konzapata.com

Sebin

Por Juan Carlos Zapata (KONZ).- Nadie lo defiende. Ni siquiera su primo Rafael Ramírez que le gusta escribir sobre los más de 100 petroleros presos en las cárceles del régimen de Maduro. No habla de él, tampoco, el chavismo que combate a Maduro. Y si no lo hacen estos, menos la oposición.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- A Cilia Flores no se le ha escapado ningún detalle. La esposa de Nicolás Maduro conocía las operaciones de sus hijos. El tren de vida. Las relaciones y los nexos con Alex Saab. A Cilia Flores no podían escapársele esos “detalles”, porque ella lo conoce casi todo, interesada como es por los informes de inteligencia y por otras cosas más.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- A Maduro le queda eso. El terror. Que tampoco es que sea un elemento nuevo en el esquema que lo sostiene en el poder. Por ello este miércoles anuncia que será implacable contra la oposición si intentan derrocarlo. “Seríamos implacables”. La verdad es que Maduro parece un hombre acorralado. Porque hasta en su propia casa se conspira con él.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- El régimen de Maduro persigue diputados de la oposición, y los mete presos, y los tortura, y los desaparece, y los obliga al asilo y al exilio. El régimen de Maduro mete preso al jefe de Despacho de Juan Guaidó. El régimen de Maduro cerca a Juan Guaidó. Intenta desmantelar todo su aparato operativo. Y mucho más. Intenta quitarle hasta el oxígeno.

Zenaida Amador (ALnavío).- Nicolás Maduro ha arremetido contra Juan Guaidó en varias ocasiones en lo que va de año, pero no se ha atrevido a encarcelarlo debido a los costos asociados a una acción de esta naturaleza. Sin embargo, desde sus filas vienen trabajando para desmoronar el piso político de Guaidó, tratando de acabar con la Asamblea Nacional que, de paso, es el único poder público independiente y la única institución venezolana cuya legitimidad tiene pleno reconocimiento internacional.

Pedro Benítez (ALN).- En los últimos días Diosdado Cabello ha vuelto al centro de la escena del drama venezolano. Está disfrutando su protagonismo como juez, policía y verdugo de los diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela con su control de la policía política, y desde su programa de televisión pretende imponer la estrategia del miedo y la desesperanza en la población. Incluso se está dando el lujo de eclipsar a Nicolás Maduro.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Más revelaciones. En esta parte que se publica hoy, el exjefe del Sebin, general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, le señala a su interlocutor, Profe JP, desde cuándo, quiénes estaban y cómo se montaba la operación para sacar a Maduro del poder. Hay pistas sobre la identidad de Profe PJ. ¿Es un viejo militar?

Juan Carlos Zapata (ALN).- ¿Qué pasa en Venezuela? El régimen de Maduro aumenta la escalada. Maduro va por Juan Guaidó y su equipo. Ya conocido el informe de Michelle Bachelet sobre la cruda realidad de la violación de los derechos humanos, ¿qué se puede esperar? Lo primero es el allanamiento y segura detención de los diputados Roberto Marrero y Sergio Vergara. Marrero es el jefe del Despacho de Guaidó. No hay persona más cercana a Guaidó en estos momentos. El régimen avisa al Presidente Encargado que ya va por él.

Daniel Gómez (ALnavío).- No sólo es el régimen de Nicolás Maduro el que persigue, roba y mata. Es Nicolás Maduro. Es su familia. Así lo dice el general que se le fue, Cristopher Figuera, en las conversaciones mantenidas con ALnavío, también en las filtraciones publicadas por este diario, y más recientemente, en las entrevistas concedidas a la prensa internacional. Y es que lo dicho por Figuera bien podría conformar un expediente contra Maduro.

Pedro Benítez (ALnavío).- Por sus obras los conoceréis, reza el Evangelio. Para saber el auténtico motivo de la visita a Venezuela de Michelle Bachelet basta con revisar su informe del pasado 20 de marzo de 2019 ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Para conocer la opinión que Nicolás Maduro tiene sobre la actual labor de la expresidenta chilena sólo hay que recordar todas las trabas que le ha puesto a esta visita.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Nada ha terminado allá en el seno del poder del madurismo. Una estructura partida como el corazón partío. Pues mientras más se indaga más se constata de la concreta participación de los altos mandos militares, de los altos y elevados jueces, de los encumbrados boliburgueses, y de ahí, en el mismo plano y más hacia abajo, una línea de oficiales militares y fichas civiles. No ha terminado ese 30 de abril. No ha terminado esa madrugada de la liberación de Leopoldo López y la huida del jefe del Sebin, Manuel Cristopher Figuera. No han terminado inclusive los rumores. No han terminado los recelos. Y las miradas que acusan y preguntan hasta dónde, hasta qué punto, en realidad, este alto jefe militar, este elevado magistrado, estaban involucrado.

Ysrrael Camero (ALN).- Venezuela parece encontrarse hoy en una disyuntiva, que pasa por las acciones u omisiones de las fuerzas militares. Se desprenden dos posibles escenarios a partir de acá, y ambos comprometen el futuro de la Fuerza Armada como institución.

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Antonio Ledezma lo afirma sin duda alguna. El régimen de Nicolás Maduro es insostenible. “Es una estructura en proceso de implosión”. Al mismo tiempo, señala, el proceso del fin de la usurpación, es indetenible. Los hechos de hace una semana. El movimiento del 30 de abril, llevan al Alcalde Metropolitano de Caracas en el exilio, a enumerar varios factores. 10 en total.

Pedro Benítez (ALN).- La comunidad democrática internacional comienza a conocer la lógica con la que opera el régimen de Nicolás Maduro. Mentir y engañar invariablemente. Mostrar debilidad cuando más fuerte se siente y fuerza cuando sabe que está más débil. El arte de la guerra. Actuar de la manera más despiadada. Llevar a situaciones límite. Amenazar y secuestrar para desde esa posición aparentar que negocia. Es lo que Maduro se dispone a hacer dando un golpe de fuerza y desafiando abiertamente a las democracias del mundo.

Zenaida Amador (ALN).- Juan Guaidó sabe que su vuelta al país es una nueva medición de fuerzas con Nicolás Maduro. Él es el centro de la atención global, es reconocido por buena parte de la comunidad internacional como el presidente legítimo de Venezuela y está al frente de la cruzada por restaurar la democracia en la nación. En esencia, es la esperanza de un cambio que Maduro quiere anular. El riesgo es alto, especialmente tras las últimas muestras de radicalización de Maduro, quien ya no pierde tiempo en el cuidado de las formas a la hora de tratar de alcanzar sus objetivos.