konzapata.com

Pandemia

Rogelio Núñez (ALnavío).- Brasil se ha convertido en la gran preocupación en América Latina y en el mundo al transformarse en epicentro de la pandemia y por la falta de certidumbres que trasmite el presidente Jair Bolsonaro enfrentado con sus propios ministros, con los partidos y las instituciones del Estado mientras que lanza mensajes contradictorios sobre cómo combatir el virus. De forma paralela, los rumores sobre un final anticipado de Bolsonaro se suceden y la pregunta es si sobrevivirá al coronavirus y a sí mismo. Por ahora, lo cierto es que todos los cimientos que lo sostenían han ido desapareciendo.

Rosario Pericles (ALnavío).- La OMS no levantará el alerta. Porque nadie sabe qué va a pasar con el Covid-19. Nadie sabe cómo evolucionará el virus. De modo que la OMS considera que el nivel de contagio sigue siendo “muy alto”. La propagación muy alta. Lo que se teme es que el virus se quede y se convierta en una enfermedad endémica.

Nelson Rivera (ALnavío).- La pandemia no tendrá final. No puede tenerlo: le han bastado días para penetrar en cada resquicio de la vida en común y, de modo vertiginoso, tomar el control de nuestros hogares. Nos hemos encerrado con el virus. Lo hemos instalado, con cama y sofá, en nuestros pensamientos y rutinas. Es nuestra sombra y el próximo paso. Una especie de nueva medida de las cosas. El metro, el metro y medio, los dos metros. La precaución ante los demás.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Si los líderes no se ponen de acuerdo, si las contradicciones superan a los entes globales, si el canibalismo se impone en el mercado de los insumos médicos, si se da inicio a una guerra petrolera, si unos países le niegan a otros la cooperación necesaria, si se manipulan las cifras o se oculta la información verdadera, si unos creen estarlo haciendo mejor que otros, si no se coordina una estrategia mundial para enfrentar la crisis, ¿cómo se llama eso? Lo menos es desunión, egoísmo, combate. Lo de siempre, un mundo dividido, enfrentado, como si la amenaza no fuera suficiente.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Ahora viene lo más difícil para los países que acordaron sacar del mercado 10 millones de barriles diarios de petróleo. Lo más difícil es que se cumplan los acuerdos. El mercado los observa. Y la referencia son los precios que todavía se mantienen en rangos bajos y no se movieron con el anuncio del recorte. El mercado, sin embargo, pudiera estimar que hay que creerle a los Estados Unidos que fue el que instó a Rusia y Arabia Saudita a que pusieran fin a la guerra que aceleró lo que el coronavirus ya había puesto en marcha: la disminución de la demanda con la consecuencia inmediata de la caída de los precios. Estados Unidos también fue el que terminó convenciendo a México para que se sumara al pacto. Aquí hay una prueba de credibilidad para el presidente Donald Trump a quien le urge, camino de la reelección, mantener los niveles de empleo, 1,1 millones de personas, en las zonas productoras.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- La pandemia del coronavirus ocasionará una recesión económica profunda tal como lo pronostican instituciones como el Banco Mundial, Naciones Unidas y el Fondo Monetario Internacional. La historia enseña que luego de grandes depresiones vienen cambios políticos, sociales y económicos; es como si estas recesiones que ocurren cada cierto tiempo fuesen una forma de reconfigurar el sistema socioeconómico y de poder.

Caleb Zuleta (ALnavío).- El Papa Francisco llama a “recuperar la memoria”. Porque la memoria “nos va ayudar” a enfrentar esta crisis que ha generado la pandemia del coronavirus. También llama a actuar con “coherencia”. Le preocupa, dice, “la hipocresía de ciertos personajes políticos que hablan de sumarse a la crisis, que hablan del hambre en el mundo, y mientras hablan de eso fabrican armas”.

Por Redacción (KonZ).- Lo plantea Financial Times en un editorial de este martes. Señala que el estado de Venezuela “merece una consideración especial”. Pero, en medio de la pandemia del coronavirus, Donald Trump en vez de bajar ha decidido aumentar la presión contra Maduro. Dice el diario de Londres que “la administración Trump ha optado por redoblar su estrategia de ‘presión máxima’ sobre el señor Maduro. Washington lo acusó el jueves pasado de ser narcotraficante, ofreciendo una recompensa de $15 millones por su captura”. A continuación, el editorial de Financial Times.

Juan Domínguez (ALnavío).- Trump va a perder las elecciones. Y va a perder por la economía y va a perder por el sistema sanitario, y va a perder por el desempleo, y por la forma como enfrenta la pandemia del coronavirus. Trump perderá. Lo dice este Premio Nobel de economía: Joseph Stiglitz.

Por Juan Carlos Zapata (Konz).- Maduro y Delcy Rodríguez parece que tienen bajo control el coronavirus en toda Venezuela. Y si es así, por qué entonces el mismo Maduro le declara a Alfredo Serrano Mancilla que duda de este 2020 no habrá elecciones parlamentarias. El mundo que pintan Maduro y su vicepresidenta Ejecutivo es ideal. ¿Merecen un premio?

Daniel Gómez (ALnavío).-Desde las asociaciones de enfermeros y médicos venezolanos trasmiten al diario ALnavío optimismo. Recuerdan que se han hecho avances con los ministerios de Sanidad, Migraciones y Universidades. Pero también admiten que las trabas burocráticas continúan para legalizar su situación laboral. Una encuesta interna de la Asociación de Médicos Venezolanos en España reveló que apenas 30 profesionales han sido contratados para luchar contra el covid.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- El primer cambio será en el terreno de la geopolítica. Unos países saldrán fortalecidos, otros más debilitados. Se nota desde ahora la fragilidad en algunos bloques de poder y en otros el poco interés por el liderazgo. Todo esto asomará con mayor evidencia luego de que pase el coronavirus, aunque nadie sabe cuándo pasará.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Panorama desolador. El FMI no puede ocultar la emergencia mundial. Hasta el punto que ya pronostica un panorama negativo en 170 países cuando hace tres meses auguraba que al menos 160 países iban a crecer en 2020. “Experimentarán un crecimiento negativo del ingreso per cápita este año”, dice Kristalina Georgieva, directora Gerente del Fondo Monetario Internacional.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- El coronavirus es una pandemia sanitaria que puede convertirse en pandemia financiera. Ya no queda duda que el impacto del virus en la economía mundial es devastador. Ahora los expertos y el FMI piensan en los bancos. Los riesgos están allí. El shock está aquí. El FMI asoma una receta de cómo actuar desde ahora.

Caleb Zuleta (KonZ).- En China no han terminado los riesgos. Lo dice el FMI. Ni el riesgo económico ni el riesgo de que haya nuevos brotes de coronavirus. “Si bien hay señales alentadoras de normalización económica en China -la mayoría de las empresas más grandes han declarado que han vuelto a abrir sus puertas y muchos empleados locales están nuevamente en sus puestos de trabajo- persisten graves riesgos. Entre ellos, la posibilidad de que aumente el número de nuevas infecciones a medida que se reanuden los viajes nacionales e internacionales. Aunque no se produzca otro brote en China, la pandemia actual está creando riesgos económicos”.