konzapata.com

Fuerza Armada

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Se ven los videos. Se oyen los audios. Se consultan testimonios. ¿Y qué sale de todo ello? Que Nicolás Maduro observaba en la ayuda humanitaria una operación que de concretarse podía echar por tierra lo que queda de régimen. De allí la crueldad. De allí la masacre de Santa Elena de Uairén. De allí la represión en la frontera con Colombia. De allí la persecución. De allí la propaganda.

Por Orlando Zamora.- Al contrario de lo pensado por algunos, el terror sin pueblo no resguarda a los tiranos, es la inevitable marca o sello de salida. Se le emplea para contener y confundir a las fuerzas mayoritarias crecientes y esperanzadas en un fin que notan cada vez más cercano.

Por César Morillo.- Se ufana también de la legitimidad de origen de su comandante en jefe, Nicolás Maduro, ignorando lo fraudulento de un proceso convocado en tiempo fuera de ley y en condiciones inadmisibles para cualquier demócrata, razón por la cual la inmensa mayoría de países democráticos del mundo no lo reconocen hoy como presidente. De hecho, la Constitución ha sido violada en cada elección. Por órdenes de arriba se instruye a la tropa a que el Plan República favorezca a un factor político, el PSUV, y no a garantizar la pulcritud del proceso.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Máxima presión para los militares, para el Alto Mando Militar. Por un lado, Guaidó les dice que deberían preocuparse. Porque ya Maduro conversa con Elliot Abrams. Por el otro, Donald Trump les augura un futuro muy negro si siguen apoyando a Maduro. Lo perderán todo. No encontrarán refugio alguno en ninguna parte del mundo. No habrá lugar a dónde ir.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Llegó el momento de la organización. Juan Guaidó ha llamado para este fin de semana a la organización de toda aquellas personas que se registraron con el fin de participar en calidad de voluntarios en la operación de la ayuda humanitaria. ¿Pero basta con esto? ¿Hay que esperar a que caiga el régimen?

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Los militares juran lealtad. Los militares lloran. Los militares llegan al extremo de amenazar con pegarse un tiro para que el presidente les crea que jamás lo traicionarán. Los altos oficiales pronuncian discursos en contra de los golpes de Estado con el fin de calmar las aguas. Los oficiales, comandantes, generales, hacen todo eso. Y conspiran. Traicionan. Cambian de bando.

Por Ezio Serrano Páez.- No existe ninguna garantía de salir ilesos de esta prueba histórica, de hecho la muerte nos ha estado visitando. Pero en la cultura política moderna no existe antídoto más poderoso para vencer a los violentos que las elecciones libres y transparentes. Si bien esto no garantiza la anulación de todo trauma, por lo menos focaliza la energía y la acción de los demócratas en una opción concreta con respaldo abrumador.

Por Orlando Zamora.- Cuanto más grande es el clamor por un nuevo gobierno, el sector más radicalizado y obcecado, que aún sujeta a un pésimo régimen perdido sin brújula, intenta en su desespero tocar tambores de una “guerra popular” sin el acompañamiento del pueblo.

Por Juan Carlos Zapata.- Este señor era un héroe para Nicolás Maduro. Este general era un héroe para el chavismo. Por este militar se la jugó Maduro aquella vez que la DEA lo detuvo en el aeropuerto de Aruba. Era mediados de 2014. Por este general, al que llaman el Pollo Carvajal, se movilizó todo el poder del Palacio de Miraflores. Y se movilizó Diosdado Cabello, entonces presidente de la Asamblea Nacional, amigo del general, paisano de Monagas del general. Y se movilizó Rafael Ramírez, porque el general viajaba en un avión de un operador de la PDVSA de Ramírez, Roberto Rincón, que ya se sabe, terminó involucrado en escándalo de 1.000 millones de dólares, procesado en los Estados Unidos, donde sigue viviendo, en Houston. Y se movilizó Cilia Flores, que estaba allí, en el grupo de recepción cuando el general llegó a Caracas. Por la operación de “rescate” de Aruba, Maduro ganó puntos ante los militares, ante la casta chavista, ante la boliburguesía y ante el PSUV, que celebraba su III Congreso. Y por esa operación, Maduro obtuvo dividendos políticos en ese Congreso en el que, no hay que olvidarlo, fue aclamado el Pollo Carvajal.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Pudimos haber montado esta nota ayer miércoles. Pero el ataque cibernético lo impidió. Lo que leerán a continuación es producto de una breve conversación con un alto mando militar en Caracas. Y esto es lo que dice.

Por Orlando Zamora.- Donald Trump en un colorido acto con imágenes de Juan Guaidó y el recuerdo del asesinado piloto del Cicpc, Oscar Pérez, realizado en la Universidad Internacional de Miami, le dedicó una inusual atención a la crisis venezolana, única, por parte de un presidente de los Estados Unidos.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Lo mejor que he escuchado es esto: “Es como si Maduro no existiera”. Porque hay gente que comienza a vivir la vida como si la Presidencia de Guaidó no admitiera discusión alguna. Es gente de pueblo. Es gente llana. Que ya asume el presente mirando el futuro.

Por Orlando Zamora.- En Venezuela hoy se corrobora que ninguna idea es tan poderosa como aquella que llega en el preciso momento. En más de 20 ciudades del país, el alborozo y la alegría combatiente de los que se saben asistidos de toda razón, unificó a miles y miles de voluntades renuentes a perder la Nación.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Primero que es verdad que hay contactos directos con militares. Y esto lo han reconocido líderes de la oposición. Los contactos son al más alto nivel. Ya no se trata de la conspiración clásica. Porque en estos momentos, los puentes de transmisión han avanzado en la calidad de los acercamientos. Es la negociación de las garantías y la amnistía lo que está en marcha. Y lo que debe operar es que los oficiales de la Fuerza Armada involucrados en estos asuntos, tengan éxito en la comunicación hacia sus colegas de armas.

Por Orlando Zamora.- La pelea es dura, tal como se pronosticó. Pero los avances hoy son extraordinarios. Derrotar sin más armas que la Constitución a un régimen dirigido por un puñado de hombres guiados por sus intereses de poder, al cual hay que arrebatarle centímetro a centímetro la institucionalidad confiscada a lo largo de 20 años, es toda una hazaña compleja. Muy compleja.