konzapata.com

México

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Esto es irreversible, dice un colaborador de Evo Morales que prefiere el anonimato. La situación en Bolivia es irreversible, señala, y Evo Morales no debería regresar porque lo van a atacar, será enjuiciado, será acorralado, no le darán respiro. Sin embargo, el expresidente, desde México, insiste en el retorno para contribuir a la pacificación del país.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Lo menos que quiere Evo Morales es que lo vinculen a Venezuela. Y a Nicolás Maduro. Pese a que Venezuela, como Cuba, pueda ser un país en el que termine refugiándose para dirigir la resistencia en Bolivia, ya que el plan que está desarrollando puede terminar incomodando las relaciones entre México y Estados Unidos. El caso es que Maduro, por ahora, no es un tema que lo ponga cómodo. Y en tal sentido, no despeja la duda de por qué prefirió México y no Caracas y Maduro.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Ya Jeanine Áñez es presidenta de Bolivia. Lo decidió el Parlamento. Lo confirmó el Tribunal Constitucional. Y lo aceptaron la fuerza policial y la Fuerza Armada. El procedimiento no contó en la Asamblea Legislativa con el respaldo de los diputados de Evo Morales. Y por ello el expresidente, desde su exilio en México, señaló que se trata de una presidenta autoproclamada.

Juan Carlos Zapata ALnavío).- Alberto Fernández envía mensajes en tres direcciones. Quiere apostar con México por un nuevo eje de poder en América Latina pero esto no significa que la ideología prime sobre la economía. El presidente electo de Argentina juega al pragmatismo pues sabe el problema que tiene encima. El problema de la deuda. Por ello Argentina requiere inversiones. Requiere producir. Requiere exportar. Requiere ingresos. Alberto Fernández se reúne con Andrés Manuel López Obrador y también lo hace con Carlos Slim. Y le dice al FMI y a los acreedores. Yo voy a resolver el problema de la deuda. El mensaje no tiene desperdicio.

Por José Manuel Rotondaro (KonZ).- Desde hace semanas, el mercado estaba a la espera del anuncio oficial por parte del BCV de la indexación de los créditos a la cotización del dólar. Aprobada seis semanas antes, la resolución apareció publicada en Gaceta Oficial el 21 de octubre. El contenido reveló pocas sorpresas respecto a lo que se había venido filtrando desde entonces. Las consecuencias, sin embargo, aún están por verse.

Pedro Benítez (ALnavío).- Es inevitable que el velo de la sospecha caiga sobre el gobierno del presidente Tabaré Vázquez y del Frente Amplio uruguayo en su para nada disimulado respaldo a Nicolás Maduro. Después de todo, el régimen que este encabeza se ha dedicado por años a comprar apoyos mediante la más gigantesca trama de corrupción del continente. Esto último está suficientemente documentado y mancha a cuantos aparezcan respaldando a Maduro.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Los militares en América Latina ya no dan golpes de Estado. Los militares ya no son cabezas de gobiernos en la región. Pero “los militares han vuelto a la escena latinoamericana”. De otra manera. Los que gobiernan les abren las puertas del poder. Gobiernan con los civiles. Gobiernan con los que ganan elecciones. Los civiles los cooptan.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz .- No es la foto. En este caso no lo era. Con López Obrador es otra cosa. Es otro plan. Es el frente de izquierda que se consolida con el nuevo presidente de México. Sabe Andrés Manuel López Obrador que está en desventaja en el espectro latinoamericano y, por ello, desde ahora, tiene que enviar mensajes. De allí, el trato concedido a Nicolás Maduro, y a otros aliados.
  • 1

Por Caleb Zuleta (KonZ).- La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, señala que “si se prueba el delito electoral tiene que tener su sanción y una de ellas es que el partido de Evo Morales pierda su personería jurídica”. Esto significa que puede ser inhabilitado para participar en las elecciones que el gobierno transitorio está obligado a convocar.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- No fue olvido. No pudo ser olvido. Porque al kirchnerismo no es posible entenderlo sin Hugo Chávez. Ni tampoco es posible hablar de Rafael Correa. Ni tampoco de Evo Morales. Ni siquiera de Lula Da Silva. Y no hablar de Hugo Chávez. Pero el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, no habló, no mencionó, a Hugo Chávez cuando en una conferencia en México analizó la que él llama la década progresista que vivió América Latina. Interesante esta omisión de Alberto Fernández. Muy a propósito. Aquí está la explicación.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- A Maduro no termina de cuadrarle la geometría regional del poder. Fue a La Habana y en la cumbre contra el imperialismo y el neoliberalismo habló de un nuevo frente progresista encabezado por los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Argentina, el electo, Alberto Fernández. Pero estos marcan distancia. No les conviene estar cerca de Maduro. Menos coger línea del chavista.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Maduro quiere entrarle a la deuda. Maduro quiere refinanciar la deuda. Pero Maduro no encuentra cómo. Maduro ordena que Delcy Rodríguez y Tareck El Aissami se reúnan con los bonistas y acuerden soluciones inmediatas. Se trata de una misión imposible. Maduro no posee herramientas para renegociar la deuda. El exministro Miguel Rodríguez, que refinanció la deuda en el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, explica cómo hay que proceder ahora.

Daniel Gómez (ALN).- “Cada día que pasa la disposición tendrá que acercarse más, porque la ventana de oportunidades se va cerrando”. Lo dice el ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, entrevista con El País. Y se lo dice a Juan Guaidó y a Nicolás Maduro. Que negocien antes de que sea tarde.

Por Zenaida Amador.- Es clara la decisión de Nicolás Maduro de sostenerse en el poder a cualquier costo. No importa la magnitud de la crisis, ni el alto nivel de descontento de la población venezolana, ni el aislamiento internacional al que ha sido sometido al separarse del camino democrático.

Por Juan Antonio Avellaneda.- Este fin de semana fue la toma de posesión de la Presidencia de México. Llegó Andrés Manuel López Obrador. En un mes exacto toma posesión el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Así se abre una nueva era en Latinoamérica. Los dos países más importantes de la región tendrán dirigentes de tendencias totalmente opuestas.