konzapata.com

María Corina Machado

Pedro Benítez (ALnavío).- Acosado por todos los flancos, la lucha que lidera Juan Guaidó al frente de la Asamblea Nacional (AN) entra en un mes decisivo. El futuro del campo democrático venezolano, y el destino inmediato del país, dependen de si consigue mantenerse como presidente de la AN luego del 5 de enero de 2020. Mientras tanto, desde el lado del oficialismo y de sectores de la propia oposición, se hace todo lo posible para que no ocurra.

Pedro Benítez (ALnavío).- Juan Guaidó y los dirigentes de la Asamblea Nacional (AN) esperan un resultado concreto de la mesa de negociación de Barbados, que no es otro que el de fijar la fecha de una nueva elección presidencial. Lucen dispuestos a correr el riesgo que personalmente les acarree el fracaso de este proceso en medio de un razonable escepticismo.
  • 1

Por César Morillo.- Si algo ha caracterizado a la oposición venezolana es esa propensión a la autoflagelación constante. La diatriba ha llegado a etiquetar a unos como radicales y a otros como colaboracionistas, alejando la posibilidad de un espacio común donde encontrarse y un camino único que recorrer. Hasta tal punto que, a estas alturas, tal vez sea correcto hablar de las oposiciones en plural, haciendo registro de una cruda realidad que caracteriza a los opositores de NicolásMaduro.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Lo primero que se logró en Chile fue la unidad. Y es lo primero que hay que alcanzar en Venezuela. La unidad es un reclamo no solo nacional sino también internacional. En Chile también la represión había castigado de manera severa a la oposición. Pero cuando llegó el momento de la verdad se venció al miedo, y se venció la desconfianza que afectaba a la dirigencia opositora. Así se logró la unidad de propósito que no era otro que derrotar a la dictadura.