konzapata.com

Rusia

Daniel Gómez (ALnavío).- Roszarubezhneft es una petrolera con 4.100 millones de dólares de capital autorizado que se constituyó el pasado sábado en Rusia. Justo el mismo día en que Rosneft anunciaba la venta de las operaciones en Venezuela. La prensa de Rusia está relacionando ambas operaciones. Mientras, fuentes petroleras advierten al diario ALnavío que esta operación de Rosneft y Rusia es “todo un show”.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Rosneft anunció que abandonaría Venezuela. El aviso provocó reacciones inmediatas de analistas y expertos. Rosneft aclara que ciertamente se retira de Venezuela porque traspasa los intereses que mantiene en el país a otra empresa propiedad directa del gobierno ruso. ¿Qué hay detrás de esta maniobra?

Zenaida Amador (KonZ).- Las gestiones de Nicolás Maduro para lograr la flexibilización de las sanciones internacionales en su contra se ven truncadas con las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra él y 14 allegados al régimen. El cerco no sólo se sostiene, sino que se recrudece, sin importar los argumentos humanitarios a los que apela Maduro a propósito del brote del Covid-19. Ni hablar de sus búsquedas de financiamiento.

Daniel Gómez (ALnavío).- “No podemos permitir que las cuentas políticas se interpongan en el camino de salvar vidas. Es hora de la solidaridad mundial”, dice el comunicado que presentaron este jueves ante la ONU Rusia, China, Irán, Siria, Cuba, Nicaragua, Corea del Norte y Venezuela.

Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- El mundo está viviendo uno de los momentos socioeconómicos más complicados de la historia. Y en este contexto, el sector petrolero. Y es que no sólo la recesión económica que se avecina es la que provoca el desplome del precio del petróleo. Hay que recordar que Rusia le dio un jaque mate al mercado provocando que el lunes 9 de marzo los precios del barril se desplomaran casi un 32%. En esos días la epidemia estaba lejos de ser lo que es hoy.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Maduro hizo mal todo el procedimiento en la solicitud de los 5.000 millones de dólares al FMI. El organismo le dijo no. El argumento principal fue la legitimidad de Maduro. Este lo sabía. De modo que ahora se considera que la iniciativa de Maduro es más para hacerse víctima y sacar partido mientras la crisis avanza. ¿Es posible esto?

Moris Beracha (ALnavío).- Un solo hecho inesperado, un imponderable que nadie imaginó que podía desatar el terror colectivo, está arrasando con las expectativas positivas de crecimiento que se tenían con las principales economías mundiales.

Daniel Gómez (ALnavío).- El embajador de Rusia en EEUU, Anatoly Antonov, se reunió este lunes con el hombre que firma las sanciones en Washington, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. El tema principal fue el desplome de los precios del petróleo, pero también hablaron de Venezuela. ¿Cuál fue el punto central de las conversaciones?

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- “No se preocupen”, escribió el embajador de Rusia en Venezuela, Sergei Melik-Bagdasarov, al hacerse público el anuncio de que Rosneft salía de sus operaciones en la Faja del Orinoco. “Se trata de un traspaso de los activos de Rosneft al Gobierno de Rusia directamente”, complementó el embajador con el fin de calmar dentro y fuera del régimen de Maduro. “Seguimos juntos en adelante”, señaló en muestra clara del apoyo de Moscú a Nicolás Maduro. Pero, por más que explique lo que explique el diplomático, el mal ya está hecho. El que menos se beneficia es Maduro.

Pedro Benítez (ALnavío).- El gobierno del Partido Comunista chino pretende ahora presentarse como el salvador del planeta enviando material médico y especialistas a las zonas más afectadas por la pandemia que se originó en su territorio y que se descontroló por sus propias decisiones. En esta estrategia están secundados, y no por casualidad, por Cuba y Rusia. Otra argucia es presentarse como víctima de “Occidente”; en esta ya lo acompañan el Irán de los ayatolas y la Venezuela de Nicolás Maduro. Es una operación política a gran escala donde las dictaduras pretenden lavarse la cara y que se olviden sus culpas.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- ¿Por qué cayeron los precios petroleros? En primer lugar, porque la expansión del coronavirus contrajo la demanda. Segundo, porque la OPEP liderada por Arabia Saudita no logró convencer a Rusia de un acuerdo de recorte de producción. Tercero, porque Rusia y Arabia Saudita se enfrascaron en una guerra petrolera, ya que los intereses de Moscú y Riad no coinciden: Rusia no pretende ceder más cuota de mercado a los productores de petróleo de esquisto de los Estados Unidos, y en el propósito de este plan, no le conviene un precio alto del crudo. Rusia dice que tiene fondos para resistir, 170.000 millones de dólares. Arabia Saudita en situación distinta prefiere una banda de precios más altos, o al menos conjurar las amenazas del mercado. ¿Pero qué pasó? ¿Y qué pasará en Venezuela?

Daniel Gómez (ALnavío).- “Un caso absolutamente atroz”, dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, sobre la negativa del FMI de prestarle 5.000 millones de dólares a Nicolás Maduro. También criticó que el gobierno de Donald Trump siga pensando en sanciones contra el régimen en Venezuela en tiempos de pandemia. Mientras, Rusia sigue sin brindarle apoyo financiero a Maduro.

Daniel Gómez (ALnavío).- El gobierno de Putin no le presta dinero a Maduro. Pero sí que le abre las puertas del espacio. Este miércoles Rusia anunció un acuerdo de cooperación con Venezuela para “explorar y usar el espacio ultraterrestre con fines pacíficos”.

Pedro Benítez (ALnavío).- Desde que se detectó en la ciudad china de Wuhan estaba claro que la epidemia de coronavirus tendría consecuencias económicas y políticas aunque no se podía prever la magnitud. Nunca es posible predecir con exactitud el curso de los acontecimientos humanos, pero sí se pueden identificar actitudes que suelen repetirse en la historia. Por ello se pueden predecir con seguridad dos cosas: el mundo no se va a acabar y la política no se va a parar.

Pedro Benítez (ALnavío).- Las circunstancias no le dan tregua a Nicolás Maduro. La guerra de precios del barril de petróleo entre Rusia y Arabia Saudita puede ser una amenaza más potente para su poder sobre Venezuela que las sanciones comerciales de la Casa Blanca. ¿Puede Maduro sobrevivir esta vez?