konzapata.com

PSUV

Por Caleb Zuleta (KonZ).- Lula señala que Jair Bolsonaro no “valora la democracia”. Tampoco sus hijos. Tampoco el partido de Bolsonaro. Lula anda en campaña. Lula enfrenta a Bolsonaro. Y el libreto que sigue desde que salió de la cárcel, tiene pegada. Pero a Lula se le olvida que apoyó a Hugo Chávez, que abogó por él para que Venezuela ingresara a Mercosur, aun a sabiendas de que para Chávez la democracia tenía poco valor.

Pedro Benítez (ALnavío).- Tres masacres en sus comunidades en menos de un año es lo que han denunciado los líderes indígenas de la etnia Pemón en Venezuela. Si esto ocurriera en Chile, Colombia o Brasil sería un escándalo mundial y habría en estos momentos una campaña internacional para denunciarlo. Pero no es el caso de Nicolás Maduro que dispone del aval (o complicidad) de parte de la izquierda mundial y del aparato comunicacional del gobierno ruso.

Juan Carlos Zapata (KonZ).- Rusia quiere elecciones en Venezuela. Rusia insiste que la solución para Venezuela son las elecciones. ¿Pero cuáles son las elecciones que quiere Rusia? Rusia es pragmática. Lo acaba de demostrar el presidente Vladímir Putin en la crisis de Bolivia. A Putin le importa menos quién controle el poder mientras las relaciones con Moscú se mantengan, y las relaciones significan negocios, intereses.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- La excusa son los casos de Ecuador y Chile. Pero el mensaje es para Nicolás Maduro. Jaua, exministro, excanciller y exvicepresidente de Chávez y Maduro, ahora castigado por Maduro, pero chavista hasta la médula, escribe y señala que el silencio de los pueblos es la antesala a la protesta, al estallido social. Porque la procesión va por dentro. Es una “aparente pasividad”.

Por Orlando Zamora (KonZ).- La urgente necesidad de un cambio que detenga la destrucción del país es bloqueada por una minoría que sólo empuña el poder que acumuló tras años de estrangulamiento de las reglas del funcionamiento democrático.

Pedro Benítez (ALnavío).- Los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) regresan a la Asamblea Nacional venezolana exactamente por las mismas razones que Nicolás Maduro envió a sus representantes a la mesa de negociación de Oslo/Barbados: obligados por las circunstancias. Acostumbrado al ejercicio arbitrario y sin contestación del poder absoluto sobre Venezuela, para el chavismo es difícil de tragar el verse obligado a sentarse en el Parlamento que preside Juan Guaidó.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- John Bolton tenía razón. John Bolton lo tenía medido. Bolton decía que Maduro no era serio en las negociaciones en las que mediaba el gobierno de Noruega. Nicolás Maduro quería ganar tiempo. Maduro seguía el guion de los cubanos de ganar tiempo. Y por ello Bolton exigió en aquella reunión de principios de agosto en Lima que ya estaba bien de diálogo y era tiempo de pasar a los hechos, y los hechos iban por retirarse del poder y despejar el camino para unas elecciones libres. No había otro camino.

Zenaida Amador (KonZ).- “Nuestra Constitución contempla que las elecciones a la Asamblea Nacional deben convocarse en el año 2020, por lo que a partir del 1ro. de enero próximo, cualquier día es legal para tal fin, a menos que la Asamblea Nacional Constituyente, como expresión del Poder originario del pueblo venezolano, considere una fecha para este mismo año, si así lo orientan la evolución y las consultas que han de realizar desde la Comisión que aprobó soberanamente la Asamblea Nacional Constituyente”, así lo indica una publicación interna del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que lidera Nicolás Maduro.

Daniel Gómez (ALnavío).- “No entrarán”, afirma al diario ALnavío el eurodiputado venezolano Leopoldo López Gil. Después de que este lunes el Parlamento Europeo cerrara las puertas a la delegación de Nicolás Maduro a Estrasburgo, estos probarán suerte de nuevo. Aunque en la agenda de la Eurocámara para este martes no hay ningún espacio para ellos.

Pedro Benítez (ALnavío).- Nicolás Maduro se declara pecador. Admite las ventajas que implica el uso de facto que se está dando en Venezuela a la moneda emitida por la Reserva Federal de Estados Unidos. Ni yuanes, ni rublos, ni petros. El dólar ha vencido al socialismo del siglo XIX. La mano invisible del mercado y la lógica del capitalismo han vuelto a ganar. En su empeño por sobrevivir Maduro opta por el pragmatismo. Esto indica que dentro del régimen las cosas se mueven.

Por Caleb Zuleta (Konz).- Rafael Ramírez y Nicolás Maduro no se dan tregua. Maduro señala a la corrupción que lideró el exZar de PDVSA como la principal causa de la destrucción de la empresa, y dice que Ramírez vive en un palacete en Italia. Ramírez insiste que son Maduro y los grupos de poder los que destruyeron la industria, pues antes que gerencia, lo que hicieron fue repartirse las cuotas de poder. Esta pelea no va a terminar. Esta pelea no tiene fin.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Hacía falta que la fracción chavista regresara a la Asamblea Nacional que preside Juan Guaidó. Hacía falta verles la cara a los diputados rojos. Escucharlos respirar. Sentirlos de cerca. Seguirlos en los discursos. Tropezarse con ellos en los pasillos del Parlamento. Cruzar palabras en el hemiciclo. Mirarse a los ojos. Y lo que comenzó con un saludo parco, formal, Cómo está colega, ha dado pie a frases de mayor elaboración y contenido y también sentimiento. Todo esto indica que se están construyendo puentes. Aún no firmes. Pero al fin y al cabo, el proceso está en desarrollo. El escenario del Parlamento funciona. Ese es el escenario. Lo ha dicho Juan Guaidó. Lo ha dicho el segundo vicepresidente de la Cámara, Stalin González, que insiste en la obligatoria reinstitucionalización del país. Y lo dijo el primer vicepresidente, Edgar Zambrano, al salir de la prisión en la que lo tuvo secuestrado el régimen de Maduro por más de 100 días: Hay que hacer política de la grande.

Pedro Benítez (ALnavío).- El regreso del PSUV a la Asamblea Nacional sería una victoria para Juan Guaidó, una derrota para Diosdado Cabello y un problema para Nicolás Maduro. Para el ala radical del chavismo gobernante que encabeza Diosdado Cabello implica una derrota. Es reconocer la inutilidad de la Constituyente que hace dos años se vendió como plenipotenciaria, supraconstitucional y todopoderosa. Pues bien, ella se pierde en sus manos. Razón por la cual no es de extrañar que ya haya empezado con sus tácticas de saboteo a los planes de Maduro.

Zenaida Amador (KonZ).- La realización de un censo poblacional es una actividad normal en cualquier país. De hecho, cada 10 años se realizan para llevar un mejor seguimiento de la realidad demográfica, realizar las tareas de planificación estratégica propias de todo Estado y dar paso a respuestas que satisfagan las necesidades básicas de la sociedad. Esa es la norma general, salvo en naciones como Venezuela.

Carlos Moreno (ALN).- La esposa de Nicolás Maduro fue la encargada de aprobar el estatus político a las FARC y el ELN cuando presidía la Asamblea Nacional en 2008. El diputado Saúl Ortega, del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, fue quien presentó la propuesta, diseñada por el mismo Hugo Chávez.