konzapata.com

Hiperinflación

José Manuel Rotondaro.- Pese al empaque navideño de la alocución de Maduro este jueves por la noche,lo que queda claro es que el Gobierno ha optado por profundizar la contención del gasto salarial como instrumento de ajuste fiscal.

Por Orlando Zamora.- El gobierno de Nicolás Maduro jugó con fuego al eliminar los convenios colectivos y al achatar las escalas salariales. Golpeó en lo más sensible a la clase obrera y al extenso sector de los empleados públicos.

Por Orlando Zamora.- La atribulada economía venezolana se refugió con mucha fuerza en el dólar a partir de las señales tanto del mal gobierno de Nicolás Maduro como por las variaciones adversas de los precios petroleros a partir del 2014.

Por Orlando Zamora.- Es sábado 10 de noviembre de 2018. Los abnegados empleados del hospital y centro de rehabilitación nacional, conocido a secas como el Pérez Carreño, construido por el capitalismo, y que con los pagos al IVSS servía a la clase obrera, aguardaban para recibir cada uno de ellos, dos cajas Clap.

Por José Manuel Rotondaro.- En economía, rara vez un instrumento o medida tiene más de un propósito. No hay el equivalente de la famosa navaja multiuso del ejército suizo. Pero el gobierno de Nicolás Maduro ha tomado al Petro como la solución para los problemas que confronta, una especie de varita mágica que lo sacará del atolladero en el cual se ha metido.

Por Orlando Zamora.- Al tiempo que estallan con mayor vigor los precios de los productos, y sigue la debacle de alimentos, medicinas, servicios, combustibles y se aproxima el inevitable entrabamiento funcional de la maquinaria gubernamental, se generan expresiones de luchas populares por todo lo anterior y también por el rescate del salario digno.

Por Orlando Zamora.- El Gobierno de Nicolás Maduro faltó a su compromiso con los asesores extranjeros del paquetazo rojo, incluyendo a los técnicos del Banco Central de China, que exigieron cesar por completo la emisión desordenada e irresponsable de bolívares soberanos sin respaldo de exportaciones petroleras y mucho menos con un brutal decrecimiento del PIB (-18%).

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nadie se explica de dónde sacará el gobierno de Nicolás Maduro los 2.000 millones de euros que anunció va a entregar en los próximos meses al sector privado. Y a Maduro le urge entregarlos. ¿Pero dónde están esos recursos? Porque Maduro sabe lo de los pagos de la deuda. Los urgentes pagos. Y ante esto, también está lo otro. Los 2.000 millones de euros. ¿Dónde están esos reales? Y a Maduro le urge para que la industria se mueva. Produzca. Y haya algunos artículos en los anaqueles. Porque el paquetazo rojo no resultó ser la fórmula de la reactivación. El fracaso del paquete lo habían pronosticado los especialistas. La ilusión para el chavismo duró bien poco. La inflación se acelera. La escasez vuelve a tomar calle. El salario se pulveriza. El sistema cambiario sigue sin arrancar (No hay divisas) y el Petro. ¿El Petro? Quedó para pagos menores. Afuera nadie lo quiere. Los economistas ya usan esa expresión terrible: Colapso. El colapso de Venezuela. El colapso de la economía.

Por Orlando Zamora.- NI ocultando las cifras del desempeño económico ni intentando falsear la realidad, el gobierno de Nicolás Maduro pudo ocultar o disimular los catastróficos eventos de un año que cierra sobre el 1.000.000% de inflación y un tipo de cambio cercano a los 500 soberanos por dólar. Este 2018 ha sido, ante todo, el año del despegue y aceleración del fenómeno hiperinflacionario.

Por Orlando Zamora.- La pre historia financiera de Venezuela y el actual drama social chavista se cruzan en los recuerdos. La Caracas de 1810 contiene sólo 167 manzanas y una población de 31.710 personas, se extiende desde la actual avenida Baralt al Parque Carabobo de la Candelaria. De sur a norte: Plaza Capuchinos hasta la iglesia de la Trinidad o el Panteón Nacional, profanado hoy como un centro ideológico de carácter militarista-nacionalista- chavista.

Por Orlando Zamora.- Este es otro momento de juego inteligente por parte de las fuerzas democráticas del país. El escenario político, visto sobre la base del fracaso descomunal del socialismo populista, es, ahora, el más difícil para gobernar, pese a que el chavismo ya ha hecho un trabajo previo: instaurar un régimen blindado para estas y otras circunstancias.

Por Orlando Zamora.- En 60 días arrancaría el ilegitimo e inconstitucional período al que aspira Nicolás Maduro. Un periodo que coincide con las peores perspectivas de la arrinconada economía que se vislumbra, al igual que su nueva gestión, como un vuelo a oscuras, infernal, sin plan de ruta ni navegantes duchos en tempestades económicas.

Por José Miguel Farías (@Rendivalores).- En los últimos años, las empresas que cotizan en la Bolsa de Caracas han logrado abatir desde controles de cambio, expropiaciones, intervenciones, y hasta han podido resistir, tal como se ha demostrado en este 2018, el pulso a la terrible hiperinflación que azota al país.

Por Redacción @konzapata.- Para el abogado Leonardo Palacios, el “Plan de Recuperación, Crecimiento y Recuperación económica” anunciado el pasado 17 de agosto por el presidente Nicolás Maduro, muestra una tendencia inequívoca de control absoluto de la economía por parte del gobierno. Es la expresión de un Estado intervencionista férreo.

Por Orlando Zamora.- Es un repetir cíclico de parches. Es un repetir de pañitos calientes. La revolución chavista no cambia ni cambiará. No se mete con el centralismo autoritario destructor. No admite la ruina financiera. Tampoco los caminos cerrados en el plano económico. El único argumento es el golpe planetario contra la gestión del Gobierno. La única salida del foso es cambiar el modelo económico. Pero el poder chavista mira para otro lado.