo después de Colombia. Hasta el punto que los venezolanos ya constituyen el 2,5% de la población de Perú. Impresionante. Como impresionante el impacto en los índices de la economía.

Caleb Zuleta (ALnavío).- Lo menos que quiere Alemania es que la maquinaria económica se detenga. Por ello Alemania abre los abrazos a la migración extranjera. La que viene desde más allá de las fronteras de la Unión Europea. Eso sí, migración especializada. Ingenieros, médicos, enfermeros, camareros, mano de obra para la industria de la construcción, gente de las nuevas tecnologías. Toda una oportunidad para la migración de Venezuela. Hay 1.400.000 puestos de trabajo esperando.

Daniel Gómez (KonZ).- Países como Colombia, Perú y Ecuador son los más afectados por la migración venezolana. El éxodo los obliga estirar los presupuestos para garantizar la educación, la salud y la vivienda, lo cual tiene un impacto en los países de la región. Un impacto social, ya que han crecido los casos de xenofobia. De ello hablan con el diario KonZapata el profesor del IE de Madrid, Juan Carlos Martínez Lázaro, y Juan Vázquez, economista jefe para América Latina de la OCDE.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Lo primero que hace Diego Arria es aclarar por qué puede producirse esa absurda elección de Venezuela -en este caso la Venezuela de Maduro- para ocupar un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU siendo tan reciente el informe Bachelet que condena al régimen por la violación continuada y sistemática de los derechos humanos. Por qué si además, en la pasada Asamblea General de la ONU, el presidente de Colombia, Iván Duque, presentó un documento con pruebas sobre la alianza de Maduro con grupos terroristas. Por qué si la crisis generada por la incapacidad de Maduro ha expulsado del país a más de cinco millones de venezolanos, un éxodo considerado el mayor que se haya visto en la historia del hemisferio occidental.

Daniel Gómez (ALnavío).- La Usaid acaba de lanzar un fondo de 100 millones de dólares para los emprendedores latinoamericanos que aporten soluciones para el éxodo. A finales de septiembre, la agencia también destinó una partida de 56 millones para financiar medios independientes en Venezuela, así como al sector salud y a la sociedad civil. Montos elevados, pero nunca tan cuantiosos como los que entregó en Cúcuta la hija y asesora del presidente de EEUU, Ivanka Trump.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Maduro dirá que todo es cuestión de tiempo. Es un personaje que sabe ganar tiempo. Lo ha hecho en todo este periodo, desde que asumió el poder en 2013. Rafael Correa le envía este mensaje a Ecuador, que resistan, que todo es cuestión de tiempo para que la revolución ciudadana, la que él encabezó, regrese, vuelva, y se instale de nuevo en el gobierno.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Lo señala el FMI en el reporte sobre perspectivas económicas de América Latina. Colombia es el primer receptor de migrantes y eso se va a sentir en la economía como se está sintiendo en Perú, que es el segundo país que ha acogido mayor número de personas del éxodo venezolano.

Daniel Gómez (ALnavío).- La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU sitúa el éxodo venezolano en 4,7 millones de personas y en 6,5 millones a finales de 2020. Esto también le preocupa a Michelle Bachelet. Sobre todo, porque se dispara el número de inmigrantes irregulares. Aquí el régimen de Nicolás Maduro también es culpable.

Caleb Zuleta (ALnavío).- Un estudio realizado en campo, refleja en lo que se ha convertido la frontera de Venezuela y Colombia entre San Antonio del Táchira y Cúcuta. Es un análisis sobre la tragedia de la migración del venezolano. Porque migrar no es un paseo. Es confundirse con el delito. Con los riesgos. A veces es ir hacia el abismo.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- La verdadera reserva de Venezuela es la diáspora. Expresión de Diego Arria. El exembajador de Venezuela ante la ONU y expresidente del Consejo de Seguridad, señala que al éxodo no se le ha dado la dimensión que corresponde. La diáspora son los millones de venezolanos que han salido del país tras una nueva oportunidad de vida. Cinco, seis y todavía más. Porque las estadísticas oficiales, las de Naciones Unidas, o las de países como Colombia, Ecuador, Perú, presentan un rezago de meses.

Daniel Gómez (ALnavío).- “Hace falta la generosidad de la comunidad internacional para resolver esta crisis”, recuerda Humberto López, vicepresidente del Banco Mundial, en el foro mundial sobre el éxodo venezolano celebrado este lunes en Bruselas.

Zenaida Amador (ALnavío).- Cerca de cinco millones de personas abandonaron Venezuela en los últimos años para escapar de la crisis política, económica y social que azota al país, y algunas proyecciones indican que la cifra puede llegar a ocho millones al cierre de 2020. Una parte de estos emigrantes se marchó sin deprenderse por completo de sus bienes de valor, principalmente sus viviendas, a la espera de un mejor momento ya sea para regresar al país y seguir disponiendo de ellos, o para venderlos. Y aunque no hay cifras oficiales, se estima que por esta razón en Venezuela hay entre 100.000 y 150.000 inmuebles “cerrados”.

Daniel Gómez (ALnavío).- Naciones Unidas acaba de tasar la avalancha migratoria en 4,3 millones de personas. Dice que está exacerbando las tensiones económicas en América Latina y superando las capacidades de los países. Por eso piden más fondos. Más compromiso. Más coordinación. Es el momento de la unidad, señalan.