konzapata.com

Nicaragua

Zenaida Amador (ALnavío).- El impacto de las decisiones adoptadas en el XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo celebrado en Caracas, Venezuela, todavía no termina de percibirse con claridad. Algunos le atribuyen la raíz de los conflictos que azotaron a la región desde agosto, pero poco más. Sin embargo, el impacto buscado es de más largo aliento, porque intenta allanar el camino para la continuidad de la izquierda latinoamericana en el poder recurriendo a varias vías, entre ellas la ideologización.

Caleb Zuleta (ALnavío).- La delegación de parlamentarios de España logró a entrar a Caracas. Tres diputados y un senador participarán hoy en el Primer Encuentro Parlamentario Mundial por la Libertad y la Democracia en Venezuela. Se temía que el régimen de Nicolás Maduro no les permitiera el ingreso. Desde este lunes, los parlamentarios están alojados en el Hotel Marriot de El Rosal de la capital de Venezuela.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Ocurrió en La Habana. Donde se dieron cita los mayores exponentes de la izquierda latinoamericana para condenar el imperialismo y el neoliberalismo. En el acto de clausura, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, no se reservó palabras en defensa de Nicolás Maduro. Dijo que la OEA ni los Estados Unidos han podido con él.

Pedro Benítez (ALnavío).- Los dos principales herederos del régimen chavista están contentos por las protestas en Chile y Ecuador. Tienen algo más que un respiro. Pero ellos saben que las cosas no han salido como las planearon. También están sorprendidos y temerosos del efecto contagio que no se detiene en regímenes de izquierda o de derecha. El segundo a bordo del régimen chavista, Diosdado Cabello, transmite euforia en sus intervenciones públicas. Desde su punto de vista no es para menos. La ola de protestas primero en Ecuador y luego en Chile lo tiene en regocijo. Nicolás Maduro por su parte está satisfecho pero es más prudente.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- La mediación noruega se mueve para Washington. Y para Washington se mueve al menos uno de los miembros del equipo de Juan Guaidó que llevaba la negociación con Nicolás Maduro. Decimos llevaba porque aún no se reactiva. Noruega anda en fase exploratoria. Tanteando el terreno. Otra vez.

Pedro Benítez (ALnavío).- Es inevitable que el velo de la sospecha caiga sobre el gobierno del presidente Tabaré Vázquez y del Frente Amplio uruguayo en su para nada disimulado respaldo a Nicolás Maduro. Después de todo, el régimen que este encabeza se ha dedicado por años a comprar apoyos mediante la más gigantesca trama de corrupción del continente. Esto último está suficientemente documentado y mancha a cuantos aparezcan respaldando a Maduro.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Vargas Llosa no deja pasar la polémica. Le preocupa lo que está ocurriendo en México. Le preocupa la línea que paso a paso va siguiendo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El populismo que no disimula desde que llegó al poder. Y por lo que hace, cada vez el presidente de México se parece más a Hugo Chávez, y cuidado si llega a parecerse a Nicolás Maduro.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- No es guerra fría. Maduro dice que ningún gobierno del mundo no tiene por qué no reconocer el nuevo periodo que comenzará este 10 de enero. Pero en el continente hay casi una sola voz. Nicolás Maduro deja de ser Presidente en esa fecha. Lo dicen, y al mismo tiempo los mandatarios y los cancilleres marcan línea. Que hay que hacer todo lo posible para que Venezuela vuelva a ser una democracia.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- La nueva Constitución de Cuba abre la puerta a una estructura de poder colegiada. Una señal en dirección contraria a la tendencia de los gobiernos bolivarianos. El académico de origen cubano que reside en México, Rafael Rojas hace el análisis. Y responde a la inquietud de quiénes se preguntaron por qué un año y medio después de suceder a Raúl Castro en la Presidencia, Miguel Díaz-Canel tuvo que ser electo otra vez en 2019.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- En el equipo de Juan Guaidó entienden que Alberto Fernández no es Cristina Fernández de Kirchner. Han estudiado el tema. Han seguido las declaraciones del excandidato y ahora presidente electo de Argentina. Entienden que no es Nicolás Maduro. No es Evo Morales. No es Miguel Díaz-Canel. No es Daniel Ortega. El equipo de Guaidó por ello traza una estrategia diferente para Alberto Fernández.

Rogelio Núñez (ALnavío).- Evo Morales nunca ha creído en la democracia liberal. Tras casi 15 años en el poder elegido (2005) y reelegido (2009 y 2014) en las urnas gracias a un viento económico favorable (el boom de los hidrocarburos), a una estrategia clientelar y a la cooptación de las instituciones, su raíz corporativista y autoritaria se había olvidado en el baúl de los recuerdos.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Maduro dirá que todo es cuestión de tiempo. Es un personaje que sabe ganar tiempo. Lo ha hecho en todo este periodo, desde que asumió el poder en 2013. Rafael Correa le envía este mensaje a Ecuador, que resistan, que todo es cuestión de tiempo para que la revolución ciudadana, la que él encabezó, regrese, vuelva, y se instale de nuevo en el gobierno.

Daniel Gómez (ALnavío).- Las sanciones que EEUU ha venido imponiendo contra Cuba, Venezuela y Nicaragua no son acontecimientos aislados. Forman parte de una estrategia global del presidente, Donald Trump, convencido de acabar con los regímenes de izquierda en Occidente. “Debilitar a uno de estos tres países, en cierta medida los debilita a todos. En América Latina no tienen otro apoyo que no sean ellos”, dice a ALnavío Carlos Uriarte, profesor de Derecho y Relaciones Internacionales de la Universidad Rey Juan Carlos.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo que hay que preguntarse de entrada es si el gobierno de Nicolás Maduro se encuentra en mejores condiciones para salir airoso del reto que le ha planteado el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. A simple vista parece un gobierno consolidado que tiene al frente a una oposición sin fortalezas. Pero las apariencias engañan.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Cuba se prepara. Y es para el peor escenario. No hay guerra. No hay agresión. Pero no la descarta. El discurso de Raúl Castro con motivo del 60 aniversario de la revolución, ofrece señales claras al respecto. Todo en el marco de las expectativas y en respuesta a lo que ocurre en América Latina, y al enfoque de la política de Donald Trump hacia La Habana. Ya terminó el deshielo.