konzapata.com

Juan Guaidó

María Rodríguez (ALN).- En Caracas se anticiparon las protestas. La presión popular se desató este lunes, horas antes de la gran marcha por la libertad en Venezuela. “Fue algo extraordinario”, todo “espontáneo”, una “demostración como no se había visto en 20 años”, “la noche fue candela”, describen varias fuentes del ámbito político y militar de Venezuela al diario ALnavío. Y es que en Caracas ya están listos para la cita clave.

Por César Morillo.- La noche de este lunes resultó bastante larga en la desvencijada Caracas. Ayer Nicolás Maduro no durmió como un bebé. El oeste caraqueño, muy cerca del Palacio de Miraflores, fue sacudido por caóticas protestas en las barriadas populares. Esta vez no fue el este de clase media el que salió a protestar, sino el barrio.

Por Juan Antonio Avellaneda.- No es secreto que la producción petrolera de Venezuela está en caída libre. Solo en 2018 se estima que se dejaron de producir alrededor de 600.000 barriles diarios. Y esta cifra ubica la producción total de PDVSA entre 1.200.000 barriles diarios y 1.350.000, dependiendo de la fuente. Como consecuencia,Estados Unidos se ha convertido en el principal cliente de PDVSA. De hecho, un informe de la banca de inversiónBarclays de la semana pasada concluye que Venezuela es muy vulnerable a cualquier restricción o sanción petrolera que tome la Casa Blanca.

Por Orlando Zamora.- Los efectos devastadores de la experiencia chavista en Venezuela generan y motivan la poderosa reacción de buena parte del mundo para ponerle fin a esta tragedia, alentando, de paso, el rol decisivo de las fuerzas democráticas internas, mayoritarias.

Por César Morillo.- Si algo ha caracterizado a la oposición venezolana es esa propensión a la autoflagelación constante. La diatriba ha llegado a etiquetar a unos como radicales y a otros como colaboracionistas, alejando la posibilidad de un espacio común donde encontrarse y un camino único que recorrer. Hasta tal punto que, a estas alturas, tal vez sea correcto hablar de las oposiciones en plural, haciendo registro de una cruda realidad que caracteriza a los opositores de NicolásMaduro.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo que hay que preguntarse de entrada es si el gobierno de Nicolás Maduro se encuentra en mejores condiciones para salir airoso del reto que le ha planteado el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. A simple vista parece un gobierno consolidado que tiene al frente a una oposición sin fortalezas. Pero las apariencias engañan.

Juan Carlos Zapata (ALN).- En Caracas, un puesto de la Guardia Nacional amaneció tomado esta mañana del lunes. Según los videos que se han difundido, los efectivos alzados denuncian la situación de penuria que sufren mientras la oficialidad, la alta oficialidad se llena de dinero, o lo que es lo mismo, se enriquece a base de la corrupción. El puesto rebelde es el Escuadrón Montado de Cotiza.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nicolás Maduro ya no puede ser más poderoso de lo que es. Llegó al límite. Nicolás Maduro, hay que reconocerlo, tiene instinto, tiene olfato de poder, y se ha mantenido en el poder, y ha purgado a aliados, y ha sometido a las fuerza opositoras varias veces consecutivas. Maduro es consciente, sin embargo, de que ese poder no es estable, y cuando cree que estabiliza la nave, los vientos cambian, y otra vez y de nuevo, tiene que ejercitarse en otras maniobras. Este es el caso actual.

Pedro Benítez (ALN).- Luego de año y medio de desmovilización se levanta una nueva ola opositora en Venezuela. Ciudad tras ciudad se repiten las concentraciones en apoyo al joven presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien ha despertado, contra todo pronóstico, un entusiasmo que se percibía perdido.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- El hecho político se llama el 10 de enero. La juramentación de Nicolás Maduro para un segundo periodo desató reacciones internas y externas. Desató nuevas fuerzas. Y propició que la oposición se reencontrara con una política y la política. Mientras tanto, el Gobierno sigue en lo mismo. Nicolás Maduro sigue en lo mismo. Los tres eventos ante el TSJ, ante la Fuerza Armada, y ante la ANC, lo confirman. Es la misma política. Es el discurso militar. Es lo que le queda a Maduro.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Una fuente vinculada al Gobierno lo explica de esta manera. Juan Guaidó no es el dirigente que pueda derrotar a Maduro.

Por Orlando Zamora.- Quien sólo contempló el teatro de la juramentación de Nicolás Maduro ante el TSJ podría concluir que se aferra y prolonga su dominio político sobre Venezuela. Pero mirando el bosque completo, los acontecimientos no lucen nada tranquilizadores para el régimen.