konzapata.com

Mike Pompeo

Caleb Zuleta (ALnavío).- Estados Unidos le envía otro mensaje a la Fuerza Armada de Venezuela. Mike Pompeo aun confía en una reacción de los militares. El secretario de Estado dice que cuenta con el Ejército. Lo dice a pesar de que la estrategia de la presión al cabo de más de un año desde que se reconoció a Juan Guaidó como presidente legítimo, no ha funcionado. La Fuerza Armada sigue estando de lado de Maduro.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- ¿Se le acaba el tiempo a Maduro? ¿La crítica situación no aguanta más? ¿Puede estallar el país? ¿Puede haber más protestas? ¿Puede por fin haber una reacción en la Fuerza Armada que obligue a Maduro a echarse a un lado? ¿Lo abandonarán los aliados? ¿Se dividirá la coalición en el poder, los grupos que controlan el poder? ¿Aumentará la presión internacional contra Maduro?

Por Caleb Zuleta (KonZ).- Reuniones de Mike Pompeo y Robert O’Brien con Josep Borrell. Juan Guaidó se encuentra con Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. Cuando Borrell se reúna con Pompeo y O’Brien, ya Guaidó lo habrá hecho con el primero. Porque para este jueves estaba pautada una cita con el secretario de Estado.

Por Jesús Seguías (KonZ).- Por fin hay un objetivo claro y viable: Hay que negociar con Maduro una salida electoral y en la cual habrá (sin duda) concesiones mutuas. Lo contrario sería exigir la capitulación del adversario, haciendo inviable el objetivo. Seguiríamos en un punto muerto. Sería repetir la estrategia fracasada de 2019. Principio del poder: toda acción debe estar alineada con el objetivo.

Daniel Gómez (ALnavío).- El Departamento de Estado de Estados Unidos sancionó este lunes a Luis Parra y otros seis diputados involucrados con el golpe de Estado a la Asamblea Nacional. Washington ya había avisado que no abandonaría la política de sanciones. Ni siquiera ahora que le pide a “todas las autoridades venezolanas” una “rápida transición negociada”.

Daniel Gómez (ALnavío).- El gobierno de Donald Trump se dirige a todas las autoridades de Venezuela por medio del secretario de Estado, Mike Pompeo, para iniciar “un gobierno de transición negociado y ampliamente aceptable”. Una transición apoyada por EEUU y “sus socios”. No precisa cuáles. Aunque aquí los tiempos dan una pista. El comunicado de Pompeo se publicó al mismo tiempo que el del Grupo de Contacto Internacional liderado por la UE. Y al mismo tiempo que Nicolás Maduro y Diosdado Cabello desvelaran su plan. Este surge como respuesta a la estrategia chavista.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- El secretario de Estado, Mike Pompeo declaró a principios de la semana pasada que la intervención militar estaba totalmente descartada en Venezuela y que la salida debía ser pacifica y democrática. Esta declaración abrió una serie de acciones dentro de la administración de Donald Trump que ha producido cualquier tipo de especulaciones sobre si el gobierno de Estados Unidos mantiene su confianza en el plan de Juan Guaidó.

Pedro Benítez (ALnavío).- La destitución de John Bolton como consejero de Seguridad Nacional por parte de Donald Trump es una advertencia a la oposición venezolana sobre los riesgos de confiar su estrategia a la política exterior de Estados Unidos.

Daniel Gómez (ALnavío).- El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, le pidió a Maduro que dé un paso a un lado para facilitar una transición en Venezuela. El subsecretario para el Hemisferio Occidental, Michael Kozak, reveló que Maduro busca una negociación secreta con Washington, pero que no tendrá lugar. Por su parte, el Consejo de Seguridad Nacional recordó que la estrategia de “máxima presión” continuará si Maduro no acepta los planes de transición. Todos estos llamados se hicieron a través de Twitter y en un mismo día.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Mucho está pasando en Bolivia. El país se encamina hacia las elecciones. Unos comicios con garantías. Señal clave de que el escenario cambia. Porque de esas garantías gozarán los candidatos de Evo Morales, Luis Arce y David Choquehuanca. Mucho pasa en Bolivia. Porque Estados Unidos volverá a acreditar embajador en La Paz, al cabo de 11 años. El último fue expulsado en 2008 por Evo Morales, quien lo señaló de intromisión interna, pero sin decir lo mismo, Evo Morales, de la intromisión cubana, o rusa, o del chavismo, de Hugo Chávez, entonces. Ya el subsecretario de Estado de Estados Unidos para Asuntos Políticos, David Hale, se reunió con la presidenta Jeanine Áñez y la ruta está trazada. En Colombia, la canciller Karen Longaric hacía lo propio con el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Daniel Gómez (ALnavío).- Juan Guaidó está en Bogotá para reunirse con el secretario de Estado, Mike Pompeo. El hombre que lidera la estrategia de Washington hacia Venezuela. El hombre que pidió “a todas las autoridades venezolanas” (a Guaidó y a Nicolás Maduro) “una rápida transición negociada”. Lo mismo que pide la Unión Europea, Noruega, Rusia, China y Latinoamérica.

Daniel Gómez (ALnavío).- “Tenemos una buena estrategia”, dijo este jueves Donald Trump cuando le preguntaron por el plan de transición presentado horas antes por el secretario de Estado, Mike Pompeo. El presidente de EEUU evitó dar detalles. “Estén sintonizados”, agregó. Este viernes se reúne el Consejo Permanente de la OEA para abordar el tema Venezuela. Allí intervendrá Pompeo.

Daniel Gómez (ALnavío).- Juan Guaidó es el hombre de Washington. Nicolás Maduro el de Moscú. Y estas son dos fichas que parecen inamovibles en el tablero geopolítico de las dos potencias. Lo dejaron claro los cancilleres Mike Pompeo y Sergei Lavrov en su más reciente reunión, en la que sólo coincidieron en un aspecto.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Ahora Bolton es el malo de todo. Es el policía malo. Porque Bolton con Venezuela se pasó de la raya. Bolton cometió errores. Y Donald Trump no estaba de acuerdo con lo que estaba haciendo el asesor de Seguridad. Trump lo nombró en el cargo, y Trump lo botó aunque John Bolton diga que renunció por diferencias con el Presidente. Ahora se ve que son severas las diferencias sobre Venezuela, Irán y Corea del Norte.

Zenaida Amador (KonZ).- El rearme de una fracción de las FARC y la posibilidad de que sus líderes se encuentren en Venezuela detonaron una nueva oleada de tensiones entre Bogotá y Caracas. Mientras Nicolás Maduro utiliza la coyuntura para manejar su propio conflicto interno, el gobierno de Iván Duque espera escalar la situación a Washington a la espera de medidas contundentes.