konzapata.com

Hugo Chávez

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Fue a mediados de noviembre de 2017 cuando el gobierno de Nicolás Maduro decidió no pagar más la deuda externa de la República y de PDVSA por unos 70.000 millones de dólares. En aquel momento Maduro llamó a una supuesta reestructuración de la deuda. El llamado quedó en un anuncio protocolar dado que no había ningún tipo de propuesta seria sobre la mesa. De esa forma acababa el “cuento de hadas” de la deuda externa de Venezuela que había producido inmensas ganancias a operadores, bancos, particulares, inversionistas de todo tipo, incluyendo a entidades del Estado y a boliburgueses de especie reconocida.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Lo menos que quiere Evo Morales es que lo vinculen a Venezuela. Y a Nicolás Maduro. Pese a que Venezuela, como Cuba, pueda ser un país en el que termine refugiándose para dirigir la resistencia en Bolivia, ya que el plan que está desarrollando puede terminar incomodando las relaciones entre México y Estados Unidos. El caso es que Maduro, por ahora, no es un tema que lo ponga cómodo. Y en tal sentido, no despeja la duda de por qué prefirió México y no Caracas y Maduro.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Se fue el Pollo Carvajal. Huyó de la justicia y la policía de España. Y esa huida traerá secuelas. En ese sentido ya habló el asesor especial para Venezuela del gobierno de Donald Trump: “La fuga de Carvajal es una gran vergüenza para el gobierno de España”, dijo Elliott Abrams. El general Hugo Carvajal estaba en su casa. Se supone que bajo arresto domiciliario. Pero sin vigilancia. El general, exjefe de contrainteligencia militar de Hugo Chávez, se escapó porque iba a ser extraditado a los Estados Unidos. Otro general que trabajó en contrainteligencia militar con Chávez y con Nicolás Maduro, analiza la fuga. ¿Qué dice?

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Este viernes puede ser crucial para Juan Guaidó, Citgo, el bono 2020 y la junta directiva ad hoc de PDVSA, la designada por el presidente de la Asamblea Nacional. Este viernes puede ser crucial porque la jueza Katherine Polk Failla del juzgado del distrito sur de Nueva York que lleva el caso de la demanda de nulidad del contrato del bono 2020 de PDVSA espera respuesta de los tenedores del papel para ver si se acogen a una tregua de un año. La propuesta fue iniciativa de la propia jueza. La hizo a los abogados de MUFG Union Bank y GLAS Americas LLC en la audiencia llevada a cabo el viernes de la semana pasada. Ocho días clave. El plazo expira pasado mañana.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Lo primero que hace Diego Arria es aclarar por qué puede producirse esa absurda elección de Venezuela -en este caso la Venezuela de Maduro- para ocupar un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU siendo tan reciente el informe Bachelet que condena al régimen por la violación continuada y sistemática de los derechos humanos. Por qué si además, en la pasada Asamblea General de la ONU, el presidente de Colombia, Iván Duque, presentó un documento con pruebas sobre la alianza de Maduro con grupos terroristas. Por qué si la crisis generada por la incapacidad de Maduro ha expulsado del país a más de cinco millones de venezolanos, un éxodo considerado el mayor que se haya visto en la historia del hemisferio occidental.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- A Evo Morales lo perdió la enfermedad del chavismo. Esa peste producida por el exceso de poder y excesos en el poder. Evo Morales estaba avisado desde que perdió el referendo de 2016. Evo Morales torció la historia, violó la Constitución, y se burló de la mayoría y de la voluntad popular, imponiendo la opción de una nueva presidencia que los votos le negaban, entonces con la derrota del referendo, y ahora en las elecciones de este octubre. Evo Morales no entendió que perder una elección no significa perder la vida y tampoco quedar fuera del poder, no totalmente. Evo Morales no entendía que peor era manipular el escrutinio, y cometer fraude. Evo Morales estaba enfermo de chavismo y quería más poder, quería otra presidencia, y estaba dispuesto a lograrlo, y creía que esta vez, como en 2016, no correría riesgo, pues calculaba tenerlo todo bajo control. Evo Morales no calculó, sin embargo, que no era mayoría, y que esa mayoría, contenida en 2016, podía explotar y explotó.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- El operador tiene experiencia. Ya lo hizo en la campaña de 2018. Era el operador de ese excandidato que se decía representar a la oposición. Porque el operador juega en bandos. En muchos bandos. Pero al fin y al cabo siempre respondiendo al poder del Palacio de Miraflores que lo ha usado en empresas pequeñas y empresas grandes, y desde 2018 le dio el papel de ser el hombre del maletín para “comprar” voluntades, para acercar compromisos, para cuadrar apoyos.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Alberto Fernández dice que el eje que propone entre Argentina y México no es para molestar a nadie sino para luchar por una América Latina más igual. “Esto, insisto, no es en desmedro de nadie. No es para pelear con nadie en el continente ni fuera del continente ni con ninguna latitud del mundo”.

