konzapata.com

OPEP

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- La rusa Rosneft ya había adelantado que se iba de Venezuela. Y Chevron podrá quedarse pero sin sacar petróleo de la Faja del Orinoco ni vender petróleo. ¿Cómo afecta esto la producción? ¿Podrá Maduro cubrir estas dos bajas en la ya menguada industria petrolera?

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Coinciden los 3 factores que marcan el precio del petróleo: el político, el económico y el financiero. Juntos ocasionan el desplome del precio el crudo. El mercado ya vivió una jornada histórica el pasado lunes 21 de abril. El precio del contrato de junio del West Texas alcanzó un precio mínimo histórico negativo de -37.63 dólares por barril. ¿Qué fue lo que pasó?

Por Caleb Zuleta (Konz).- No es que Venezuela esté produciendo alrededor de 660.000 barriles diarios, según el más reciente de la Organización de Países Productores de Petróleo, OPEP. El hecho más grave es el pobre aporte que hace PDVSA a aquel volumen.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Ahora viene lo más difícil para los países que acordaron sacar del mercado 10 millones de barriles diarios de petróleo. Lo más difícil es que se cumplan los acuerdos. El mercado los observa. Y la referencia son los precios que todavía se mantienen en rangos bajos y no se movieron con el anuncio del recorte. El mercado, sin embargo, pudiera estimar que hay que creerle a los Estados Unidos que fue el que instó a Rusia y Arabia Saudita a que pusieran fin a la guerra que aceleró lo que el coronavirus ya había puesto en marcha: la disminución de la demanda con la consecuencia inmediata de la caída de los precios. Estados Unidos también fue el que terminó convenciendo a México para que se sumara al pacto. Aquí hay una prueba de credibilidad para el presidente Donald Trump a quien le urge, camino de la reelección, mantener los niveles de empleo, 1,1 millones de personas, en las zonas productoras.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- ¿Por qué cayeron los precios petroleros? En primer lugar, porque la expansión del coronavirus contrajo la demanda. Segundo, porque la OPEP liderada por Arabia Saudita no logró convencer a Rusia de un acuerdo de recorte de producción. Tercero, porque Rusia y Arabia Saudita se enfrascaron en una guerra petrolera, ya que los intereses de Moscú y Riad no coinciden: Rusia no pretende ceder más cuota de mercado a los productores de petróleo de esquisto de los Estados Unidos, y en el propósito de este plan, no le conviene un precio alto del crudo. Rusia dice que tiene fondos para resistir, 170.000 millones de dólares. Arabia Saudita en situación distinta prefiere una banda de precios más altos, o al menos conjurar las amenazas del mercado. ¿Pero qué pasó? ¿Y qué pasará en Venezuela?

Moris Beracha (ALnavío).- Un solo hecho inesperado, un imponderable que nadie imaginó que podía desatar el terror colectivo, está arrasando con las expectativas positivas de crecimiento que se tenían con las principales economías mundiales.

Nick Butler.- “Las sanciones estadounidenses y el coronavirus parecen conducir probablemente a una caída en los ingresos petroleros, la cual le costará al presidente Nicolás Maduro resistir”. Este es un artículo del Financial Times, publicado este lunes 9 de marzo y traducido por un colaborador de KonZapata. El autor preside el Instituto de Política en el King’s College de Londres.

Daniel Gómez (ALnavío).- El Banco Central de Rusia analizó el rumbo del petróleo de referencia ruso. Dijo que el precio del barril caerá de 63 a 55 dólares en 2020 y entre los motivos aparecen el coronavirus y la desaceleración económica global. Por otro lado, cita el caso de Venezuela, donde “una disminución más significativa de la producción en el contexto de la actual crisis económica y política en el país” apoyará la estabilización de los precios, pues contribuye a cumplir con los objetivos de producción de la OPEP.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- La situación estaba casi cantada. Lo dijimos este fin de semana aquí en el diario ALnavío. El petróleo le está anunciando al mundo que la crisis tiene dinámica propia. Lo ocurrido ayer con los precios del crudo de Texas es la confirmación. El mercado nada en petróleo, los inventarios están llenos y se avecina un periodo largo de precios realmente bajos.

Por José Guerra (ALnavío).- Venezuela enfrenta una situación fiscal explosiva. Los precios del petróleo luego del acuerdo de la OPEP lejos de recuperase se han desplomado hasta alcanzar -la cesta venezolana- el 17 de abril el irrisorio nivel de13 dólares por barril, con el cual no se cubren los costos de producción, situados en promedio cerca de 27 por barril.

Zenaida Amador (KonZ).- Según los distintos voceros del régimen venezolano, Nicolás Maduro les ha enviado mensajes a los jefes de gobierno de los países de la ahora llamada OPEP+, en especial a Arabia Saudita y Rusia, buscando consenso para retomar el camino de la cooperación en procura de una estabilidad de los precios petroleros. El mensaje es en verdad un grito desesperado, ya que el crudo venezolano, que provee cerca de 90% de los ingresos de la nación, se cotizó la semana pasada en 13,74 dólares.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- El mundo está viviendo uno de los momentos socioeconómicos más complicados de la historia. Y en este contexto, el sector petrolero. Y es que no sólo la recesión económica que se avecina es la que provoca el desplome del precio del petróleo. Hay que recordar que Rusia le dio un jaque mate al mercado provocando que el lunes 9 de marzo los precios del barril se desplomaran casi un 32%. En esos días la epidemia estaba lejos de ser lo que es hoy.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Rusia quiere castigar a los Estados Unidos y Arabia Saudita castigar a Rusia. Vladímir Putin pretende con precios bajos del petróleo hacerle difícil la vida a las empresas que en Estados Unidos explotan el shale oil. Arabia Saudita pretende que Rusia no tome ventaja en cuotas de mercado, respondiendo al desafío de Putin de no sumarse a la propuesta de la OPEP del recorte de la producción para contrarrestar la contracción de la demanda como consecuencia de la epidemia mundial del coronavirus. La rabia ha ocasionado un desplome de los precios. ¿Hay piso?

Pedro Benítez (ALnavío).- A siete años del anuncio del fallecimiento de Hugo Chávez la gran pregunta es cómo ha sido posible que Nicolás Maduro no haya caído del poder. La respuesta probablemente sea muy sencilla: se le ha subestimado. A él en lo personal y a las fuerzas que lo han sostenido.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- El plan de Fidel Castro y el poder de La Habana con el fin de echarle mano a Venezuela se encontró con el mejor aliado que jamás pudieron imaginarse: Hugo Chávez. Pero también el chavismo, y fundamentalmente el chavismo civil, entreguista y sumiso ante los Castro. Y la expresión extrema de ese plan se llama Nicolás Maduro.