konzapata.com

Tribunal Supremo de Justicia

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Entraron a saco. Porque van por el botín. Como dijo Napoleón Bonaparte: Soldado, lo que no tienes lo tiene el enemigo. Y allí está la Junta Interventora de Multinacional de Seguros. Tomándolo todo. Queriéndolo todo. Convirtiendo el grupo de Tobías Carrero en botín de guerra. Porque en tiempos de chavismo los hechos son guerra, batallas, trinchera, conflicto, enemigo, tierra arrasada, y hasta holocausto, que en eso se traduce el éxodo y el exilio para millones de venezolanos.

Por Caleb Zuleta (KonZ).- Antonio Ledezma lo dice muy claro hoy en Madrid. Señala que ve “posible” que el régimen de Maduro la emprenda de manera directa contra Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y Presidente Encargado. Ledezma considera que el régimen pueda arrestarlo y también matarlo.

Zenaida Amador (ALnavío).- El régimen de Nicolás Maduro empuja con fuerza la agenda electoral. El objetivo es hacerse de la única institución democrática que prevalece en Venezuela, la Asamblea Nacional (AN), y para eso echará mano de todos los recursos que le garanticen unos comicios a su medida, ante lo cual Juan Guaidó pretende impulsar formalmente el cambio de autoridades del Consejo Nacional Electoral. Esta nueva prueba de fuerzas pudiera dar lugar a dos entes electorales en Venezuela.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- El caso del banquero venezolano Víctor Vargas Irausquín adquiere otra dinámica. Las acusaciones están a la orden del día. El Banco Central de Curazao quiere poner orden en la jurisdicción y el banquero casa un duelo de alto riesgo.

Pedro Benítez (ALnavío).- El regreso del PSUV a la Asamblea Nacional sería una victoria para Juan Guaidó, una derrota para Diosdado Cabello y un problema para Nicolás Maduro. Para el ala radical del chavismo gobernante que encabeza Diosdado Cabello implica una derrota. Es reconocer la inutilidad de la Constituyente que hace dos años se vendió como plenipotenciaria, supraconstitucional y todopoderosa. Pues bien, ella se pierde en sus manos. Razón por la cual no es de extrañar que ya haya empezado con sus tácticas de saboteo a los planes de Maduro.

Zenaida Amador (KonZ).- “Nuestra Constitución contempla que las elecciones a la Asamblea Nacional deben convocarse en el año 2020, por lo que a partir del 1ro. de enero próximo, cualquier día es legal para tal fin, a menos que la Asamblea Nacional Constituyente, como expresión del Poder originario del pueblo venezolano, considere una fecha para este mismo año, si así lo orientan la evolución y las consultas que han de realizar desde la Comisión que aprobó soberanamente la Asamblea Nacional Constituyente”, así lo indica una publicación interna del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que lidera Nicolás Maduro.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Tanto se habló en Noruega. Tanto se avanzó. Y por tanto se espera que se siga avanzando. Porque Oslo no ha muerto. El proceso sigue abierto, y ocurrió lo que anticipamos. Que en el momento que se abordara el tema de las elecciones con Nicolás Maduro en el poder, el juego se iba a trancar. Pese a ello, la opción se mantiene.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo que hay que preguntarse de entrada es si el gobierno de Nicolás Maduro se encuentra en mejores condiciones para salir airoso del reto que le ha planteado el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. A simple vista parece un gobierno consolidado que tiene al frente a una oposición sin fortalezas. Pero las apariencias engañan.
  • 1

Por Daniel Calzadilla (KonZ).- En Venezuela se deben fortalecer las instituciones en el marco de la legalidad constitucional. Recuperar la democracia para construir un verdadero Estado de derecho con entendimiento democrático de todos los factores políticos. El país cuenta con una sola institución legítima, la Asamblea Nacional, electa en 2015. Pero el régimen de Nicolás Maduro, con actuaciones políticas fuera del orden jurídico, ha tratado de desaparecer la representatividad legítima de AN.

Por José Manuel Rotondaro (KonZ).- El Tribunal Supremo de Justicia ha demostrado repetidamente que es un simple instrumento para el logro de propósitos interesados, sin importar la legalidad o la justicia. El amparo concedido a un grupo de “clientes” del Banco del Orinoco NV el 3 de octubre es otro ejemplo, pero en este caso en beneficio de una persona particular, el banquero Víctor Vargas Irausquín.

Pedro Benítez (ALnavío).- A dos años y dos meses de la cuestionada instalación la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela descansa el sueño eterno. No es noticia y nadie la extraña. Se la presentó en 2017 como el Poder Constituyente Originario, supraconstitucional y plenipotenciario, pero no puede ni designar a los rectores del Consejo Nacional Electoral y Nicolás Maduro que fue el promotor ni la toma en cuenta.

Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Juan Guaidó los tiene locos. Tiene locos a Nicolás Maduro y al entorno de Maduro. No encuentran cómo liquidarlo. Ahora Maduro se inventa una investigación por traición a la patria por un supuesto plan de entrega del territorio Esequibo a Guyana. A Maduro lo tiene loco que se le viene encima un nuevo expediente en la ONU. Por ello reacciona. Como lo sabe hacer. Con la mentira. La historia verdadera es esta.

Zenaida Amador (ALnavío).- El mensaje que lanzó Juan Guaidó alertando al mundo sobre la intención de Nicolás Maduro de disolver la Asamblea Nacional parece haber contenido una arremetida mayor contra la única institución legítima que queda en pie en Venezuela. El régimen reditó el esquema aplicado desde 2016, el de ir aplastando poco a poco al Parlamento, apelando a la persecución de diputados y a las amenazas.

Zenaida Amador (ALN).- En una sesión cargada de acalorados discursos y consignas revolucionarias, los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro aprobaron la remoción de la inmunidad parlamentaria de Juan Guaidó, a fin de que pueda avanzar un juicio penal en su contra y que finalmente vaya preso o, como llegaron a gritar en la sesión, enfrente el “paredón”. Se trata de un nuevo intento ilegal del régimen de Maduro por anular políticamente a Guaidó y así cerrar los últimos resquicios democráticos que quedan en el país.