konzapata.com

Hugo Chávez

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Es como si la frase hubiera sido pronunciada para el caso Venezuela pero muchos años atrás. De estar vivo, quizá Willy Brandt, buen amigo de la democracia venezolana, se la estuviera atribuyendo al chavismo, a Maduro y al grupo que lo sostiene en el poder. En aquella ocasión se refería al régimen nazi y a Hitler cuando se preguntaba “¿por qué tomó el poder?” en Alemania.

Por Zenaida Amador (ALnavío).- Cuando en 2016 de Nicolás Maduro habló de incorporar el gas doméstico al sistema de distribución de los CLAP quedaba claro que había un problema grave, ya que todo lo asociado a ese programa especial comunal del régimen intenta encubrir la aguda escasez que sacude a Venezuela, principalmente de alimentos, mientras eleva su control sobre la población. Cuatro años más tarde el problema no solo se ha agudizado, sino que carece de perspectivas de solución, salvo que se recurra a importaciones aunque no hay recursos para eso.

Por Zenaida Amador (KonZ).- Por las redes sociales el oficialismo venezolano puso a circular la imagen de un grupo de jóvenes izando una bandera de Irán en las inmediaciones del llamado Cuartel de la Montaña, ubicado en Caracas, donde permanecen los restos de Hugo Chávez. El gesto, exaltado por la maquinaria propagandística de las autoridades, celebraba el arribo al país este fin de semana del primero de cinco buques con gasolina iraní con la que el régimen de Nicolás Maduro promete paliar la aguda escasez de combustibles que azota a los venezolanos, aunque en verdad está midiendo fuerzas en sus jugadas políticas para apuntalarse en el poder.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- China se vuelca sobre América Latina. Es el poder blando en acción. El coronavirus le ha brindado esta oportunidad y Pekín no la desaprovecha. Porque China llega a Chile, a Colombia, Argentina, Ecuador, Cuba, Uruguay, Paraguay y México, entre otros, con insumos médicos, con ayuda para que la región enfrente la pandemia. Por supuesto, Maduro ocupa un lugar privilegiado.

Pedro Benítez (ALnavío).- Muchos de los niños de la calle que hace 20 años Hugo Chávez prometió rescatar han terminado asesinados o como miembros y jefes de bandas armadas que controlan barrios o recintos penitenciarios. Son el hombre nuevo de la revolución chavista. Producto de sus políticas y nuevas condiciones sociales. Ahora son los pranes que desafían o apoyan a Nicolás Maduro. Otra de las promesas de Chávez que ha acabado en pesadilla.

Por Rosario Pericles (KonZ).- Chávez no pasa de moda en España. Chávez sigue siendo un arma de ataque masivo. Y tal uso es el que ha hecho el expresidente José María Aznar, que lo ha resucitado. Aznar pasa la ofensiva contra Podemos, el partido del vicepresidente del gobierno de España, Pablo Iglesias.

Por José Guerra (ALnavío).- La economía venezolana está paralizada. El Covid-19 lo que ha hecho es agravar una situación que comenzó en 2014 cuando la luz roja de la recesión se encendió tras la burbuja de 2012, cuando Chávez forzó la marcha de la economía acabando con las reservas internacionales y creando una situación fiscal insostenible que luego hizo explosión.

José Antonio Bautista (ALnavío).- Estos procesos son lentos. Destruir una corporación energética del calibre que tenía Petróleos de Venezuela, PDVSA, en 1998, no era cosa de hacer de la noche a la mañana, menos con un barril de petróleo vendiéndose en montos superiores a los 100 dólares, una herencia de producción de más de 3,6 millones de barriles diarios y una calificación financiera triple A que permitía un inmensurable endeudamiento.

Pedro Benítez (ALnavío).- Rafael Ramírez, Eulogio Del Pino, Nelson Martínez, Asdrúbal Chávez y Manuel Quevedo, ministro tras ministro de Petróleo, presidente tras presidente de PDVSA, todos y cada uno no solamente fueron promesas y fracasos en el intento de levantar industria petrolera venezolana. Además, cada gestión fue un desastre todavía mayor que el anterior. Unos con más responsabilidad que otros. En esta ocasión Tareck El Aisami y sus aliados (o socios) rusos e iraníes hacen un nuevo intento.

Pedro Benítez (ALnavío).- Independientemente de las disputas, divisiones y fracasos de la oposición, de la impotencia de la comunidad internacional para promover una transición en Venezuela o de la imaginaria narrativa que el chavismo pretende imponer, el factor real y fondo del cuadro político del país es el extendido hastío y repudio (fácilmente constatable) por parte de la población hacia Nicolás Maduro y su régimen. ¿Puede eso provocar por sí mismo un cambio político? Por supuesto que no. Pero ese mar de fondo es una invitación. Son las condiciones objetivas. Porque cualquier intervención externa o solución interna que desaloje a Maduro del poder será recibida con un enorme respaldo popular.

José Guerra (ALnavío).- Los principales referentes del régimen de Nicolás Maduro han estado muy activos con la denuncia de la denominada Operación Gedeón con el objeto de cohesionarse internamente frente a lo que consideran una amenaza externa. Quien esto escribe no consiente la contratación de fuerzas pagadas para provocar invasiones o incursiones de naturaleza política. Esto es muy distinto, por ejemplo, de la participación de la Legión Británica encabezadas por el General James Rook, el coronel Henry Wilson y el teniente Daniel Florencio O`Leary en la guerra por la independencia de Venezuela.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Cuba está en crisis. Entró en crisis desde que el modelo chavista colapsó la economía, y destruyó la industria petrolera en Venezuela. Cuba es corresponsable de la crisis en Venezuela, y responsable de la suya propia donde, al igual que en Venezuela, escasean la comida, la medicina, la gasolina, las divisas y no funcionan los servicios públicos. De paso, llega el coronavirus por lo cual la crisis se hace más profunda. ¿Pero qué pasó con todo el dinero que recibió de Hugo Chávez y Venezuela?

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Dicen que Diosdado Cabello es hombre de buen dormir. ¿Pero estará durmiendo a pierna suelta en estos días? Cualquiera diría que sí, pues quién duerme mal después de acumular tanto poder y sea reconocido como protagonista de algunas hazañas que lo colocan en lo más alto de la ola de la política chavista y antichavista, nacional e internacional. Además, Cabello no oculta que goza con el momento.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- “La jefatura no se divide”. La frase se lee en Gómez el amo del poder. Un libro clásico que narra el ascenso de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez al poder. Un periodo que se extendió por 35 años. Un libro al que hay que volver en estos tiempos de disputa e incertidumbre en la Venezuela de Maduro y Guaidó.

Por Juan Carlos Zapata (Alnavío).- El caso es que Venezuela puede verse implicada en una escalada de violencia. Por una parte, el régimen de Nicolás Maduro sostiene grupos armados y mantiene alianzas con grupos colombianos como el ELN o los disidentes de las FARC. Por la otra, grupos autónomos del núcleo opositor organizan operaciones como esta última fallida incursión, y, por último, un estudio refleja una clara tendencia de que cada vez hay más venezolanos dispuestos a apoyar una solución armada para echar a Maduro del poder.