konzapata.com

Fuerza Armada

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Otra negociación entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición venezolana. ¿Otra más? Algunos lo consideran así, una más. Sin embargo, han cambiado las circunstancias. Para Maduro y para la oposición, ahora encabezada por Juan Guaidó. ¿Qué es lo que la hace diferente?

Por Orlando Zamora.- Juan Guaidó es el líder del más inédito de los procesos políticos vividos en Venezuela y tal vez del mundo. Encabeza la Operación Libertad. Detienen y persiguen a buena parte de su vanguardia y él se crece en solitario, pidiendo más apoyo local y mundial.

Ysrrael Camero (ALN).- Venezuela parece encontrarse hoy en una disyuntiva, que pasa por las acciones u omisiones de las fuerzas militares. Se desprenden dos posibles escenarios a partir de acá, y ambos comprometen el futuro de la Fuerza Armada como institución.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Siguen las filtraciones. De las reuniones. De las de antes y las que sucedieron después de la operación que montó Juan Guaidó para el 30 de abril. Mucho se ha dicho. De negociaciones que implican a militares, magistrados y hasta operadores del dinero. Ahora se filtran los detalles de la reunión que sostuvo Nicolás Maduro con los militares en la madrugada del 2 de mayo en la Academia Militar de Caracas.

Por Juan Carlos Zapata @perodistajcz.- Un millón de personas frente al Palacio de Miraflores. Un millón de almas rodeando a Nicolás Maduro. Un millón de ciudadanos exigiendo que se vaya. Un millón. Más de un millón de voces clamando por el cambio.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Juan Guaidó aún confía en el arma de la presión popular. Pretende Guaidó seguir sumando capacidades con el fin de conformar un movimiento robusto que obtenga resultados en esta nueva etapa de la lucha que ha llamado Operación Libertad. Pero la gente no quiere marchar. La gente no quiere concentrarse. La gente aspiraba y aspira a una solución más rápida para forzar la salida de Nicolás Maduro del poder.

Por Orlando Zamora @periodistajcz.- Discurso corto pero efectivo. Respuestas claras y precisas. Interacción con la gente. Juan Guiadó reafirma una hoja de ruta y llama a los ciudadanos a tener confianza en sí mismos en el proceso que lleva adelante. El mismo habla con confianza. El mismo tiene ese tono de quien está seguro de lo que hace.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Lo que dice. Lo que no dice. Cuándo lo dice. Y por qué lo dice. Todo importa en el caso de Carlos Rotondaro. Por ex alto funcionario de Hugo Chávez. Por ex alto funcionario de Nicolás Maduro. Porque es general activo. Porque siempre se le ha vinculado al anillo más cercano de Diosdado Cabello. Desde aquellos primeros tiempos de 2004, 2005. Era todo el poder para Diosdado Cabello, entonces. Lo que indica que Cabello sufre una baja importante en el anillo del poder, como la baja de Carlos Aguilera, investigado, señalado; como la baja de Manuel Barroso; e inclusive la baja de Alejandro Andrade, aunque más cercano al Chávez de los últimos tiempos.

Zenaida Amador (ALN).- Siguiendo los lineamientos más radicales del chavismo, Nicolás Maduro intenta blindarse con la informalización (grupos paralelos) del poder de fuego, lo que no sólo lo hace más peligroso en Venezuela y para los países vecinos sino también a escala global. Con los más recientes nombramientos apuesta a la desinstitucionalización de los cuerpos de seguridad.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Antonio Ledezma lo afirma sin duda alguna. El régimen de Nicolás Maduro es insostenible. “Es una estructura en proceso de implosión”. Al mismo tiempo, señala, el proceso del fin de la usurpación, es indetenible. Los hechos de hace una semana. El movimiento del 30 de abril, llevan al Alcalde Metropolitano de Caracas en el exilio, a enumerar varios factores. 10 en total.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Cuando Diosdado Cabello señaló ayer lunes a Juan Guaidó que no encontraría militares dispuestos a pronunciarse contra Nicolás Maduro, lo hacía porque estaba al tanto de que algo estaba en movimiento en la Fuerza Armada desde hace varios días. De hecho, se informaba que él mismo se había constituido en un factor de contención. Pero la operación iba adelante.

Por Ezio Serrano Páez.- Las relaciones de poder son asimétricas. Uno(s) manda(n) y otro(s) obedecen. Y esto es así desde que el mundo estaba en pañales. No viene a cuento discernir sobre lo justo o injusto de tal asimetría pues ya ha pasado demasiado tiempo desde que la sociología dejó claramente establecido que las relaciones políticas son, por definición,relaciones de poder, por ello son de naturaleza asimétrica, pese a los intentos de horizontalidad que procuran asociar el poder con la voluntad del demos o del “todos”.

Por Orlando Zamora.- El Presidente Encargado de Venezuela, Juan Guaidó, está siendo sometido a la mayor presión política y acción represiva que es capaz de armar el régimen en los límites de su profunda debilidad política y económica.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- ¿Quién no conoce en Venezuela a Ramiro Valdés? Figura principal de la revolución cubana. Un histórico, como se dice. Para el chavismo, el hombre que nueve los hilos de la inteligencia. Para la oposición, perverso y asesino. La verdad, todo un poder en Cuba. El hombre del G-2. Y todo un poder en el régimen de Maduro. Ya desde los tiempos de Hugo Chávez comenzó a visitar Caracas. Con decir que en 2010 arribó y que a ofrecer apoyo ante la crisis eléctrica que entonces afloraba. Ya se ve en qué derivó la crisis eléctrica con Maduro. Su papel era y es otro: la inteligencia cubana. Y lo cierto es que Ramiro Valdés es todo un poder en Venezuela, si se llega al punto del control que impone y ejerce la inteligencia cubana en la Fuerza Armada, en la estructura estatal, en la estructura del PSUV, y más allá.

Por Zenaida Amador.- Juan Guaidó no cesa en su intento por llamar a los integrantes de la Fuerza Armada Nacional venezolana a facilitar la transición democrática en el país, ya que si dejan de darle soporte a Nicolás Maduro el cambio político se facilitaría. Para ello se han hecho ofertas públicas de amnistía y, a puerta cerrada, han tenido lugar múltiples acercamientos sin que hasta la fecha se haya observado un quiebre significativo en las filas de la Fuerza Armada.