konzapata.com

Igor Sechin

Zenaida Amador (ALnavío).- Si bien Rusia ha sido un aliado estratégico del régimen de Nicolás Maduro, cada día se le hace más costoso seguir adelante con este apoyo. No se trata solamente del riesgo de que las sanciones de Estados Unidos impacten sus negocios, en un contexto global desalentador para el negocio energético, sino de que la Federación Rusa se está exponiendo a una pérdida milmillonaria en su apuesta por Venezuela. La salida de Rosneft no blinda al gobierno de Vladímir Putin en su arriesgada jugada de respaldo al chavismo.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- “No se preocupen”, escribió el embajador de Rusia en Venezuela, Sergei Melik-Bagdasarov, al hacerse público el anuncio de que Rosneft salía de sus operaciones en la Faja del Orinoco. “Se trata de un traspaso de los activos de Rosneft al Gobierno de Rusia directamente”, complementó el embajador con el fin de calmar dentro y fuera del régimen de Maduro. “Seguimos juntos en adelante”, señaló en muestra clara del apoyo de Moscú a Nicolás Maduro. Pero, por más que explique lo que explique el diplomático, el mal ya está hecho. El que menos se beneficia es Maduro.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- China, 5.000 millones de dólares, y una declaración de amor. Rusia, 5.000 millones de dólares, y otra declaración de apoyo político. Ese es el tope que los aliados están dispuestos a arriesgar por Nicolás Maduro. 5.000 millones de dólares.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- El gobierno de Nicolás Maduro tiene uno, dos, tres, varios problemas con Rusia. El problema de la deuda. El problema de PDVSA. El problema de un país en ruinas, en crisis. Una deuda que ya fue revisada y en parte refinanciada. Una deuda que fue objeto de crítica en Moscú, a la que se le buscaron nuevos plazos, y reacomodo, y aún así, no está siendo servida ni pagada. Luego está el problema de PDVSA. Cuya producción sigue en caída, y el descalabro no puede ser detenido porque el gobierno de Maduro no ha hecho la tarea de poner orden, y al no haber orden, todo termina en el mismo sitio: menos producción, menos petróleo, menos ingresos, menos capacidad de pago.
  • 1

Por José Manuel Rotondaro (ALN)-. La noticia transmitida por la agencia TASS dice que “los presidentes de Rusia y Turquía discutieron la conexión de los bancos turcos con el sistema de mensajes financieros del Banco Central de Rusia”. La información se le atribuye de manera directa al presidente Vladímir Putin “luego de conversar con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan”. ¿Pero qué tiene que ver esto con el régimen de Nicolás Maduro?

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Lo adelantamos el 26 de noviembre. Los problemas del gobierno de Maduro con Rusia. Lo dijo Reuters. Que Igor Sechin, el todo poderoso hombre de Rosneft, el amigo del presidente Vladímir Putin, había regañado a Maduro.