konzapata.com

Jorge Rodríguez

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- El Grupo Internacional de Contacto de la Unión Europea y el Grupo de Noruega que se reunió la semana pasada en Oslo, acordaron apoyarse mutuamente para alcanzar una salida negociada a la crisis de Venezuela.

Por Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Oposición y gobierno de Nicolás Maduro se ven la cara. Los negociadores de ambos sectores comienzan a avanzar en el esquema de trabajo y negociación. De la ayuda del equipo noruego.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Reproducimos esta conversación por Whatsapp. Es una filtración desde el mismo centro de inteligencia de Venezuela. El personaje principal es el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, exjefe del Sebin de Nicolás Maduro, el general que se le fue a Maduro. En la conversación aparece identificado como Pedro Camejo. Así era conocido en las alturas del poder del régimen. Pedro Camejo es un héroe de la independencia de Venezuela de primera actuación en la Batalla de Carabobo que selló la libertad del país en 1821. El otro personaje, el Profe JP, no es posible identificarlo. Las revelaciones no tienen desperdicio.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Rafael Ramírez la designa Inquisición 2.0. Y remite al manual practicado por el régimen de Maduro con el propósito de destruir adversarios. El ex Zar de PDVSA intenta poner al descubierto una operación de la que son víctimas tanto opositores como chavistas disidentes, incluyéndose él mismo.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nicolás Maduro anuncia cambio de ministros. Reacción lógica a lo que ha venido ocurriendo en las últimas semanas. Ya esto es cuestión de duros y blandos. No de eficiencia en la gestión. De ser así, hace tiempo que muchos funcionarios estuvieran fuera del radar. Es el libreto cubano que se impone otra vez.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Se ven los videos. Se oyen los audios. Se consultan testimonios. ¿Y qué sale de todo ello? Que Nicolás Maduro observaba en la ayuda humanitaria una operación que de concretarse podía echar por tierra lo que queda de régimen. De allí la crueldad. De allí la masacre de Santa Elena de Uairén. De allí la represión en la frontera con Colombia. De allí la persecución. De allí la propaganda.

Zenaida Amador (ALN).- Han trascurrido las primeras tres semanas desde que Estados Unidos aplicó sanciones petroleras al régimen de Nicolás Maduro tras el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Desde entonces se han intensificado las acciones para proteger los activos externos de la nación y se cierran los flujos de recursos a disposición de Maduro, quien, casi sin oxígeno financiero, sigue forzando su permanencia en el poder. Los elevados costos de esta situación repercuten en la economía y en los venezolanos.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Jorge Rodríguez lanza un video para afectar a Juan Guaidó y el ministro de propaganda de Nicolás Maduro es quien termina achicharrado. Y con el ministro, el entramado del poder. Aquí se mezclan dos aspectos. El de un régimen sin plan ante lo que se le vino y le viene encima, y la de unos funcionarios sin credibilidad. Así, con el video sobre el Guaidó encapuchado, terminan carbonizados el ministro, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Freddy Bernal. Bernal debe estarse lamiendo la herida más que todos. El Bernal que no es amigo de Jorge Rodríguez y el Bernal que se había distanciado de su “hermano” Cabello y otra vez andan juntos ya que la supervivencia así lo impone.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Primero fue un secreto. Luego un susurro. Y acaba de ser asomado el dato en una televisora en Caracas. Lo dijo el periodista Vladimir Villegas en el programa ‘Contraste y Controversia’ que se estrenó por Globovisión. Villegas señaló que “existen personas ligadas “a los partidos “Voluntad Popular y Primero Justicia que pretenden negociar con el Gobierno de Nicolás Maduro” con el fin de “buscar una solución al conflicto político que vive Venezuela”.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Cuando Diosdado Cabello señaló ayer lunes a Juan Guaidó que no encontraría militares dispuestos a pronunciarse contra Nicolás Maduro, lo hacía porque estaba al tanto de que algo estaba en movimiento en la Fuerza Armada desde hace varios días. De hecho, se informaba que él mismo se había constituido en un factor de contención. Pero la operación iba adelante.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- ¿Quién no conoce en Venezuela a Ramiro Valdés? Figura principal de la revolución cubana. Un histórico, como se dice. Para el chavismo, el hombre que nueve los hilos de la inteligencia. Para la oposición, perverso y asesino. La verdad, todo un poder en Cuba. El hombre del G-2. Y todo un poder en el régimen de Maduro. Ya desde los tiempos de Hugo Chávez comenzó a visitar Caracas. Con decir que en 2010 arribó y que a ofrecer apoyo ante la crisis eléctrica que entonces afloraba. Ya se ve en qué derivó la crisis eléctrica con Maduro. Su papel era y es otro: la inteligencia cubana. Y lo cierto es que Ramiro Valdés es todo un poder en Venezuela, si se llega al punto del control que impone y ejerce la inteligencia cubana en la Fuerza Armada, en la estructura estatal, en la estructura del PSUV, y más allá.

Por Orlando Zamora.- ¿Por qué no detuvieron a Guaidó?

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- La fuente militar con la que hablamos revela el cuadro político interno. Ya adelantó la situación militar. Esto es lo que afirma:

Por César Morillo.- Mientras el caos se acrecienta del lado de la realidad donde se encuentra Nicolás Maduro, Juan Guaidó avanza con paso firme ganando influencia y sumando aliados. El vertiginoso ritmo de los acontecimientos va dejando claro para dónde se inclina el poder. Poco a poco el gobierno de transición va venciendo la usurpación.

Por César Morillo.- Una de las historias negras de la era Hitler da cuenta del gran poder de engaño del aparato propagandístico nazi. Josef Goebbels, el Mefistófeles hitleriano, solía emitir partes de guerra en los que daba cuenta de los grandes triunfos del ejército nazi sobre los aliados. Pero no todo lo difundido era cierto. La idea era mantener en alto la moral ciudadana, y como se sabe, en una guerra la primera baja es la verdad. Desde entonces se ha popularizado la idea de que a los asesores les corresponde matizar los defectos y exaltar las virtudes, y para algunos esto pasa por engañar a la audiencia.