konzapata.com

Gas

Por Zenaida Amador (ALnavío).- Cuando en 2016 de Nicolás Maduro habló de incorporar el gas doméstico al sistema de distribución de los CLAP quedaba claro que había un problema grave, ya que todo lo asociado a ese programa especial comunal del régimen intenta encubrir la aguda escasez que sacude a Venezuela, principalmente de alimentos, mientras eleva su control sobre la población. Cuatro años más tarde el problema no solo se ha agudizado, sino que carece de perspectivas de solución, salvo que se recurra a importaciones aunque no hay recursos para eso.

Por Redacción @konzapata.- Así, el Estado chavista prefirió asumir el control de la distribución de las bombonas a las que, de paso, pintó de rojo. Y ahora ese monstruo no cuenta con cilindros, con bombonas, con infraestructura, con plantas de llenado, con transporte. Ni siquiera tiene gas.
  • 1