konzapata.com

Maduro le paga a Cuba la conspiración para que Chávez lo dejara en el poder

martes 21 de enero de 2020, 15:02h
Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- No hay nada nuevo en el anuncio de Maduro sobre la participación del embajador de Cuba en decisiones de gobierno. Lo nuevo es que Maduro lo haya anunciado. Lo haya dicho y lo haya ordenado. Que las puertas de los ministerios deben abrirse para el diplomático, no es más que el reconocimiento de una realidad. Ya ocurre. Viene ocurriendo desde los tiempos de Hugo Chávez. Y no sólo con el embajador. Con funcionarios de toda índole. Consulta tras consulta en Caracas. Y si no en Caracas, consultas repetidas en La Habana.
Maduro paga el empujón definitivo de Fidel y Raúl Castro / Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba
Maduro paga el empujón definitivo de Fidel y Raúl Castro / Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

Que el embajador de Cuba en Venezuela tenga puerta franca en los ministerios no es nada comparable con lo que ya no es secreto. Que el poder de Cuba tuvo palabra decisiva en la escogencia de Nicolás Maduro como sucesor de Hugo Chávez. Allí está el meollo del asunto. Es Maduro pagando el empujón definitivo de Fidel Castro y Raúl Castro para derrotar las aspiraciones de Diosdado Cabello y Rafael Ramírez.

¿Y quiénes conformaban el anillo protector de Hugo Chávez? ¿No eran acaso cubanos? Y eran los más cercanos al anillo del poder. ¿Dónde estaban? Donde estuviera Chávez. Por donde se desplazara el poder. Eran sus ojos. Sus oídos. Y eran los ojos y los oídos de Fidel Castro.

Cuando Hugo Chávez designó a Maduro canciller, las reuniones estratégicas se hacían en La Habana. ¿Y quiénes participaban en esos encuentros? Maduro, Fidel Castro, Chávez y Julio Montes como testigo, con quien hablé sobre el tema. ¿Puede sorprender ahora lo que dice Maduro?

Lo mismo pasa ahora con Nicolás Maduro. Vale recordar que en aquel audio en el que aparece Mario Silva despotricando contra Cabello y el entorno de Cabello, y despotricando de Maduro, del Maduro del pajarito que era Chávez reencarnado, el interlocutor era un coronel cubano de nombre Aramis. O sea, desde arriba y hasta abajo, los cubanos han sido, desde más de una década, factores de consulta obligatoria. No puede olvidarse tampoco que el anillo de seguridad de Maduro lo integran cubanos, que son ojos y oídos, y correos de La Habana. ¿Y quiénes le dijeron a Maduro que se mantuviera firme el 30 de abril de 2019? Los cubanos. Otro oficial, cuyo nombre de espionaje es Aldo, no anticipó la conspiración de 30 de abril, y eso le costó el puesto en Caracas.

En PDVAL, cuando se pudrieron los miles de toneladas de alimentos, ¿a quién se señalaba? A una funcionaria cubana, Bárbara Castillo Cuesta, que estaba encargada de las decisiones de qué se compraba, cuánto y dónde. Se pudrieron en 2010, en aquella PDVAL- PDVSA de Rafael Ramírez y Hugo Chávez, más de 100.000 toneladas de alimentos. Los empresarios del sector que conocieron a Bárbara Castillo Cuesta la recuerdan como una mujer que mandaba de verdad, y de ella la orden de importar volúmenes que ni en Cuba ni en Venezuela estaban en capacidad de manejar por falta de experiencia y logística. Pero Cuba mandaba y había que obedecerla. Ese caso pasaría a la historia como Pudreval. No hubo responsables, se recordará. ¿Y cómo?

¿Son “soldados” o “médicos” los 20.000 cubanos que están en Venezuela?


Leer más

Y allí está las misiones. La cantidad de dinero gastado en las llamadas misiones cubanas. Y la forma como actúa el jefe de las misiones en Venezuela, Julio García, es la de un personaje con poder. De tal forma que se atrevió a decir en abril de 2019, que los 20.000 médicos cubanos que operan en Venezuela son “soldados” dispuestos a “defender a Venezuela de cualquier agresión externa”. Aquí hay que cambiar Venezuela por Maduro. A eso se refiere. Y lo que dice no puede traducirse de otra manera. Es la injerencia interna. Amparada por Maduro y la coalición que gobierna con él.

Más abajo, en la Misión Vivienda, la adjudicación de apartamentos era controlada en buena parte por funcionarios cubanos. Por lo menos hasta 2016 ocurría así. Hacían el censo. Medían las necesidades. Interrogaban al beneficiario. Y recomendaban. Esto demuestra que están en todas partes. En los anillos altos del poder, y en las instancias medias y bajas. En los ministerios. En los cuerpos de seguridad. En las notarías. En el sistema de compras. ¿De dónde vino la idea de bolipuertos? ¿Acaso son inocentes las visitas que hacía a Caracas el comandante Ramiro Valdés, el hombre de los servicios de seguridad de Cuba?

Nicolás Maduro se entrega a Raúl Castro y a Cuba para la reconquista regional


Leer más

En Caracas se tejen operaciones políticas. Se tejían con Chávez y con el embajador de Cuba y otros enviados de La Habana. Y cuando no era en Caracas, los encuentros se producían en La Habana con Chávez vivo y con Fidel Castro vivo. Eran muchos los recuerdos que en ese sentido conservaba Julio Montes, el primer embajador de Chávez en La Habana. Cuando Hugo Chávez designó a Maduro canciller, las reuniones estratégicas se hacían en La Habana. ¿Y quiénes participaban en esos encuentros? Maduro, Fidel Castro, Chávez y Julio Montes como testigo, con quien hablé sobre el tema. ¿Puede sorprender ahora lo que dice Maduro?

El que debiera decir algo es el general Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, miembro del Consejo de Ministros, y quien se llena la boca discurseando sobre soberanía, patria, independencia, y Venezuela libre. Otro general me dijo anoche:

Por qué Evo Morales será más peligroso que antes si regresa al poder en Bolivia


Leer más

-Sería interesante revisar el concepto de soberanía en el que se manejan Padrino López y Nicolás Maduro; porque en un consejo de ministros se ventilan temas sensibles que sólo son de interés del país. ¿Qué pensarán en la Secretaría de Defensa de la Nación? En una reunión la semana pasada, con la promoción de oficiales del ejército 2012, compañeros de los integrantes de la operación Aurora, allí a varios altos oficiales entre los que se cuentan el almirante Remigio Ceballos, el mayor general Rodríguez Cabello, y otros del alto mando, les hablaron de patriotismo y soberanía. Ahora qué dirán de esto que ha dicho Maduro pero que ellos conocen de sobra.

El libro Los Ricos bobos de Juan Carlos Zapata ya está disponible en Amazon y Kindle


Encuentralo Aquí