Daniel Gómez (ALnavío).- Los hitos económicos de Evo Morales son innegables: la reducción de la pobreza, de la desigualdad, la implantación de un sistema que cuidaba la inversión extranjera. Nada de esto sucedió en la Venezuela de Hugo Chávez, ni tampoco en la de Nicolás Maduro. Pero esto no sirve como excusa para lo demás. “En Bolivia en lo político ha habido un intento de reduccionismo de la pluralidad como en Venezuela. Se han monopolizado instituciones. Se ha tratado de ocultar a la oposición, demonizándola de paso. El gobierno de Evo Morales quiso hacer entender que ellos eran el pueblo. Y que el pueblo era uno solo”, explica al diario ALnavío la investigadora Anna Ayuso.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- En dos semanas el equipo de Juan Guaidó tendrá listo y hará público el Libro Blanco que contendrá las instrucciones y el plan a seguir para la recuperación de activos derivados de la corrupción. La oficina del Procurador Especial designado por la Asamblea Nacional, José Ignacio Hernández, está lista para implementar el plan.

David Placer (ALnavío).- El hombre más escurridizo del chavismo, Hugo “El Pollo” Carvajal, se escapó de la justicia española en sus narices y demostró sus cualidades como jefe de Inteligencia y Contrainteligencia. La policía y la Audiencia Nacional de España guardan silencio ante una desaparición de película. ¿Dónde está Carvajal? Lo busca España. Lo busca Estados Unidos. Y también lo busca el régimen de Nicolás Maduro.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- Este es un microanálisis de Jesús Seguías, presidente de Datincorp. Hay que leerlo. Por lo que ocurre en Bolivia y por lo que ocurrió en Venezuela en abril de 2002, que terminó a las 72 horas con el regreso de Hugo Chávez al poder. Dice Seguías que los opositores en Venezuela “dirigidos por personas poco conocedoras de la política viva (la que combina mágica y sabiamente la racionalidad, las pasiones y la experiencia de calle) fueron por el ‘todo o nada’. Querían acabar con la cuarta y la quinta república de un solo plumazo (o plomazo). Vaya torpeza y atrevimiento”.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Alberto Fernández sigue sin nombrar a Nicolás Maduro. Es como si la línea estuviera marcada. Como si la decisión es mantenerse bien lejos de Maduro, y de su régimen autoritario, que así es como lo define el presidente electo de Argentina. Pero lo curioso es que Fernández también mantiene cierta distancia con Hugo Chávez y el chavismo. Ya lo hizo y lo volvió a hacer. ¿Dónde?

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- No fue olvido. No pudo ser olvido. Porque al kirchnerismo no es posible entenderlo sin Hugo Chávez. Ni tampoco es posible hablar de Rafael Correa. Ni tampoco de Evo Morales. Ni siquiera de Lula Da Silva. Y no hablar de Hugo Chávez. Pero el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, no habló, no mencionó, a Hugo Chávez cuando en una conferencia en México analizó la que él llama la década progresista que vivió América Latina. Interesante esta omisión de Alberto Fernández. Muy a propósito. Aquí está la explicación.