konzapata.com

Represión

Zenaida Amador (ALnavío).- Ante el próximo vencimiento de la vigencia del decreto de estado de alarma, que mantiene a Venezuela en parálisis general desde el 13 de marzo como medida para contener la expansión del Covid-19, se espera que las autoridades anuncien una flexibilización de la cuarentena. Sin embargo, hay una serie de factores, más allá de la enfermedad, que parecen estar pesando en esta decisión.

Zenaida Amador (ALnavío).- Amparado en un decreto de estado de alarma emitido el 13 de marzo, Nicolás Maduro puede restringir la libertad de tránsito, los derechos a la cultura, a la educación, al deporte y de reunión para tratar de contener la expansión del coronavirus. Sin embargo, la medida ha comenzado a tomar otros matices que, más allá del tema epidemiológico, parecen encubrir una intencionalidad política del régimen venezolano.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Chávez amenazó una vez con arrasar el Este de Caracas. Su amenaza era porque en el Este de Caracas viven las clases medias y altas que siempre se le opusieron y se oponen al chavismo. Chávez fue el que dijo que se pone en marcha la operación Manuel Rosales va preso y Manuel Rosales tuvo que irse al exilio. Chávez fue el que habló de paredón para la jueza María Lourdes Afiuni. Chávez dejó que la gente gritara en un Aló Presidente, paredón para el general Raúl Baduel. Chávez condenaba. Chávez impuso el estilo. En eso lo siguen Nicolás Maduro y Diosdado Cabello.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Rafael Ramírez la designa Inquisición 2.0. Y remite al manual practicado por el régimen de Maduro con el propósito de destruir adversarios. El ex Zar de PDVSA intenta poner al descubierto una operación de la que son víctimas tanto opositores como chavistas disidentes, incluyéndose él mismo.

Por Zenaida Amador.- Es casi imposible no hacer el paralelismo entre los “Batallones de la dignidad” de Manuel Antonio Noriega y las “Cuadrillas de paz” de Nicolás Maduro. El léxico usado, el talante de las organizaciones y la coyuntura exponen las semejanzas entre la estrategia de Maduro y la de su colega panameño en su afán común por sostenerse en el poder a cualquier precio.

Por Orlando Zamora.- Al contrario de lo pensado por algunos, el terror sin pueblo no resguarda a los tiranos, es la inevitable marca o sello de salida. Se le emplea para contener y confundir a las fuerzas mayoritarias crecientes y esperanzadas en un fin que notan cada vez más cercano.

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Este quien habla es el fiscal de Nicolás Maduro. Rescatamos esta entrevista realizada por Elizabeth Fuentes el 13 de enero de 2015 cuando Tarek William Saab recién había sido nombrado Defensor del Pueblo. Vale la pena releerla. Por el juicio de la historia. ¿Qué queda de ello? Decía: “Conozco a Nicolás Maduro desde hace 20 años y sé que tiene cualidades políticas más allá de las que mucha gente pretende caricaturizar”. En aquella fecha, Fuentes tituló: “Debo dialogar con la oposición sin que me califiquen de traidor”.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Fernando Albán no la temía. Por eso regresó al país. Esto dice Henrique Capriles. Fernando no podía atentar contra su vida. Imposible que lo hiciera, señala el excandidato presidencial. “Imposible que pudiera atentar contra otra vida”. Por ello, ni estaba involucrado en el presunto magnicidio ni mucho menos que se suicidara. Señala Capriles: La versión del suicidio es una aberración.
  • 1

Por Caleb Zuleta (KonZ).- Leopoldo López enjuicia la reacción de Maduro ante el coronavirus. El problema -otro más- ya llegó a Venezuela, ¿y qué ha hecho Nicolás Maduro? Leopoldo López desde su sitio de asilo y refugio -es huésped en la residencia del embajador de España en Venezuela- enumera lo que ha hecho Maduro hasta hoy.

Zenaida Amador (KonZ).- Son momentos cruciales para la definición de la agenda político-institucional de Venezuela y eso lo saben bien tanto los opositores como el chavismo. De allí que Guaidó esté aumentando la temperatura de la calle para generar presión interna y acompasarla con la creciente presión internacional que se está ejerciendo contra Maduro. La idea es forzarlo a aceptar “una elección presidencial libre, justa y verificable”, antes de que el régimen consume su objetivo de desmontar la Asamblea Nacional en unos comicios amañados.

Por Carol Prunhuber.- Cuando en marzo de 2017 el Tribunal Supremo de Justicia disolvió la legítima Asamblea Nacional y asumió sus funciones, los venezolanos tomaron las calles una vez más. Exigían respeto a la Constitución y separación de poderes. Pero también protestaban por las carencias en su vida diaria. Las imágenes y testimonios de ciudadanos en las marchas, que circulaban a diario en prensa y redes sociales, ocupaban gran parte de mis días.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Aristóbulo istúriz fue a Santa Elena de Uairén a hablar de paz. Yo estuve ahí, dijo. Confundido con la gente. Con el pueblo. Con los estudiantes. Con los trabajadores de Guayana. Hay paz en la frontera de Brasil. La verdad es que la paz de Aristóbulo Istúriz es de mentira. Es de propaganda. Peor. Es la de aquellos que intentan ocultar la tragedia. Una masacre. La represión.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nicolás Maduro ya no puede ser más poderoso de lo que es. Llegó al límite. Nicolás Maduro, hay que reconocerlo, tiene instinto, tiene olfato de poder, y se ha mantenido en el poder, y ha purgado a aliados, y ha sometido a las fuerza opositoras varias veces consecutivas. Maduro es consciente, sin embargo, de que ese poder no es estable, y cuando cree que estabiliza la nave, los vientos cambian, y otra vez y de nuevo, tiene que ejercitarse en otras maniobras. Este es el caso actual.

Por David Placer.- La obra 26 crímenes y una crónica ¿Quién mató a la resistencia en Venezuela? es utilizada por los organismos internacionales para investigar la peor ola represiva de los últimos 20 años. O sea, la de 2017 bajo el gobierno de Maduro.