konzapata.com

Venezuela

José Guerra (ALnavío).- Con el país paralizado por la pandemia el consumo se ha reducido drásticamente pero tampoco se pueden movilizar los alimentos desde los centros productores hacia las plazas de consumo y ese va a ser un asunto que concentrará la atención en los próximos días. Preparémonos: la crisis de la gasolina está aquí.

Daniel Gómez (ALnavío).- Irán sale en defensa de Nicolás Maduro. Sayed Abbas Mousavi, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo este viernes que las acusaciones de Estados Unidos contra el régimen en Venezuela hacen prever “un golpe de Estado para derrocar o invadir un Estado independiente”.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Impensable un titular como este hace apenas unas semanas. Impensable que la propuesta provenga de una de las figuras que más oposición le han hecho al régimen de Nicolás Maduro dentro de Venezuela, en Colombia, en América Latina y España. Se trata del expresidente colombiano, Andrés Pastrana. “Si hay algún enemigo de Maduro reconocido nacional e internacionalmente soy yo”, reconoce, y es eso lo que le confiere autoridad para hacer el llamado al gobierno de Iván Duque.

Daniel Gómez (ALnavío).- Nadie duda que el régimen destruyó Venezuela. Por eso los cinco políticos venezolanos consultados por el diario ALnavío coinciden en que prestarle dinero a Nicolás Maduro para combatir la pandemia sería una irresponsabilidad. ¿Pero qué se puede hacer? El exministro Carlos Tablante tiene una propuesta: tender puentes entre Guaidó y Maduro. “Son necesarios”, dijo. “El asunto está en que tiene que haber una bisagra y esto les corresponde a los organismos internacionales”.

Zenaida Amador (ALnavío).- Sin atender el pliego de propuestas del empresariado venezolano, donde recomendaban flexibilizaciones y garantías para remontar la parálisis general de actividades impuesta por las propias autoridades, más las otras secuelas que dejará la pandemia del coronavirus, el régimen de Nicolás Maduro decidió recargar en el sector privado las primeras medidas económicas dictadas cuando se cumple la primera semana de cuarentena general en el país.

Daniel Gómez (ALnavío).- El gobierno de Putin no le presta dinero a Maduro. Pero sí que le abre las puertas del espacio. Este miércoles Rusia anunció un acuerdo de cooperación con Venezuela para “explorar y usar el espacio ultraterrestre con fines pacíficos”.

Fernando Mires (KonZ).-La pandemia ha sido también una fiesta para muchos políticos. En Venezuela, mientras Nicolás Maduro, con una mascarilla digna de Jesse James poco antes de asaltar un banco, instaba a fabricar tapabocas artesanales, Juan Guaidó dictaba medidas de gobierno que nunca podrá cumplir pues no tiene cómo.

Enrique Vélez (ALnavío).- En agosto de 1995, Don Felipe de Borbón y Grecia, en ese momento Príncipe de Asturias y actualmente Felipe VI, Rey de España, visitó Venezuela. Por una invitación de su amigo personal, el ingeniero Lorenzo Mendoza Giménez, presidente ejecutivo de Empresas Polar, una de las compañías privadas más importantes del país, se le organizó una visita familiar a la Gran Sabana. Todo fue de maravilla. Pero al regreso se enteraron de una noticia lamentable. ¿Cuál fue?

Ysrrael Camero (ALnavío).- En momentos en que la opinión pública mundial se encuentra enfocada en la respuesta de los gobiernos a la pandemia global del coronavirus, William Barr, fiscal general de los Estados Unidos, anuncia la presentación de cargos criminales contra Nicolás Maduro y otros altos personajes del entorno de su régimen, llegando a ofrecer altas recompensas a quienes contribuyan a su aprehensión. ¿Cómo ha de ser leído este paso? ¿Qué consecuencias políticas reales tiene este anuncio en Venezuela? ¿Acerca un cambio político democratizador o contribuye a consolidar el autoritarismo? ¿Obedece esta decisión a factores internos de la política del gobierno de Trump?

Por Caleb Zuleta (KonZ).- Cuando el Senado de los Estados Unidos apruebe hoy el paquete de estímulo fiscal de Donald Trump, estará dándole curso al plan más grande de la historia de esa gran potencia desde la Segunda Guerra Mundial, dice el exministro de Cordiplan y expresidente del Banco Central de Venezuela, Miguel Rodríguez. La guerra contra el coronavirus así lo reclama, señala.

Ezio Serrano Páez (KonZ).- La pandemia otorga legitimidad al uso de la fuerza para el control social. Esto ocurre porque el poder se enmascara legítimamente bajo la forma del bien común (la salubridad del país). No sólo el coronavirus; el poder también sufre una mutación, se convierte en poder de hecho, poder a secas.

Ysrrael Camero (ALnavío).- A pesar de lo que muchos dicen, las cifras no hablan por sí solas, dicen aquello que les preguntemos. Así ocurre con los números de la pandemia del coronavirus. Extendida por todos los continentes y afectando a todas las latitudes, en mayor o menor medida, presenta una muy alta tasa de contagio y baja de letalidad. El número que más crece es el de los recuperados, asomando el rostro certero de nuestra supervivencia como civilización, superaremos este trance, pero lo haremos transformados. No seremos los mismos.

Por Juan Pablo Olalquiaga (KonZ).- El coronavirus no toma a Venezuela por sorpresa, pero sí la encuentra en una situación de extrema fragilidad. El país no sólo tiene carencias de insumos médicos y servicios hospitalarios, sino que también escasean el agua y el jabón.

Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Venezuela pasó, de pronto, de tener cero casos de coronavirus a montarse en tres días en 17. La sospecha es que o Maduro mantenía en silencio los primeros casos -y sigue manteniendo otros en secreto- o la epidemia se está propagando demasiado rápido. El hecho cierto es que el miedo entre los venezolanos tiene componentes adicionales a los del resto del mundo.

Zenaida Amador (ALnavío).- Justo cuando la oposición venezolana comenzaba a recuperar el ímpetu de la protesta ciudadana, la posibilidad de que el Covid-19 esté en el territorio nacional llevó a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, a reprogramar su agenda de protestas. Ya previamente Nicolás Maduro había ordenado la suspensión de “aglomeraciones” de personas en sitios públicos como una medida preventiva, mientras aseguraba que en el país no había reportes del coronavirus. La pugna pasa a otro terreno mientras los venezolanos esperan soluciones.