konzapata.com

Rómulo Betancourt

Maryhem Jiménez (ALnavío).- Ningún pronóstico hecho durante la mal llamada IV República hubiese sido capaz de advertir la dimensión de la tragedia que padece Venezuela. Sentir desesperanza, miedo, duda, rabia, dolor e impotencia está más que justificado, sobre todo al presenciar como el autócrata sin pudor alguno destruye al país. Ante esta situación es urgente retomar viejas y nuevas interrogantes con el propósito de alimentar el debate sobre el inicio y la salida de la crisis venezolana.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Llegó el momento de la organización. Juan Guaidó ha llamado para este fin de semana a la organización de toda aquellas personas que se registraron con el fin de participar en calidad de voluntarios en la operación de la ayuda humanitaria. ¿Pero basta con esto? ¿Hay que esperar a que caiga el régimen?

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Primero que es verdad que hay contactos directos con militares. Y esto lo han reconocido líderes de la oposición. Los contactos son al más alto nivel. Ya no se trata de la conspiración clásica. Porque en estos momentos, los puentes de transmisión han avanzado en la calidad de los acercamientos. Es la negociación de las garantías y la amnistía lo que está en marcha. Y lo que debe operar es que los oficiales de la Fuerza Armada involucrados en estos asuntos, tengan éxito en la comunicación hacia sus colegas de armas.
  • 1

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nicolás Maduro quiere el apoyo de la OPEP, teniendo la comunidad internacional en contra, que no lo reconoce, que lo llama tirano y, de paso, reconoce a Juan Guaidó como Presidente. Maduro quiere que la OPEP haga una declaración política. Pero olvida un aspecto clave.